Imprimir
Categoría: Asia
Fuerzas estadounidenses del Tercer Regimiento de Caballería se preparan para una misión en un aeródromo de EE.UU. en la ciudad afgana de Yalalabad.
Fuerzas estadounidenses del Tercer Regimiento de Caballería se preparan para una misión en un aeródromo de EE.UU. en la ciudad afgana de Yalalabad.

www.fuerzasmilitares.org (23ABR2019).- Un nuevo informe revela que las fuerzas estadounidenses autorizan al grupo terrorista Daesh a ingresar a sus integrantes y equipamientos a Afganistán

Un artículo publicado el lunes por el diario The Economic Times cuestiona los futuros planes de Washington para Afganistán denunciando que las fuerzas estadounidenses están facilitando la entrada de la banda terrorista EIIL (Daesh, en árabe) al país centroasiático.

Conforme a la publicación, mientras los cielos de Afganistán siguen bajo el pleno control de las fuerzas de EE.UU. y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), hay reportes que revelan que varios helicópteros no identificados transportan a los milicianos de Daesh, procedentes de Irak y Siria, a suelo afgano.

El informe estima, además, que alrededor de 10 000 miembros de esta banda ultraviolenta operan en varias áreas de Afganistán y señala que este número aumenta bajo la atenta mirada de las tropas estadounidenses.

Existen varios documentos que advierten que EE.UU. y sus aliados crearon la banda terrorista Daesh en la zona y, tras sus fracasos en Siria e Irak, están trasladando a sus elementos a Afganistán.

En noviembre de 2017, el expresidente afgano Hamid Karzai, en una entrevista concedida al canal de televisión catarí Al-Jazeera, aseguró que EE.UU. estaba colaborando con Daesh en Afganistán y permitiendo que el grupo terrorista floreciera en este país.

El exmandatario denunció, de igual modo, que la Administración del presidente de EE.UU., Donald Trump, usó al EIIL como excusa para lanzar la denominada “madre de todas las bombas”, la GBU-43/B Massive Ordnance Air Blast bomb (MOAB, por sus siglas en inglés), sobre Afganistán en abril de 2017.

Washington y sus aliados invadieron Afganistán en 2001 bajo la excusa de luchar contra el terrorismo. La intervención militar, no obstante, solo agravó la situación y allanó el camino para el surgimiento de los terroristas de Daesh en el país centroasiático, tras su expulsión de Irak y Siria.

Las tropas norteamericanas que operan en Afganistán son parte del Comando Central de Estados Unidos (Centcom, por sus siglas en inglés), considerado por Irán “una organización terrorista”.

 

Hispantv.com