El destructor USS Spruance navega con dos naves, el
USS Decatur (dcha.) y el USNS Matthew Perry, en el mar del Sur de China, 16 de octubre de 2017.
El destructor USS Spruance navega con dos naves, el USS Decatur (dcha.) y el USNS Matthew Perry, en el mar del Sur de China, 16 de octubre de 2017.

www.fuerzasmilitares.org (04OCT2018).- La Armada china ha realizado unas maniobras ‘agresivas’ para obligar al destructor USS Decatur a abandonar el área que reclama Pekín en el mar del Sur de China.

Funcionarios de Defensa de Estados Unidos, citados este martes por medios locales, han confirmado que el buque de guerra estadounidense se vio obligado el domingo a maniobrar para impedir “una colisión” con la nave china Luyang, que se le acercaba peligrosamente en el arrecife de Gaven, en las islas Spratly (Nansha, en chino), cuya soberanía reclama Pekín en el mar de la China Meridional.

El portavoz de la Flota del Pacífico de Estados Unidos, Charles Brown, describió en un comunicado la reacción del buque chino como una “maniobra insegura y poco profesional”, y afirmó que la nave Luyang se aproximó unos 40 metros al Decatur.

“Realizó una serie de maniobras cada vez más agresivas acompañadas de advertencias para que el Decatur abandonara el área”, agregó. Según confirmó el excapitán de la Marina estadounidense Carl Schuster, los capitanes solo cuentan con unos pocos segundos para poder reaccionar en una distancia tan cercana, hecho que, de acuerdo con varios expertos, hace que los capitanes se pongan verdaderamente nerviosos

El destructor USS Decatur (DDG-73) navegó el domingo a 12 millas náuticas de los arrecifes de Gaven y Johnson, en las islas Spratly, dentro del marco de las llamadas operaciones de “libertad de navegación”, pero China asevera que este tema nunca supone un permiso para quebrantar la soberanía de otras naciones.

El mar de la China Meridional, también conocido como mar del Sur de China, es una extensión muy disputada del océano Pacífico, de la cual China reclama casi un 90 %. Esta región ha sido escenario de incesantes tensiones entre el gigante asiático y EE.UU. en los últimos años. Washington ha enviado varias veces aviones y buques de guerra a la zona. Pekín acusa al país norteamericano de buscar dominar las aguas en cuestión.

 

(Hispantv.com)