Escuadrón Móvil de Carabineros de la Policía Nacional de ColombiaLleva tres horas operando el ART. El teniente Saldarriaga de la FAC ya debería sentirse agotado, pero la adrenalina lo mantiene alerta. Está dentro de su cabina climatizada con el joystick al frente, pero no lo toca, solo observa la pantalla.

El ART Night Eagle tiene una ruta programada de patrulla. La misión consiste en determinar la ubicación del enemigo, establecer su dispositivo, composición y fuerza, así como su capacidad de más probable adopción. La pequeña cámara térmica del Night Eagle funciona a la perfección. El ART vuela en zigzag barriendo un corredor estratégico de 10 km, de ancho. No será difícil detectar a las unidades blindadas o motorizadas del enemigo. El calor de sus motores los delatará.

Saldarriaga hizo parte del equipo del capitán Ariza, que bajo la tutela de la Corporación de Alta Tecnología para la Defensa (CODALTEC), desarrolló el Simulador de ART. Fue una buena idea que rápidamente dio sus frutos. Hoy en día se tienen decenas de ART volando por todo el país proporcionando a los comandantes información en tiempo real. En estas circunstancias especiales es bueno contar con el ART nacional IRIS. Lo triste es que solo tengamos uno.

De pronto Saldarriaga ve múltiples blancos en su pantalla. Toma el joystick y pasa a modo manual. Acerca la imagen. No hay duda, son tanques y otros blindados. Es el enemigo.

Unidad venezolana de milicianosEl Cabo Gutiérrez conduce rápidamente, es peligroso hacerlo así, con todas las luces apagadas y con lentes de visión nocturna, pero para esto se ha entrenado su unidad muchas veces.

La sección antitanque Nimrod tiene posiciones preparadas para distintos escenarios. Solo necesitan la orden para moverse a esas posiciones, de día o de noche, bajo cualquier condición meteorológica.

Hace apenas media hora que el Oficial de Servicio llegó corriendo a los alojamientos, nervioso y agitado, gritando que Venezuela nos estaba atacando. La Brigada activó el Plan de Reacción y Contraataque y las secciones Nimrod fueron lanzadas para un despliegue táctico a puntos ubicados sobre el eje de avance del enemigo.

El sociólogo Douglas Hernández, editor de www.fuerzasmilitares.org de visita en el CACOM 5, conociendo las capacidades de la empresa colombiana Global RotorLa suma de los conocimientos de la Fuerza Aérea Colombiana, de la Corporación de la Industria Aeronáutica Colombiana y de la empresa privada, enfocados en el mantenimiento nacional de nuestra flota de helicópteros UH-60 Black Hawk.

Hace apenas unos días tuve la oportunidad de visitar las instalaciones de la empresa Global Rotor, por amable invitación del señor Elkin Alberto Osorio Rodríguez, su Coordinador de Calidad Aeroespacial. Una serie de detalles convirtieron esta visita en una de las mejores experiencias que he tenido en mi calidad de reportero especializado en temas de seguridad y defensa. Por eso quiero contar como fueron las cosas y cuál fue la información tan importante que pude recoger.

Fragata Lupo de la Armada de la República Bolivariana de VenezuelaEn esta tercera entrega de la serie de artículos en la que desarrollamos distintos escenarios de una hipotética guerra entre Colombia y Venezuela, abordaremos el tema naval. Haremos notar nuevamente las desventajas estratégicas que tenemos en las Fuerzas Militares Colombianas, con miras a despertar la conciencia de todos nuestros compatriotas, pero en especial de nuestra dirigencia, esperando que se hagan las compras que son extremadamente necesarias para aumentar nuestra capacidad de disuasión.

En la entrega N° 1 (clic aquí para leerla), relacionamos una serie de ataques estratégicos por parte de la Aviación Militar Venezolana a distintos blancos en territorio colombiano. Entre ellos, estaban ataques repetidos a nuestras bases navales y puertos. Mientras que en la entrega N° 2 (clic aquí para leerla) hacemos mención a una gran operación anfibia sobre nuestras costas, llevada a cabo por la Infantería de Marina Venezolana, en el marco de las operaciones

Tanques T-72M1V del Ejército VenezolanoContinuando con el ejercicio académico iniciado hace unos días y que ha tenido gran acogida entre nuestros lectores (la parte 1 obtuvo 2.000 visitas en las primeras 24 horas luego de su publicación), nos atreveremos ahora a profundizar un poco en los enfrentamientos terrestres de una hipotética guerra entre Colombia y Venezuela.

Repetimos que el propósito único y fundamental de esta serie de artículos es crear conciencia entre el pueblo colombiano de la gran desventaja en que nos encontramos por no haber tomado decisiones a tiempo. Deseamos pues crear una matriz de opinión favorable a la adquisición de los equipos y armamentos que sean necesarios para establecer un equilibrio estratégico en la región.