Australia retirará este año a la mayor parte de sus tropas en Afganistán y completará su salida a finales de 2013, un año antes del plazo pactado con las fuerzas de la OTAN. Así lo ha asegurado este martes la primera ministra australiana, Julia Gillard.

Gillard ha señalado, en un discurso en el Instituto Australiano de Política y Estrategia, que una vez completada la retirada, "el compromiso con Afganistán tendrá un aspecto diferente al de hoy".

En Afganistán están destacados unos 1.500 militares australianos, que participan en operaciones de combate y entrenamiento de las fuerzas de seguridad afganas bajo mando de la OTAN. Se trata del mayor contingente que no pertenece a la Alianza Atlántica.

Un total de 33 militares australianos han muerto en Afganistán desde que hace 11 años el Gobierno de Canberra enviara al país los primeros efectivos.

Australia ha desafiado a científicos en todo el mundo a construir un robot que pueda "reemplazar" a los soldados en las zonas de guerra. Es por ello que el gobierno ha puesto en marcha un concurso multimillonario para construir una nueva generación de robots militares.

El diseño ganador debe ayudar a los soldados a luchar por control remoto en zonas urbanas de combate, según funcionarios de Defensa. El objetivo es reducir las bajas en las zonas urbanas donde los enfrentamientos se tornan imprevisibles y traicioneros, informa Phil Mercer, corresponsal de la BBC en Australia.

El concurso está organizado por la Defence Science and Technology Organisation (Organización de Ciencia y Tecnología para la Defensa) de Australia en colaboración con las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

La competición es conocida como MAGIC 2010, siglas en inglés de Reto Internacional Robótico Multi Autónomo, de acuerdo a la agencia de noticias EFE.

Australia retirará la parte esencial de sus tropas en Afganistán en 2013, un año antes de lo previsto en el calendario de la OTAN para la salida de las fuerzas de la coalición internacional,anunció este martes la primera ministra australiana, Julia Gillard.

A pesar de la pérdida de 35 soldados desde 2001, Australia había asegurado en repetidas ocasiones que respetaría el calendario de retirada completa fijado por la OTAN al final de 2014, y mantendría en el país a sus 1.500 soldados hasta ese momento.

Gillard detallará las intenciones australianas el mes próximo, en la cumbre de la OTAN en Chicago. "Confío ahora en que (la cumbre de) Chicago reconocerá mediados de 2013 como un jalón en la estrategia internacional" en Afganistán,dijo en un discurso en el Instituto Australiano de Política Estratégica, en Sídney.

Este plazo es un "punto de referencia crucial para las fuerzas internacionales, que podrán pasar a un papel de apoyo a través de Afganistán", agregó.

El Ejército de Australia pretende contratar a soldados procedentes de otras nacionalidades, sobre todo de Reino Unido, cuyo gobierno anunció que hará reducciones de efectivos.

La posibilidad de reclutar a los extranjeros responde al anuncio británico sobre los recortes presupuestarios al Ministerio de Defensa, medida que derivará en la supresión de 17 mil puestos hasta 2015, según una nota divulgada en el diario The Australian.

El texto amplió que la Royal Australian Navy (RAN) ya envió una delegación a Londres para examinar las probabilidades de alistamiento del personal despedido por la Royal Navy británica.

La RAN busca ingenieros navales, pilotos de aviones de combate y tripulantes de submarinos, indicó el reporte.

Varios sectores, entre ellos las fuerzas armadas, tienen dificultades para inscribir soldados en Australia, debido al auge del sector minero, el cual atrae con mejores sueldos a una mano de obra calificada como es el caso de los ingenieros, puntualizó la nota.

Prensa Latina

La línea aérea australiana, Qantas Always, inauguró hoy, el primer vuelo comercial entre las ciudades Sidney de Australia y Santiago de Chile con la presencia de su embajador, el actor John Travolta.

Un avión Boeing 747, escogido para realizar sus operaciones hacia Chile debido a su gran autonomía de vuelo y su amplia capacidad de pasajeros según la aerolínea, llegó a Santiago con 368 pasajeros, quienes fueron recibidos por el actor neoyorquino, que les dio la bienvenida oficial al país.

El vicepresidente ejecutivo de Qantas para América Latina y el Pacífico, Wally Mariani, señaló a Xinhua que "se escogió a Chile como plataforma para el resto de suramérica por dos razones".

La primera de ellas, es la alianza estratégica firmada con la Línea Aerolínea Nacional (LAN) de Chile que será "partner" de Qantas en completar vuelos hacia el resto de la región, como es el caso de Brasil".