Militares surcoreanos y estadounidenses participan en el Programa de Intercambio de Marina Coreano
Militares surcoreanos y estadounidenses participan en el Programa de Intercambio de Marina Coreano

www.fuerzasmilitares.org (05NOV2018).- Los Ejércitos estadounidense y surcoreano comenzarán mañana lunes ejercicios “a pequeña escala” que se habían aplazado para permitir diálogos con Pyongyang.

Un portavoz del Ministerio de Defensa de Corea del Sur, citado este domingo por la agencia británica Reuters, ha confirmado la realización de entrenamientos pertenecientes al Programa de Intercambio de Marina Coreano (KMEP, por sus siglas en inglés), sin presencia de medios de comunicación.

El KMEP es uno de los planes de capacitación que Seúl y Washington habían suspendido indefinidamente en junio, tras el encuentro en Singapur entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente de EE.UU., Donald Trump.

Según ha confirmado la agencia oficial de noticias de Corea del Sur, Yonhap, en los ejercicios participarán unos 500 militares estadounidenses y surcoreanos cerca de la ciudad de Pohang, en el sur del país asiático.

Del mismo modo, Seúl debe decidir en las próximas semanas si reanuda en diciembre el programa de maniobras bélicas conjuntas a gran escala As Vigilante, suspendido el 19 de octubre en el marco de los mismos intentos por facilitar los diálogos de paz intercoreanos. Pyongyang ve en las maniobras conjuntas surcoreano-norteamericanas preparativos para una agresión militar a su territorio.

El viernes, una oficina del Ministerio de Asuntos Exteriores norcoreano publicó un comunicado en el que cargaba contra el mantenimiento de “sanciones y presión” en su contra por Washington y se burlaba de la aparente creencia de los responsables estadounidenses en que es posible compatibilizar una “mejora de las relaciones” con el mantenimiento de embargos.

De no cambiar su postura Estados Unidos —que en junio prolongó sus sanciones a Corea del Norte—, el Instituto de Estudios Americanos del país asiático advertía de que Pyongyang podría retomar su directriz pyongjin, consistente en simultanear el desarrollo económico con el de su programa de armamento nuclear.

Un día antes del aviso norcoreano, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, había hecho público que su país se disponía a recibir pronto a Kim para un cuarto encuentro entre ambos jefes de Estado, lo que podría suceder antes de finalizar 2018.

 

(Hispantv.com)