El estudiante estadounidense Otto Warmbier, en una rueda de prensa, mientras se encontraba en Corea del Norte bajo detención, 29 de febrero de 2016.
El estudiante estadounidense Otto Warmbier, en una rueda de prensa, mientras se encontraba en Corea del Norte bajo detención, 29 de febrero de 2016.

www.fuerzasmilitares.org (29OCT2018).- EE.UU. “distorsiona la verdad” al achacar a Corea del Norte la muerte de Otto Warmbier, dice una fuente norcoreana negando que el estudiante fuera torturado.

“Como director del hospital directamente involucrado en el tratamiento de Warmbier no puedo reprimir mi indignación por la distorsión total de la verdad en EE.UU., con respecto a su muerte”, dijo el sábado el jefe del Hospital de la Amistad de Pyongyang, citado por la agencia oficial local KCNA.

Warmbier, estudiante de la Universidad de Virginia de 22 años, fue condenado a 15 años de cárcel y a trabajos forzosos en marzo de 2016 por delitos contra el Estado tras robar un cartel con un lema político en Pyongyang, capital norcoreana. Sin embargo fue liberado en junio de 2017.

El estudiante llegó a su país en estado de coma y pocos días después, falleció. Su familia ha atribuido su muerte a las “torturas sistemáticas” a las que presuntamente estuvo expuesto.

En esta línea, los padres de Warmbier ya han presentado una demanda judicial contra el Gobierno norcoreano en un Tribunal Federal del Distrito de Columbia, donde se encuentra Washington, acusando a Pyongyang de “toma de rehenes, detención ilegal, tortura y asesinato”  del estudiante para “extraer varias concesiones del Gobierno de EE.UU.”.

Pyongynag, no obstante, ha desmentido tales acusaciones, tachándolas de una “campaña de difamación” en su contra, por la que, EE.UU. “pagará caro”, según advirtió el país asiático en febrero del presente año.

Asimismo, los médicos involucrados en el examen médico del estudiante estadounidense presentaron el 10 de octubre, ante un tribunal de distrito federal en Washington, un informe en el que concluían que los dientes de Warmbier “estaban dislocados” y la mandíbula “dañada por fuerza física externa”.

Sin embargo, el director del hospital norcoreano ha afirmado que la referida evaluación médica estaba “influenciada por propósito egoísta o interés político”.

Tales informes carecen de credibilidad, dijo la fuente, pues un grupo de médicos estadounidenses confirmaron —al acudir a Corea del Norte para ayudar a la repatriación del estudiante— el estado normal de salud de Warmbier.

 

(Hispantv.com)