Bandera Australianawww.fuerzasmilitares.org (03DIC2014).- Australia admitirá a 7.500 refugiados más los próximos cuatro años, lo que eleva a 18.750 las acogidas por motivos humanitarios para ese período, anunció hoy el ministro de Inmigración, Scott Morrison.

La decisión, adoptada tras un acuerdo con un grupo de senadores para restituir las visas de protección temporal (TPV), supondrá un coste al Estado australiano de 84,5 millones de dólares (67,9 millones de euros), según la agencia local AAP.

El Gobierno también acordó implementar enmiendas que sintonicen mejor con los principios de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), especialmente en relación con la eficiencia y la imparcialidad al evaluar a los solicitantes.

El proceso para acelerar la tramitación de los solicitante de asilo se limitará a los 30.000 casos que quedaron pendientes durante el anterior Gobierno laborista.

Asimismo, unos 25.000 solicitantes de asilo que obtendrán los TPV podrán trabajar en Australia, recibir los beneficios de seguridad social y sanidad, pero no tendrán derecho a pedir reunificación familiar ni a solicitar el visado de protección permanente.

Estos visados, que se concederán por un máximo de tres años y a los que se oponen la oposición laborista y verde, fueron implementados por el Gobierno conservador de John Howard en 1999 y abolidos por el laborista Kevin Rudd en 2008.

Por otra parte, el Gobierno australiano se aseguró la aprobación de una ley que aumentará los poderes de las autoridades para devolver a los solicitantes de asilo, entre otras medidas.

Foto oficial de la cumbre del G20www.fuerzasmilitares.org (23NOV2014).- El presidente estadounidense, Barack Obama, mantuvo una reunión trilateral con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y su homólogo australiano, Tony Abbott, en la que se han comprometido a "llevar ante la justicia" a los responsables del derribo del avión MH17" de Malaysia Airlines, en referencia al siniestro en el que murieron 298 personas el pasado 17 de julio en el este de Ucrania.

Según los informes de los expertos, el avión "se partió en el aire probablemente como resultado de daños estructurales provocados por un gran número de objetos a gran velocidad que penetraron en el aparato desde el exterior". El Gobierno ucraniano acusó a los separatistas prorrusos de haber derribado el avión, si bien éstos lo negaron.

Los tres mandatarios han debatido sobre la situación en Ucrania y se han alineado frente al Kremlin, acordando oponerse a los esfuerzos de Rusia para "desestabilizar" el este de Ucrania, durante este inusual encuentro celebrado en la cumbre del G-20 en la ciudad de Brisbane, Australia.

De igual forma, Obama, Abe y Abbott han señalado que se opondrían a la "pretendida anexión rusa de Crimea", así como a sus "acciones para desestabilizar el este de Ucrania", tal y como informa la agencia de noticias Reuters. Además de Ucrania y la crisis del ébola, los tres líderes discutieron sobre "la eliminación de la amenaza nuclear de Corea del Norte".

Devine Matilda fue condenada a dos años de prisión en 1925. Ella era una prostituta que le cortó el rostro a su cliente. (Foto: Dailymail)www.fuerzasmilitares.org (21NOV2014).- Tenían caras inocentes pero no lo eran. Las autoridades australianas liberaron esta semana fichas policiales de 1880 y 1930 que muestran a las primeras mujeres que fueron arrestadas y condenadas a prisión.

Estas féminas fueron las primeras criminales de su país y aunque sus delitos eran variados, todas fueron enviadas a una correccional ubicada en Long Bay, al sur de Sydney. Este sitio es conocido como el Complejo Correcional de menores Long Bay y sigue funcionando.

Las prisioneras de este centro penitenciario fueron condenadas por promover y practicar el aborto, traficar con drogas, agredir a hombres y ser bígamas.

La ficha más famosa de toda esta colección es la de Devine Matilda, alias ‘Tilly’, quien el 27 de mayo 1925, a los 25 años de edad fue detenida por cortarle la cara con una navaja a uno de sus clientes. Fue sentenciada a dos años de prisión.

peru.com

El premier australiano, Tony Abbott (izq), y el presidente ruso, Vladímir Putin, cargan osos koala. (Andrew Taylor/EFE)www.fuerzasmilitares.org (19NOV2014).- Los temas fijados eran económicos. Ni siquiera el cambio climático o el ébola tenían en principio mucho espacio en los planes del pragmático y polémico primer ministro australiano, Tony Abbott, para el G20. Pero entonces llegó Ucrania, con vientos gélidos que barrieron la temperatura de 30 grados que registró Brisbane.

Aunque los debates entre los líderes del G20, que reúne a los principales países desarrollados y emergentes, giraron en torno a la preocupación por el escaso crecimiento que se registra en el mundo pese a que ya pasaron seis años desde el inicio de la crisis financiera global, al final, como ocurrió el año pasado con Siria, Ucrania proyectó su sombra sobre los principales dirigentes mundiales.

Un diario sensacionalista local eligió incluso para su portada la imagen de un oso con un gorro ruso y un canguro preparados para enzarzarse en una lucha. Y la prensa australiana en general publicó en detalle la presencia de cuatro barcos rusos que se situaron muy cerca de Australia en un gesto considerado inquietante, aunque sea absolutamente legal y hasta cierto punto habitual.

Las reuniones se sucedieron entre distintos líderes. Abbott actuó como el perfecto anfitrión y saludó calurosamente al presidente ruso Vladímir Putin pese a haberlo acusado el día anterior de querer volver a los tiempos del imperialismo soviético, pero al final quedó la sensación de que existe una parálisis en el conflicto difícil de romper.

Cumbre del G-20 en Brisbanewww.fuerzasmilitares.org (17NOV2014).- La cumbre del G20 en Brisbane ha demostrado la falta de lenguaje común que es indispensable para un diálogo constructivo entre Rusia y Occidente, destaca el diario Vedomosti en su editorial del lunes.

La reunión transcurrió en un ambiente de extrema tensión entre Moscú y la comunidad internacional, a causa de la continua crisis en Ucrania. La asistencia de Putin a la cumbre, según el periódico, es una buena señal de que Rusia sigue participando en el debate de problemas económicos globales.

Al mismo tiempo, Rusia y Occidente mantienen posturas irreconciliables hacia la crisis de Ucrania. No hay entendimiento aunque las partes hicieron intentos de abordar la situación en encuentros bilaterales, como el de Putin con Merkel que duró cuatro horas. La situación parece asimétrica porque Occidente espera de Rusia un cambio de su política en el sureste de Ucrania, mientras Rusia finge no aplicar política alguna allí.

Una acogida explícitamente fría, el exabrupto del primer ministro canadiense durante el apretón de manos con Putin, la distribución de los invitados para hacer visible el aislamiento de Rusia y, por último, el anticipado mutis del mandatario ruso que faltó al desayuno final alegando un largo vuelo y la necesidad de dormir ante la nueva semana laboral son muestra elocuente de la actitud hacia Putin en el G20.