Los ejercicios navales de la OTAN Open Spirit 2012, consistentes en localizar y desactivar minas de las dos guerras mundiales, arrancan este lunes en el Báltico estonio con la participación de navíos de una decena de países, comunicó el Estado Mayor General de la antigua república soviética.

Las maniobras se desarrollarán hasta el próximo 25 de mayo y congregarán en aguas territoriales de Estonia un total de 19 buques pertenecientes a las Armadas de Bélgica, Países Bajos, Alemania, Francia, Suecia, Estonia, Letonia, Lituania, Estados Unidos y Canadá.

Además, en el entrenamiento participará un equipo internacional de hombres rana especializados en la desactivación de explosivos y procedentes de EEUU, Canadá, Países Bajos y Estonia.

La misión de las maniobras Open Spirit, celebradas desde 1997 como parte del programa de la Alianza Atlántica “Asociación en Aras de la Paz”, buscar y desactivar minas que aún quedan en el fondo del mar Báltico frente a las costas de Estonia, Letonia y Lituania desde los tiempos de la Primera y Segunda Guerras Mundiales.

Rusia inició una serie de ensayos con vistas a la compra de una licencia italiana para la producción local del vehículo blindado de combate Centauro, comunicó hoy un portavoz de Oto Melara, la empresa que fabrica este modelo conjuntamente con Iveco Fiat.

“Las primeras dos máquinas con cañones de 105 y 125 milímetros ya llegaron a Rusia y se sometieron a pruebas en un polígono cerca de Moscú”, precisó la fuente.

Agregó que otros dos vehículos, dotados de cañones de 120 y 30 milímetros, estarán en Rusia dentro de seis semanas y también van a participar en el programa de ensayos: de laboratorio, sobre la marcha y prácticas de tiro.

Una vez concluidas las pruebas, a finales del presente año, la parte rusa decidirá si le conviene establecer una empresa conjunta para producir estos modelos bajo licencia.

Rusia pondrá este año en servicio operacional otro radar de alerta temprana tipo “Vorónezh” en la ciudad de Armavir, en la región meridional de Krasnodar, comunicó hoy el coronel Alexei Zolotujin, portavoz de las Tropas rusas de defensa aeroespacial.

Zolotujin precisó que el radar “se pondrá en servicio operacional antes de finalizar este año” y que “demostró tener las características declaradas” durante el período probatorio.

Equipos similares ya están operativos en Lehtusi, cerca de San Petersburgo, y en Pionerski, en el enclave de Kaliningrado, a orillas del mar Báltico. Un tercer radar de este tipo entrará en servicio en mayo en la región de Irkutsk, en Siberia Oriental.

El submarino nuclear estratégico ‘Yuri Dolgoruki’, buque insignia del proyecto 955 Borei, entrará en servicio con la Armada de Rusia en octubre de este año junto con el misil balístico intercontinental Bulavá, adelantó este sábado un portavoz de alto rango del Estado Mayor de la Armada.

“Los planes del mando militar no han cambiado. Tal como anunció el ministro de Defensa, en octubre de este año el Bulavá y el submarino nuclear ‘Yuri Dolgoruki’ se incorporarán al servicio con la Armada como una única unidad “submarino + misil”, explicó en declaraciones a RIA Novosti.

Al mismo tiempo, la fuente informó que otro sumergible del mismo proyecto, ‘Alexandr Nevski’, se incorporará a la Fuerza Naval “más tarde”, sin concretar la fecha en que se produzca esta incorporación.

Según está previsto, ‘Alexandr Nevski’ realizará este año un disparo del misil Bulavá, agregó el alto cargo naval.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ordenó al Gobierno asegurar un desarrollo prioritario de la Armada nacional en las zonas del Ártico y el Lejano Oriente, comunicó hoy la oficina de prensa del Kremlin.

También encomendó al Gabinete elevar a un 70% para 2020 el porcentaje de armas modernas en el arsenal de las Fuerzas Armadas.

El decreto de Putin, quien asumió hoy la presidencia de Rusia por tercera vez, menciona entre las prioridades el desarrollo de las fuerzas de disuasión nuclear, sistemas de defensa aeroespacial, comunicaciones, reconocimiento y control, guerra electrónica, aparatos aéreos no tripulados, sistemas de ataque robotizados, moderna aviación de transporte, armas de alta precisión y sistemas de protección individual para la tropa.