Un avión Osprey del Cuerpo de Infantería de Marina de EE.UU. estacionado en la base aérea de Futenma, en la prefectura japonesa de Okinawa.
Un avión Osprey del Cuerpo de Infantería de Marina de EE.UU. estacionado en la base aérea de Futenma, en la prefectura japonesa de Okinawa.

www.fuerzasmilitares.org (01NOV2018).- El Gobierno de Japón reanudará las obras de construcción del nuevo aeródromo militar para EE.UU. en la prefectura de Okinawa, pese a la oposición popular.

“El Gobierno de Japón tiene la intención de reanudar las obras de construcción del nuevo aeródromo para las Fuerzas Armadas estadounidenses en Okinawa”, informó ayer martes el ministro de Defensa nipón, Takeshi Iwaya.

El titular añadió que los funcionarios de dicha Cartera están realizando los preparativos de acondicionamiento del lugar para en cuanto la meteorología permita, se pueda reanudar las obras de construcción del aeropuerto militar.

Esta decisión se anuncia luego de que en agosto pasado las autoridades locales de Okinawa retiraron el permiso de entrega de los terrenos destinados a la construcción del aeródromo militar estadounidense al cual se prevé trasladar la base castrense norteamericana de Futenma.

El ministro de Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo del Japón, Keiichi Ishii, anunció ayer mismo que había derogado esta medida a solicitud del Ministerio de Defensa nipón.

Al respecto, las autoridades centrales plantean que más demoras en la reubicación planeada de la base de Futenma, del Cuerpo de Infantería de Marina de EE.UU., podrían perjudicar la alianza militar entre Tokio y Washington.

La concesión nipona condujo a que ayer mismo, el elegido gobernador de Okinawa, Denny Tamaki, tachara de “escandalosa” la decisión del Ejecutivo japonés, presidido por Shinzo Abe, al denunciar que Tokio al pretender seguir adelante con dicha construcción no respeta la democracia local.

La semana pasada, la asamblea de Okinawa aprobó celebrar un referéndum sobre el traslado de la base aérea Futenma dentro de la isla, y ​​Tamaki confirmó en aquel entonces que el plebiscito se llevará a cabo dentro de seis meses.

La isla de Okinawa, ocupada por Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial y entregada a Japón en 1972, está considerada la base militar más estratégica del país norteamericano en Asia, especialmente por su cercanía al mar del Sur de China.

En los últimos años, Okinawa ha sido escenario de protestas contra la presencia de las bases estadounidenses. A pesar de representar solo el 0,6 % del territorio nacional japonés, la isla alberga a aproximadamente la mitad de los 50 000 militares estadounidenses desplegados en Japón.

 

(Hispantv.com)