Mig-35
Mig-35 volando con armamento

www.fuerzasmilitares.org (03JUN2018).- Rusia ha dado un paso adelante en la modernización de su parque de aviación militar, al someter a pruebas públicas al caza ligero MiG-35. "Sus pruebas de Estado ya están en curso", dijo Yuri Sliusar, presidente del consorcio OAK (Corporación unida de construcción aérea, por sus siglas en ruso), en declaraciones a los medios en el Foro Económico de San Petersburgo, recoge RIA Novosti.

El MiG-35 es fruto de una profunda modernización hasta el grado '4++' del MiG-29, el avión incorporado por las Fuerzas Armadas de la URSS en 1983. Ese modelo participó en una serie de conflictos armados y está en servicio en países como Bielorrusia, Birmania, Bulgaria, la India, Irán, Perú, Polonia, Serbia y Ucrania.

Un prototipo del avión fue una de las estrellas del salón aeroespacial MAKS-2017. Ese mismo año le fue adjudicado al consorcio el premio a la mejor oficina diseñadora del año dentro del concurso 'Constructor aéreo'. Su primer vuelo se realizó a finales del año 2016 y este 26 de mayo ha protagonizado, junto con otros aviones, el espectáculo aéreo de Aviadarts 2018.

Preliminarmente, las nuevas aeronaves tendrán dos modificaciones: monoplaza y biplaza (para instruir a pilotos principiantes). El MiG-35 puede despegar de aeródromos sin asfalto y aterrizar sobre ellos. Los diseñadores piensan crear una modificación naval del mismo.

La generación 4++, capaz de competir con la 5

Rusia cuenta ya con varios ejemplares del caza furtivo de quinta generación Su-57. Según informó Sliusar, dos de ellos "pasaron un bautizo de fuego en Siria" en febrero pasado.

Sin embargo, el potencial del MiG-35 le permitirá permanecer largo tiempo en explotación e incluso luchar contra los cazas de quinta generación, sostiene el piloto de honor de Rusia Yuri Sýtnik, miembro del Consejo de la Presidencia rusa para el desarrollo de la aviación.

"El MiG-35, según sus propiedades técnicas, bien puede hacer frente a las aeronaves de quinta generación, en particular al F-35", estimó el experto en declaraciones a RT. Los misiles que porta son "capaces de destruir aviones a una distancia de 150 kilómetros, mientras que las armas del potencial enemigo funcionan solo a 80 kilómetros de vuelo".

La incorporación de este modelo, agregó el piloto de honor, no significa que Rusia reniegue de su técnica de quinta generación.

 

(actualidad.rt.com)