La canciller austriaca, Karin Kneissl, ofrece un discurso en Viena, capital, 30 de agosto de 2018.
La canciller austriaca, Karin Kneissl, ofrece un discurso en Viena, capital, 30 de agosto de 2018.

www.fuerzasmilitares.org (27OCT2018).- Austria ha llamado a Europa a imponer sanciones al negocio de armas con Arabia Saudí para facilitar el fin de la agresión saudí a Yemen, entre otros conflictos.

“La terrible guerra en Yemen y la crisis de Catar deben conducirnos hacia la toma de una postura unida ante Arabia Saudí como Unión Europea (UE)”, indicó la canciller austriaca, Karin Kneissl, en una entrevista concedida el viernes al diario alemán Die Welt.

Si todos los países europeos frenan la entrega de armas y dispositivos bélicos a los Al Saud, la medida, según la jefa de la Diplomacia de Austria, contribuirá al fin del conflicto en desarrollo en el país más pobre del mundo árabe.

Kneissl destacó que Viena no había enviado equipamiento militar a Riad desde el inicio de la agresión saudí y sus aliados y Yemen, el 26 de marzo de 2015.

Arabia Saudí, Baréin, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Egipto rompieron en junio de 2017, sus relaciones diplomáticas con Catar, tras acusar a este país de apoyar al terrorismo, y le impusieron un férreo boicot económico.

Kneissl, en otro momento de sus declaraciones condenó el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Turquía y consideró el crimen “profundamente impactante” y “sin precedentes”.

El asesinato de Khashoggi, denunció la canciller, es solo “el peor ejemplo de los horrores cometidos por el Gobierno saudí”.

En alusión a la gran purga promovida por el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman Al Saud, y la gran cifra de los presos políticos en el reino saudí, Kneissl lamentó que durante los últimos dos años ha observado “masivo deterioro de la situación de los derechos humanos” en este país árabe.

No solo en la agresión a Yemen, sino también en la gigantesca purga del 2017 y el “secuestro” del premier libanés, Saad Hariri, también en 2017, están las huellas de Bin Salman, a lo que se suma el asesinato de Khashoggi, un columnista del diario estadounidense The Washington Post, que entró el pasado 2 de octubre al consulado saudí en Estambul, del que nunca salió.

Pese a todo eso, países como España, EE.UU. y Canadá, han confirmado que no van a declarar nulos los acuerdos multimillonarios de armas que han suscrito con Riad, solo para hacer lo correcto.

 

(Hispantv.com)