La fase activa de los ejercicios conjuntos ruso-chinos “Cooperación Naval 2012” arranca este martes en el mar Amarrillo con la participación de más de una veintena de buques de ambos países, informó un portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia.

Según la fuente, a las 06:00 GMT de hoy los siete barcos rusos que participan en las maniobras zarparon del puerto chino de Qingdao y tomaron rumbo a la zona en la que se desarrollarán los ejercicios.

Durante el simulacro, que se prolongará hasta el próximo jueves, 26 de abril, los buques de guerra rusos y chinos ensayarán la defensa conjunta ante un hipotético ataque aéreo, el avituallamiento en el mar, ataques con bombas antisubmarino y operaciones de rescate.

El grupo naval ruso está compuesto por crucero lanzamisiles Variag, los destructoress antisubmarino Almirante Vinográdov, Mariscal Sháposhnikov y Almirante Tributs, el buque cisterna Pechenga y los remolcadores MB-37 y SB-522, todos ellos pertenecientes a la Flota rusa del Pacífico.

La reforma de las Fuerzas Armadas de Rusia y la implementación del amplio programa armamentístico son prioridades incondicionales para los próximos años, declaró este martes el presidente saliente de Rusia, Dmitri Medvédev, durante la reunión del Consejo de Estado.

“La reforma de las Fuerzas Armadas y la implementación del programa nacional armamentístico son las prioridades incondicionales para los próximos años”, dijo el mandatario ruso al añadir que Rusia no renunciará a la protección de su soberanía nacional.

En el marco de la reforma de las Fuerzas Armadas, para el año 2012 el número de militares del Ejército ruso se redujo de 1,2 millones a un millón. La reforma prevé asimismo una reducción de la oficialidad de 335 a 220 mil efectivos, en vez de los previstos anteriormente 150 mil, teniendo en cuenta la creación de la unidad de defensa aeroespacial dentro de las Fuerzas Armadas rusas.

El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia reconoció por primera vez la existencia de la amenaza nuclear por parte de Irán y Corea del Norte, según se desprende de las palabras del jefe del organismo, general Nikolái Makárov, difundidas por la cadena Russia Today (RT).

“La amenaza siempre existe, por lo cual monitorizamos constantemente el desarrollo del potencial nuclear de varios países. El análisis que realizamos junto con los estadounidenses, confirma que la amenaza sí existe y por tanto estamos de acuerdo que es necesario crear el escudo antimisiles”, dijo Makárov en una entrevista a RT.

Corea del Norte se declaró potencia nuclear en 2005. En 2006 y 2009, el país asiático realizó pruebas nucleares, lo que provocó protestas de Occidente además de la aprobación de varias resoluciones del Consejo de Seguridad para que Pyongyang suspenda sus actividades nucleares.

En lo concerniente a Irán, es ya desde tiempo sospechado por EEUU y varios países del Occidente de desarrollar armamento nuclear bajo cobertura de su programa de energía atómica. Teherán rechaza todas las acusaciones e insiste que con su programa nuclear busca únicamente satisfacer la creciente demanda de energía eléctirca. Últimamente, son cada vez más frecuentes las publicaciones en la prensa sobre presunta operación militar contra Irán planeada por EEUU e Israel.

El máximo responsable de la misión de la OTAN en Afganistán, John Allen, expresó este miércoles su "enérgica condena" por la actitud de un grupo de soldados de EE.UU. que se fotografiaron junto a cadáveres de insurgentes suicidas en 2010.

"Las acciones de los retratados no representan las políticas de la ISAF ni del Ejército de EE.UU.", dijo Allen en un comunicado al referirse a las imágenes, publicadas por el diario estadounidense Los Ángeles Times.

"Este incidente está siendo rigurosamente investigado por las autoridades de EE.UU.", reza la nota, que precisa que la Alianza va a colaborar con su contraparte afgana para esclarecer lo sucedido y "determinar la responsabilidad de los implicados".

En el comunicado, la ISAF recuerda que tiene una "política estricta" en cuanto al tratamiento humano del enemigo y califica el comportamiento de los soldados de "serio error de juicio" que socava la labor de los militares de la OTAN "que sirven honorablemente".

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, y su homólogo estadounidense, Barack Obama, suscribieron el 8 de abril de 2010 el nuevo Tratado de la Reducción de las Armas Estratégicas Ofensivas (START) durante un encuentro que celebraron en Praga.

Pasados dos años, parece que ambas partes le han sacado todo el provecho posible a este Tratado. EEUU y Rusia mantienen serias discrepancias sobre la defensa antimisiles y otras cuestiones y están al borde de una nueva carrera armamentística.

A la virtud por necesidad

Rusia y EEUU se comprometieron mediante el Tratado START a reducir su arsenal de armas estratégicas ofensivas hasta 1.550 ojivas nucleares y 800 vehículos correspondientes, desplegados y en reserva.

Rusia logró cancelar la presencia permanente de inspectores estadounidenses en la planta de Votkinsk (República de Udmurtia en la región del Volga), productora de misiles Topol-M, Yars y Bulavá, base del escudo antimisiles de Rusia. Además, los procedimientos de intercambio de información de telemetría sobre el lanzamiento de misiles se hicieron más flexibles.