El avión Solar Impulse, propulsado por paneles solares, despegó este martes en Madrid y tomó el rumbo a Rabat, capital de Marruecos, en la etapa final de su vuelo intercontinental, desde Europa a África, comunicaron hoy los diseñadores del aparado en su página web.

El Solar Impulse partió el 24 de mayo pasado de la ciudad suiza de Payerne. Al día siguiente aterrizó en Madrid según lo planificado. En ese tramo lo manejó uno de sus diseñadores, André Borschberg.

Durante el vuelo de Madrid a Rabat como capitán actuará otro diseñador, Bertrand Piccard.

El apartado desarrollado por Borschberg y Piccard fue presentado por primera vez al público a finales de junio de 2009. Realizó su primer vuelo largo, de unos 75 minutos, el 7 de abril de 2010.En julio de 2010, el Solar Impulse sobrevoló Suiza durante 26 horas, demostrando su capacidad de volar también de noche utilizando la energía solar acumulada en horas diurnas. En mayo de 2011, el aparato cubrió una ruta de Suiza a Bégica de 13 horas de duración.

Durante un cóctel el grupo de emprendedores: Dominicanos en la Cima, conformados por Karim Mella, Federico Jovine, Julio de Peña y Miguel José Moya, anunciaron su próximo  conquistar el continente helado, colocado en el Polo Sur de la tierra, a más de 10 mil kilómetros de distancia de República Dominicana.

Explicaron que  se han propuesto la meta de llevar la Bandera Nacional al sexto continente, la Antártida y colocarla en la cima del Monte Vinson, a 4,897 metros de altura sobre el nivel del mar.

Es un lugar donde se soportan  temperaturas de hasta 70 grados bajo cero, en una travesía a través de uno de los lugares más inhóspitos del planeta y enfrentados a un desafío que requiere condiciones físicas, emocionales y mentales excepcionales.

El grupo ya  ha colocado la Bandera Nacional  en algunas de las cimas más emblemáticas del planeta,  siendo la  última de ellas el Monte Everest (8,849 msnm), la montaña más alta del mundo.

La población de pingüinos emperador que habita en la Antártida es el doble de lo que se pensaba, según un estudio elaborado por científicos británicos gracias a la tecnología de imágenes por satélite.

Los expertos de la Investigación Antártica Británica (BAS, en sus siglas en inglés, el operador nacional antártico del Reino Unido) emplearon imágenes de muy alta resolución para calcular el número de colonias de pingüinos en la costa de la Antártida, así como el de ejemplares.

Según su recuento, la población actual de pingüinos emperador asciende a 595 mil ejemplares, una cifra que casi dobla las estimaciones previas, que situaban su número entre los 270 mil y los 350 mil, informa en su último número la revista científica estadounidense "Public Library of Science ONE (PLoS)".

Un aumento de un 31% en los proyectos científicos chilenos en la Antártida se registró durante la última temporada, según la cuenta pública del Instituto Chileno Antártico, entidad que, además, anunció que el país potenciará su infraestructura en la zona con nuevos laboratorios en Punta Arenas y en todas las bases chilenas en este continente.

No es todo: para la próxima temporada esperan reabrir la base Teniente Carvajal, creada en 1961 por Gran Bretaña y transferida en 1983 a Chile, pero que hoy se encuentra abandonada.

"Desde la temporada 2001-2002 que ya no tiene presencia humana", dice José Retamales, director del Inach.

"Sería un hito para nosotros reabrirla, pues se trata de una base más allá del Círculo Polar Antártico", agrega Retamales, quien espera formar una expedición a mitad de año (posiblemente con coparticipación brasileña) para ver en qué condiciones se encuentra el lugar.

La Tercera

Una importante barrera de hielo en la Península Antártica, uno de los lugares más sensibles al cambio climático, se derritió un 85% en los últimos 17 años, anunció este jueves la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con un estudio realizado a partir de fotos tomadas por el satélite europeo Envisat, la barrera de hielo denominada Larsen B pasó de una superficie de 11.512 kilómetros cuadrados en 1995 (aproximadamente el equivalente al Estado de Catar) a apenas 1.670 kilómetros cuadrados en la actualidad.

Larsen B es uno de los tres gigantescos pedazos en que está dividida la enorme barrera que se extiende a lo largo de la Península Antártica frente al Mar de Weddell. Entre 1996 y 2002 varios pedazos de hielo gigantescos se desprendieron de Larsen B, comenzando por el segmento llamado Larsen A, en enero de 1995. En 2002 la mitad de la superficie de Larsen B se desintegró después de una quiebra importante en el bloque de hielo.

"Larsen C (el tercer segmento) por ahora sigue fija (a la Península), pero las observaciones satelitales muestran una reducción de su espesor y un aumento de la duración de las fuentes de agua en el verano", informó la ESA.

Los enormes témpanos, formados por el flujo de agua de los glaciares, forman una gruesa alfombra flotante pegada a la costa. De acuerdo con los científicos, estos trozos son muy sensibles al cambio de la temperatura y su espesura se ve afectada desde la parte inferior por la acción de corrientes de agua más cálida.

El Norte de la Península Antártica experimentó un alza de la temperatura de aproximadamente 2,5 grados centígrados en los últimos cincuenta años, un número varias veces superior al promedio mundial.