El buque de investigación oceanográfica de la Armada Las Palmas ha emprendido su regreso a España tras cerrar las dos bases españolas Gabriel de Castilla y Juan Carlos I, despidiendo así la campaña Antártica 2011-2012.

Ha zarpado de la localidad argentina de Ushuaia, donde ha desembarcado a los miembros de las bases y se dispone ainiciar el traslado a España, recalando en su tránsito en Buenos Aires (Argentina) y Natal (Brasil), según informa este martes la Armada.

Está previsto que llegue a Cartagena, su puerto base, a mediados de abril, tras algo más de seis meses fuera de casa.

Durante su presencia en la Antártida, el Las Palmas ha navegado una distancia equivalente a una vuelta al mundo y ha cruzando doce veces el Mar de Hoces (también llamado Paso del Drake), el más tempestuoso del mundo.

¿Qué fue del agujero de la capa de ozono?, ¿que pasó con aquella amenazante desprotección de la estratosfera que mantuvo en vilo durante años a la población de medio mundo por el temor a sufrir las consecuencias de los rayos ultravioleta?, ¿se ha recuperado ya?, ¿podemos estar seguros?

Si el asunto ha dejado de centrar la atención de los medios de comunicación es porque en buena medida ya no tiene la magnitud y la relevancia que cobró durante los años en que copó la agenda política.

La constatación de que el planeta podía sufrir una completa destrucción de la capa de ozono que lo protege de la radiación ultravioleta colocó a la humanidad ante un reto nuevo y global. La alerta de los científicos en los años setenta surtió efecto y la conciencia de los riesgos se plasmó en un acuerdo internacional, el protocolo de Montreal (1987) contra la sustancias que destruyen la capa de ozono, del cual se pueden extraer importantes lecciones. De ese protocolo se cumplen ahora veinticinco años. 

Durante su presencia en la Antártida ha navegado una distancia equivalente a una vuelta al mundo y ha cruzando doce veces el Mar de Hoces, el más tempestuoso del mundo.

El buque de investigación oceanográfica BIO ‘Las Palmas’ ha zarpado de la localidad argentina de Ushuaia por última vez en su XV Campaña Antártica, tras cerrar las dos bases antárticas españolas (BAE), ‘Gabriel de Castilla’, y ‘Juan Carlos I’. El ‘Las Palmas’ ha desembarcado a los miembros de las bases en Ushuaia, para comenzar desde allí su regreso a España, recalando en su tránsito en Buenos Aires (Argentina) y Natal (Brasil). 

Está previsto que llegue a Cartagena (Murcia), su puerto base, a mediados de abril, tras algo más de seis meses fuera de casa, donde dará por concluida la XV Campaña Antártica. Atrás queda el 22 de noviembre, cuando las bases se abrieron con la ayuda y el apoyo proporcionado por el buque. Ha recalado en 21 bases de 13 nacionalidades distintas. 

Revelan que Amundsen ocultó su identidad para proteger la noticia de su hazaña en el extremo sur.

El explorador noruego que fue el primero en alcanzar el Polo Sur se ocultó bajo un disfraz tras conseguir la proeza para proteger la exclusiva que sobre su viaje había vendido antes a varios diarios europeos, informó hoy el periódico australiano The Australian.

Tras conquistar el Polo Sur el 14 de diciembre de 1911, Amundsen y el resto de los integrantes de la expedición llegaron a bordo del navío Fram al puerto de Hobart, en la isla australiana de Tasmania, el 7 marzo de 1912, hoy hace un siglo.

La reconstrucción de la estación antártica brasileña “Comandante Ferraz”, puede tardar hasta cuatro años y tendrá un costo de 57 millones de dólares, informó ayer el ministro brasileño de Defensa,  Celso Amorim.

La estación de investigación brasileña, en la Antártida, fue casi completamente destruida por el fuego tras el incendio del 25 de febrero, donde dos soldados del Ejército brasileño murieron y uno resultó herido. Más de 30 exploradores polares fueron evacuados.

Según la fuente, debido a las duras condiciones climáticas, el trabajo no puede empezar antes que el verano austral de 2013-2014.

La estación se abrió en 1984 en lo que se llama la zona de intereses en la costa brasileña de la Bahía Almirantazgo, en la isla de Waterloo (Islas Shetland del Sur). La estación fue bautizada en honor al comandante de la marina brasileña y oceanógrafo que estudió la Antártida.

RIA Novosti