El canciller australiano Bob Carr, la primer ministra australiana Julia Gillard, la secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton, el Secretario de Defensa estadounidense Leon Panetta, y el ministro de Defensa australiano Stephen SmithLa secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, llegó este lunes a la ciudad australiana de Perth para participar en la reunión bilateral que se celebra anualmente para abordar asuntos sobre política exterior y defensa.

Las consultas ministeriales entre Estados Unidos y Australia (AUSMIN) tendrán lugar el miércoles y en estas participará también el secretario de Defensa, Leon Panetta, y sus homólogos australianos de Asuntos Exteriores, Bob Carr, y Defensa, Stephen Smith.

El jefe del Pentágono llegó a Perth unas horas después de Clinton tras un viaje en el que anunció que había ordenado investigar al comandante de las tropas aliadas en Afganistán, el general John Allen, por "comunicaciones inapropiadas" con una amiga del dimisionario director de la CIA David Petraus.

En Perth, protegida fuertemente por tierra y aire, Clinton tiene previsto reunirse este martes con la primera ministra, Julia Gillard, y visitar el nuevo centro Asia-Estados Unidos de Australia Occidental.

Gillard anticipó en una rueda de prensa este martes que las conversaciones con Estados Unidos, país con el que Australia mantiene una alianza militar desde hace más de 60 años, se centrarán en acuerdos conjuntos sobre seguridad.

Censura a la webEl Gobierno de Australia descartó su plan para filtrar los contenidos en internet, principalmente de pornografía infantil, pero logró un acuerdo para bloquear unos 1.400 portales vigilados por la Interpol, informó el ministro de Comunicaciones, Stephen Conroy.

"Hemos alcanzado un acuerdo con todos los proveedores de servicios de telecomunicaciones para que bloqueen lo peor de los materiales pornográficos sobre abuso infantil disponibles en internet", dijo Conroy a la emisora ABC.

"La Policía ya ha enviado notificaciones a toda una serie de compañías y las pocas que todavía quedan por avisar, que suponen el 10 por ciento, empezarán a recibirlas pronto", añadió Conroy.

El plan descartado por los laboristas tenía el rechazo de sus socios de Gobierno, el Partido Verde, además del de la oposición conservadora, aunque Conroy justificó el cambio de política por un informe de la comisión para la reforma legal que consideraba el proyecto demasiado extenso.

El plan fue criticado por asociaciones de usuarios, que alertaron sobre los riesgos de censura, pero tenía el apoyo del Lobby Australiano Cristiano, que criticó al Partido Laborista por incumplir una promesa electoral realizada hace cinco años.

La Asociación de industrias de internet también celebró que el Gobierno descartara un plan del cual denunciaron la falta de transparencia sobre qué sitios habrían sido bloqueados.

finanzas.com

RadiotelescopioCientíficos australianos inauguraron en octubre del 2012 el radiotelescopio ASKAP (Australian Square Kilometre Array Pathfinder) considerado el más grande y potente del mundo, según la prensa australiana.

Construido en una zona desértica al este de Australia, el telescopio consta de 36 antenas de 12 metros de diámetro cada una. El precio del proyecto asciende a 140 millones de dólares australianos (US$155 millones).

La instalación se utilizará principalmente para observar galaxias. Las nuevas tecnologías han permitido incrementar 30 veces el campo visual del ASKAP en comparación con los telescopios de la generación anterior. Como resultado, podrá rastrear el cielo a gran velocidad recolectando datos sobre millones de galaxias lejanas.

El nuevo telescopio servirá asimismo para ensayar la tecnología del futuro mega-telescopio SKA (Square Kilometre Array). Su construcción comenzará en 2016 y será un complejo de más de 3.000 antenas que formarán una sola antena virtual de un kilómetro cuadrado.

El SKA, que costará US$2.500 millones y entraría a funcionar en 2019, ayudará a los científicos a investigar los procesos de formación de las galaxias y los agujeros negros. También, participará en la búsqueda de vida en otros planetas.

RIA Novosti

Pescadores indonesios de Pelabuhan Ratu que a menudo encuentran cadáveres de inmigrantes en la zona.Varios miles de personas de Afganistán, Irak y de otros países asiáticos intentan entrar ilegalmente en Australia tras emprender en Indonesia una arriesgada travesía que en muchos casos termina en tragedia.

La localidad de Pelabuhan Ratu, en el sur de la isla de Java, es uno de los principales puertos de tránsito de esta gente que paga miles de dólares a las bandas dedicadas al tráfico de personas con el objetivo de abrazar la prosperidad en Australia o para escapar de la persecución en su país por motivos políticos o de religión.

El destino de este flujo anual de estas muchas miles de personas acostumbra a ser Christmas (Navidad), una pequeña isla australiana del océano Índico situada a unos 500 kilómetros al sur de Yakarta, la capital indonesia.

Adi, un vecino de Pelabuhan Ratu, reconoce a Efe que en su pueblo "los inmigrantes a la espera de un barco para viajar a Australia se cuentan por centenares, aún así la mayoría se esconde y no se mezcla con la población por miedo a ser detenidos".

"Los vecinos no colaboramos con las mafias que traen aquí a los inmigrantes, sin embargo, a menudo nos encontramos cadáveres de estas personas en la playa o el mar cuando salimos a pescar, porque los accidentes son muy habituales", lamenta Adi.

En estas aguas, bravas, infestadas de tiburones y que atraen a los aficionados al surf de medio mundo por el tamaño de las olas, se cuentan por miles las personas han muerto en los últimos años en el intento de alcanzar la isla de Christmas.

Los naufragios se producen, entre otras causas, por sobrecarga, la precariedad de las embarcaciones que emplean las bandas y los fuertes temporales. Así, por ejemplo, la última tragedia que ha trascendido ocurrió el pasado agosto, cuando una embarcación con cerca de 150 emigrantes naufragó en aguas indonesias mientras navegaba con rumbo a la isla de Christmas.

Consejo de Seguridad de la ONUHace unas semanas escribí acerca del compromiso de larga data de Australia con la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Mencioné los más de 65 mil efectivos australianos que han participado en operaciones multilaterales de paz y seguridad alrededor del mundo desde la fundación de la ONU, y escribí acerca del compromiso de Australia con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, bajo el cual el gobierno de Australia aportará ocho mil millones de dólares en cooperación para el desarrollo durante los próximos cinco años.

Dado este sólido compromiso con la ONU, me complace que el pasado 18 de octubre Australia haya sido elegida para ocupar un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU para el periodo 2013-2014. Para el gobierno de Australia es un honor haber sido objeto del sólido apoyo que recibió de sus socios regionales y globales.

Una vez concluida la votación, la primera ministra de Australia, Julia Gillard, y el canciller de Australia, Bob Carr, felicitaron a Argentina, Corea del Sur, Luxemburgo y Ruanda, que también fueron elegidos como miembros no permanentes.

El Consejo de Seguridad de la ONU se ubica en el núcleo mismo de la Organización de las Naciones Unidas: es la entidad que tiene la responsabilidad principal en el sistema global del mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. Cuenta con el poder de tomar decisiones que son vinculantes para todos los estados miembros de la ONU, así como de autorizar medidas coercitivas, incluyendo sanciones y el uso de la fuerza.