El punto brillante Cerealia Facula dentro del cráter Occator en el planeta enano Ceres observado desde una altitud de 34 kilómetros.
El punto brillante Cerealia Facula dentro del cráter Occator en el planeta enano Ceres observado desde una altitud de 34 kilómetros.

www.fuerzasmilitares.org (17FEB2019).- Investigadores norteamericanos han descubierto que bajo la superficie del planeta enano Ceres hubo agua durante millones de años.

Un estudio publicado recientemente por la revista Geophysical Research Letters señala que, conforme a datos capturados entre marzo de 2015 y octubre de 2018 por la nave espacial Dawn de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. (NASA, por su acrónimo en inglés), partes de Ceres, ubicado en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, albergaron agua bajo su superficie durante millones de años.

Tras analizar algunos de los puntos brillantes de la superficie de Occator, un cráter de Ceres que tiene 92 kilómetros de diámetro, los científicos han encontrado que corresponden a sales que permanecieron en la superficie del planeta cuando el agua salobre se evaporó.

De acuerdo con la investigación, el impacto del cuerpo celeste que creó Occator hace unos 20 millones de años generó tanto calor que hizo que se derritiera el hielo subterráneo. El líquido salió luego a la superficie a través de fisuras en el suelo del planeta, donde permaneció cierto tiempo antes de evaporarse.

Ceres es uno de los objetos más grandes del cinturón de asteroides que hay entre los planetas Marte y Júpiter, y se considera un remanente de los días de formación planetaria del Sistema Solar. La nave Dawn, cuya misión era arrojar luz sobre esta misteriosa y remota época, ha sido la primera sonda en orbitar un planeta enano

 

Hispantv.com