Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica compartirán la ubicación del radiotelescopio más potente del mundo.

El proyecto constará de tres mil antenas conectadas a un equipo que va poder examinar mil millones de galaxias en acelerado movimiento.

Científicos esperan que el nuevo telescopio responda preguntas fundamentales sobre el universo y la perspectiva de vida en otros planetas.

BBC Mundo

El pequeño Estado insular es amenazado por la subida del nivel del mar y la salinización de acuíferos. Negocia la compra de tierras fijianas para evacuar a sus 103 mil habitantes.

Ante el temor de que el cambio climático algún día elimine toda su nación insular, los gobernantes de Kiribati estudian un plan insólito: trasladar a toda la población a Fiji.

El pequeño Estado de Kiribati negocia la compra de una zona de 20 kilómetros cuadrados de extensión en la mayor y más montañosa de las islas del archipiélago de Fiji, Viti Levu, para alojar allí a 103 mil kiribatianos en el caso de que se cumplan los fatídicos pronósticos de los expertos, explicó Filimoni Kau, su secretario de Tierras y Recursos Minerales.

Kau reconoció que todavía es pronto para saber si las negociaciones conducirán a un acuerdo sobre la adquisición de ese terreno, propiedad de un conjunto de iglesias, cuyo valor es de unos 10 millones de dólares.

Australia retirará este año a la mayor parte de sus tropas en Afganistán y completará su salida a finales de 2013, un año antes del plazo pactado con las fuerzas de la OTAN. Así lo ha asegurado este martes la primera ministra australiana, Julia Gillard.

Gillard ha señalado, en un discurso en el Instituto Australiano de Política y Estrategia, que una vez completada la retirada, "el compromiso con Afganistán tendrá un aspecto diferente al de hoy".

En Afganistán están destacados unos 1.500 militares australianos, que participan en operaciones de combate y entrenamiento de las fuerzas de seguridad afganas bajo mando de la OTAN. Se trata del mayor contingente que no pertenece a la Alianza Atlántica.

Un total de 33 militares australianos han muerto en Afganistán desde que hace 11 años el Gobierno de Canberra enviara al país los primeros efectivos.

Australia ha desafiado a científicos en todo el mundo a construir un robot que pueda "reemplazar" a los soldados en las zonas de guerra. Es por ello que el gobierno ha puesto en marcha un concurso multimillonario para construir una nueva generación de robots militares.

El diseño ganador debe ayudar a los soldados a luchar por control remoto en zonas urbanas de combate, según funcionarios de Defensa. El objetivo es reducir las bajas en las zonas urbanas donde los enfrentamientos se tornan imprevisibles y traicioneros, informa Phil Mercer, corresponsal de la BBC en Australia.

El concurso está organizado por la Defence Science and Technology Organisation (Organización de Ciencia y Tecnología para la Defensa) de Australia en colaboración con las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

La competición es conocida como MAGIC 2010, siglas en inglés de Reto Internacional Robótico Multi Autónomo, de acuerdo a la agencia de noticias EFE.

Australia retirará la parte esencial de sus tropas en Afganistán en 2013, un año antes de lo previsto en el calendario de la OTAN para la salida de las fuerzas de la coalición internacional,anunció este martes la primera ministra australiana, Julia Gillard.

A pesar de la pérdida de 35 soldados desde 2001, Australia había asegurado en repetidas ocasiones que respetaría el calendario de retirada completa fijado por la OTAN al final de 2014, y mantendría en el país a sus 1.500 soldados hasta ese momento.

Gillard detallará las intenciones australianas el mes próximo, en la cumbre de la OTAN en Chicago. "Confío ahora en que (la cumbre de) Chicago reconocerá mediados de 2013 como un jalón en la estrategia internacional" en Afganistán,dijo en un discurso en el Instituto Australiano de Política Estratégica, en Sídney.

Este plazo es un "punto de referencia crucial para las fuerzas internacionales, que podrán pasar a un papel de apoyo a través de Afganistán", agregó.