Tropas de Israel en el SinaíNo voy a decir que exista un pacto de silencio al respecto, pero si puedo indicar que a nivel de servicio de inteligencia “lo del Yom Kippur”, todavía duele en Israel. De hecho en algunas charlas informales durante mis estancias en aquel país con personas directamente implicadas en el conflicto que voy a abordar mi postura era clara y concreta. En una situación como la que vive de forma constante el estado de Israel, es imposible el hablar de una fase de rutina, que inexorablemente conduce a exceso de confianza, presumir comportamientos del potencial enemigo y aumenta exponencialmente el riesgo de cometer errores. Mis amigos hebreos siguen manteniendo la existencia de esta fase. No hay nada como un buen ejemplo, y aquello fue el conflicto del Yom Kippur.

Cómo se podrá extraer como una de las conclusiones de tan estrepitoso fracaso de un servicio de información, no es solo hablar de la autosuficiencia del estado judio, sino que se ignoraron por completo un tipo de señales a las que hoy más que nunca los ejércitos están dando mucha importancia, las HUMINT

En principio la inteligencia de ese pequeño conflicto bélico captó la capacidad del combatiente árabe, su dominio de una tecnología bélica avanzada (por regla general al árabe siempre se le ha tenido por un ser incivilizado en todos los aspectos) y que el que finalmente las fuerzas israelíes lograran el estrangulamiento de la cabeza de puente del III ejército fue fruto de la experiencia y la iniciativa, y los árabes pueden ganar la una y desarrollar la otra con el tiempo.

De hecho fue un auténtico shock para los israelíes el conocer que un factor decisivo de los éxitos sirios y egipcios lo constituyó el dominio alcanzado por estos de la tecnología bélica, muchos autores de hecho lo asemejan al trauma sufrido por el pueblo americano cuando los soviéticos fueron los primeros con el sputnik en poner un objeto en órbita terrestre.

Si una derrota causada por un fallo catastrófico de inteligencia como el de Pearl Harbour, puede provocar en una nación la reforma de sus asuntos de inteligencia, paradójicamente, una gran victoria ayudada de una inteligencia brillante pueden conducir a la  autocomplacencia y al desastre, y esto es lo que le ocurrió al estado judío. No el fracaso del IDF, sino de sus servicios de inteligencia en los acontecimientos del Yom Kippur, pasando a ser uno de los grandes modelos de lo que nunca se debe hacer.

 

Hugo Chávez en el “balcón del pueblo” del Palacio de Miraflores, celebrando su nueva victoria electoral.Algunas reflexiones sobre la situación política venezolana, tras la nueva victoria electoral de Hugo Chávez.

Por seis años más Hugo Chávez dirigirá el destino de los venezolanos. ¿Cómo logra mantenerse en el poder?, ¿qué planes tiene para someter a la oposición, claramente fortalecida?, ¿cómo abordará las relaciones internacionales en el futuro?, ¿cómo serán las relaciones con Colombia?, ¿Qué influencia tendrá Hugo Chávez en las conversaciones de paz que inician en nuestro país?, este es el tipo de preguntas a las que los analistas políticos pretenden dar respuesta, en ocasiones dejándose llevar más por las pasiones que por la razón. En este modesto análisis intentaremos comprender el porqué de este nuevo triunfo, dejando un poco de lado la paranoia y el negativismo que caracteriza todo lo que se publica sobre Chávez en Colombia.

El Teniente Coronel (r) Hugo Chávez ha estado por 14 años en el poder, en constante conflicto con la oposición política venezolana, y con otros gobiernos a los que considera hostiles, ha enfrentado varios procesos electorales y hasta un golpe de Estado, pero no se desgasta, no lo detiene el cáncer ni la resistencia internacional a su modelo político y económico. A pesar de todas las críticas, el pasado 7 de octubre 8.133.952 venezolanos votaron por él (el 55,25 % de los votos válidos), dándole la victoria contra su principal contendor, Henrique Capriles Radonsky, quien obtuvo 6.498.527 votos (44,14 % de los votos válidos).

Su visión alternativa de lo que debería ser el mundo; su modelo político, económico y social, llamado “Socialismo del siglo XXI”; su apoyo verbal y presuntamente material a las FARC; su amistad con líderes de gobiernos “parias”; su declarado anti-imperialismo, y su constante discurso beligerante, han logrado que Chávez ocupe titulares constantemente, volviéndolo un personaje de talla mundial, odiado por unos y amado por otros. Lo cierto es que tras catorce años de polémica, todo el mundo conoce a Chávez.

Ciertamente el Presidente de Venezuela parece carecer de muchos refinamientos sociales, y en ocasiones desconoce las más elementales costumbres diplomáticas. En reuniones de alto nivel resalta como un personaje pintoresco e impredecible. Nadie sabe con qué va a salir, lo seguro es que dirá o hará algo polémico. Esa actitud “frentera” -como decimos en Colombia- generalmente es mal vista y muy criticada, pero es al mismo tiempo una de las mayores virtudes políticas de Chávez, pues esto lo acerca a sus electores, quienes se identifican con este tipo de liderazgo.

 

Combat SimulatorCon el devenir de los tiempos los teatros de batalla han cambiado y lógicamente los sistemas de entrenamiento y adaptación a distintos entornos. No es un atrevimiento que el entorno actual es el entorno urbano que ofrece multitud de ventajas al potencial oponente y la insurgencia.

Esta evolución de los escenarios, del equipamiento, los sistemas de armas, la revolución tecnológica, además de la tremenda importancia en este mundo globalizado de los medios de comunicación (ref. Siria: son los propios ciudadanos los que suministran información a los medios en tiempo real con las nuevas tecnologías: móviles de última generación) ha implicado con objeto de abaratar el entrenamiento de los soldados a “abandonarse en brazos de la tecnología”, hasta en la figura del combatiente individual: simuladores. Estos sistemas abaratan muchísimo el coste de formación de soldados, tripulaciones de carros o blindados, aviones…etc. con el ahorro en munición, desplazamientos, combustible…etc, pero en el caso del soldado de a pie, le privan de algo básico, fundamental que la tecnología nunca le dará: sensaciones.

Actualmente la mayor parte de los ejércitos se han decidido por los simuladores, esto es la tecnología ha ganado la partida. Si bien lo que ocurre en muchos casos es que la incorporación tecnológica lo que ha producido es una disminución de lo que denominaríamos simulaciones o maniobras con fuego real. No obstante a este respecto es procedente decir que del estudio de los distintos sistemas de entrenamiento no simulado, no ha habido evolución desde hace muchos años, y el sistema es obsoleto, con lo cual, ni aún combinándolo con los simuladores de alta tecnología se obtiene un resultado eficaz. Parece que hemos olvidado que de momento es el hombre el que esta en primera línea de combate.

Contamos con sistemas obsoletos de entrenamiento de personal y eso solo provoca bajas y desequilibrios en los soldados al regreso de las operaciones (datos recientes informan que por cada soldado USA que muere en Afganistán, mueren 25 ex-soldados en su patria. Esto algo quiere decir.) Además la tecnología ha provocado que el soldado pierda autosuficiencia y haya olvidado como sobrevivir.

No cabe duda que el enemigo asimétrico, no sabe solo donde combatir, sino también como.

El sistema tradicional, no se ha renovado y resulta claramente insuficiente, y el sistema de última tecnología, cuenta con múltiples carencias e imperfecciones.

 

Vehículo 4x4 Automotive Industries Limited (AIL) M-462 Abir de origen israelí, con matricula EJC L-13-97097Varios apuntes de doctrina y un análisis crítico sobre la situación de los transportes de las Fuerzas Militares de Colombia.

El pasado 14 de septiembre de 2012, con bombos y platillos el Ministerio de Defensa anunciaba la adjudicación de la licitación pública Nº 01/12-MDN-EJC-ARC-CIMAR-FAC-DIMAR, cuyo objeto es la adquisición de un equipo automotor con destino al Ejército Nacional, la Armada Nacional, el Comando de Infantería de Marina, la Fuerza Aérea Colombiana y la Dirección General Marítima. Aunque parece un asunto de rutina, la novedad es que esta audiencia fue transmitida en directo en el portal de internet del Ministerio y a través de una twitcam. En esta audiencia participaron representantes de todos los proponentes. Adicionalmente, durante todo el proceso licitatorio se usó la herramienta Certicámara, que les da garantías de igualdad. Me llamó la atención esta situación y me surgieron varias preguntas, así que me di a  la tarea de investigar mayores datos al respecto, llevándome más de una sorpresa.

Las preguntas más inmediatas a las que pretendí dar respuesta fueron: ¿Por qué el énfasis en la transparencia?, ¿por qué se inician estás audiencias públicas “especiales” justamente con el material de transportes?, ¿será que ha habido sospechas de malos manejos en el pasado?, ¿o será que quieren evitar suspicacias o comentarios desobligantes por parte de posibles proponentes insatisfechos por no ganar la licitación?, ¿por qué se hace una compra global para todas las Fuerzas y otras dependencias?, ¿cuáles son los nuevos vehículos adquiridos?, ¿cuál es el parque automotor de las Fuerzas Militares y en particular del Ejército?, ¿cuáles son los tipos y cantidades de vehículos disponibles?, ¿cuál es la relación entre vehículos administrativos y vehículos tácticos?, ¿dónde están ubicados los vehículos del Ejército?, entre otras cuestiones. De estas interrogantes se deriva otra no menos importante: ¿Dónde se averigua todo eso? No fue fácil, pero logré recopilar alguna información de interés que me permite realizar algunos análisis, que serían más profundos si tuviese más y mejor información. De manera que ofrezco disculpas de antemano por las omisiones y los errores, que seguramente son de buena fe.

Soldados del Ejército Nacional de Colombia portando armas de acompañamiento.

Breve repaso a las armas de apoyo del infante colombiano, y algunos apuntes sobre organización y doctrina.

La misión táctica clásica de la infantería es “la captura y ocupación del terreno por medio del fuego, la maniobra, y el combate cuerpo a cuerpo”. La infantería suele ser la especialidad militar más abundante dentro de un ejército, y a su vez los fusileros suelen ser los más numerosos en el seno de la infantería. Un fusilero es un combatiente individual, debidamente entrenado y equipado, que va armado con un fusil, y que se integra a otros combatientes para formar unidades militares de diferente magnitud y capacidades.

Todo militar de aire, mar o tierra, recibe el entrenamiento militar básico. Éste consiste fundamentalmente en la formación de un fusilero. Luego se especializa en los asuntos propios del cuerpo al que se incorporó, pero se espera de él que a lo largo de su carrera conserve sus habilidades como combatiente individual.

Las unidades militares en el Ejército Nacional de Colombia, de menor a mayor de acuerdo a su magnitud, serían: el Equipo, la Escuadra, la Sección, el Pelotón, la Compañía, el Batallón, la Brigada, la División, y el Ejército como tal. Dos Equipos forman una Escuadra, dos Escuadras forman una Sección, dos Secciones forman un Pelotón, cuatro Pelotones una Compañía, cuatro Compañías un Batallón, un mínimo de tres Batallones forman una Brigada, un mínimo de dos Brigadas forman una División, y el conjunto de Divisiones forman a nuestro Ejército.

El Ejército Nacional de Colombia tiene por misión la defensa de la soberanía, la independencia, la integridad del territorio nacional y del orden constitucional. Para cumplir esta misión debe hacer presencia en todo el territorio nacional. De esta forma, nuestro territorio se ha dividido en ocho zonas, de acuerdo a sus características topográficas, hidrográficas, demográficas, sociopolíticas, climatológicas, y otras de orden militar. En cada una de estas zonas se ha asignado a una División del Ejército.