Tanque M1 Abrams del U.S. Army
Tanque Abrams M1A2 SEPv2 del U.S. Army. Foto: General Dynamics.

www.fuerzasmilitares.org (06JUN2016).- Una imagen familiar hasta para los poco interesados en el mundo castrense y la historia militar, un artefacto casi mítico que ha sido protagonista de los hechos político-bélicos más importantes del final del siglo XX y el principio del siglo XXI, con una gran fama inflada por la propaganda mediática que lo promocionó como el símbolo de la presunta invencibilidad de la potencia militar más grande del planeta y de la historia, una máquina bien balanceada en cuanto a los aspectos importantes: movilidad, letalidad y protección, un ingenio que sirvió de parámetro de medida para sus rivales y aliados... Todo lo anterior describe al que ha sido por más de 35 años el caballo de batalla del Ejército de los Estados Unidos: el tanque M1 "Abrams".

Ex soldados colombianos están siendo contratados para participar en guerras ajenas a los intereses de su propio país.
Ex soldados colombianos están siendo contratados para participar en guerras ajenas a los intereses de su propio país.

www.fuerzasmilitares.org (19MAY2016).- Hace poco menos de tres años, un reportaje del periodista colombiano Yefferson Ospina en "El País.com.co" titulado "Colombia ahora 'exporta' mercenarios para la guerra de EEUU en Afganistán", relataba el periplo de un humilde muchacho de Antioquia que alternaba su amor al fútbol y tocar la trompeta en la banda de su pueblo con la venta ambulante de frituras que su madre preparaba para subsistir, y que al verse entrampado en la falta de oportunidades decidió ingresar al Ejército Colombiano y a la guerra, no lo hizo por razones ideológicas, lo hizo  "...por pobreza, por escasez de alternativas...", llegando a convertirse en suboficial; tiempo después, ante la realidad espantosa de la confrontación, decide dejar el Ejército "...harto de esa vida azarosa y del bajo salario..." para buscar fortuna usando su única instrucción formal (como soldado) allende las fronteras de su patria.

El picosatélite Libertad 1 de la Universidad Colombiana Sergio Arboleda
El picosatélite Libertad 1 de la Universidad Colombiana Sergio Arboleda

www.fuerzasmilitares.org (12MAY2016).- En abril de 2.007 los colombianos se entusiasmaron por un acontecimiento de inusitada trascendencia, el lanzamiento del primer satélite artificial colombiano desde un cosmódromo en Kazajstán, bautizado "Libertad-1". El proyecto privado de 800 millones de pesos constaba de un diseño prefabricado desarrollado por el Ing. Robert Twiggs, profesor de la Universidad de Standford (EEUU) bajo el auspicio de "Boeing" llamado "CubeSat", al cual se incorporaron algunos sistemas periféricos y elementos de construcción colombiana; siendo catalogado como un picosatelite experimental, tiene forma cúbica de unos 10 cm. por lado y menos de 1 kg. de peso.

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa

www.fuerzasmilitares.org (30DIC2015).- “Los sistemas de Mando, Control, Telecomunicaciones, Computadoras e Inteligencia (C4I) de última generación le proporcionan a un comandante la habilidad - y la conectividad - para tomar rápidas decisiones, comunicándolas instantáneamente a un mayor número de unidades. Estos sistemas integrados le permiten dirigir y coordinar ataques simultáneos a múltiples blancos asegurándose de que todos sus subordinados respondan instantáneamente a sus órdenes e intenciones. El dramático incremento en la velocidad de mando - al combinarse con la capacidad de destrucción simultánea y sincronizada de múltiples objetivos militares -  dejarán en estado de shock a los comandantes adversarios limitando sus alternativas y cursos de acción disponibles.”

Debido a las circunstancias especiales de seguridad, en Colombia hay -por su número- todo un ejército de vigilantes privados.
Debido a las circunstancias especiales de seguridad, en Colombia hay -por su número- todo un ejército de vigilantes privados, adscritos a diferentes empresas.

www.fuerzasmilitares.org (02DIC2015).- La vigilancia privada en Colombia debe revisarse desde dos aspectos: la permitida por la normatividad jurídica vigente y alentada por el Gobierno gracias a la instauración del Estado liberal que delega cada día más la prestación de servicios públicos en particulares; en el mercado del miedo que vende seguridad; y aquella que está ahí de facto por la ineficacia y negligencia del Estado para mantener el monopolio de la fuerza y que surge como una respuesta a necesidades de seguridad ante otras estructuras criminales y que terminan convirtiéndose en los ejércitos del crimen organizado que monopolizan sectores de la población acaparando el microtráfico de las drogas, los tributos del comercio formal e informal y hasta de parte de los mismos moradores de las viviendas donde ejercen un alto control territorial, y que aun siendo cuestionada su legitimidad su gran efectividad de control social no admite discusión.