US Navy Carrier
Portaviones de los Estados Unidos de Norteamérica

www.fuerzasmilitares.org (28AGO2017).- Business Insider analizó cómo se desarrollaría un posible conflicto armado entre los portaviones de Estados Unidos y China. 

"No es ningún secreto que las tensiones entre China y EEUU respecto al mar de China Meridional y Taiwán están aumentando", consideró el medio.

Además, Business Insider recordó las declaraciones de Rex Tillerson, secretario de Estado de EEUU, en las cuales el alto cargo del Gobierno norteamericano sugirió la posibilidad de un bloqueo —lo que puede ser considerado un acto de guerra— contra el país asiático.

Business Insider consideró que en el caso de un enfrentamiento entre las flotas de EEUU y China en el Pacífico occidental, el país norteamericano probablemente tendría ventajas en lo que se refiere a poder naval. Sin embargo, China tiene suficientes activos terrestres en la región para compensar esa diferencia, apuntó el medio.

El conflicto comenzaría probablemente con un "error inocente" durante una operación de libertad de navegación conducida por la Armada de EEUU, como el despliegue previsto del USS Carl Vinson. El portaviones se dirige al mar de China Meridional acompañado de dos destructores —USS Wayne E. Meyer y USS Michael Murphy— y el buque de crucero USS Lake Champlain.

Por otro lado, China tiene su portaviones Liaoning desplegado desde finales de 2016 en el mar de China Meridional. El grupo naval del buque posee tres destructores lanzamisiles guiados, dos fragatas de misiles guiados, una corbeta antisubmarina y un buque de aprovisionamiento logístico.

"Si las dos Fuerzas entrasen en conflicto, el lado estadounidense gozaría de una ventaja inicial a pesar de la superioridad numérica china. Eso se debe a que el ala aérea embarcada del portaviones de Estados Unidos es mucho más poderosa que la de China", destacó el medio.

Según el medio, el Liaoning cuenta con un ala de 13 cazas J-15. Sin embargo, esos aviones no pueden volar con la capacidad máxima de armas y combustible debido al sistema de aterrizaje y despegue del portaviones que no es totalmente compatible con las aeronaves.

Por su parte, EEUU cuenta con cerca de 34 cazas F/A-18 Hornet, apoyados por cuatro E-2C Hawkeye —avión de alerta temprana— y por algunos EA-18G Growler —aeronave adaptada para la guerra electrónica—.

En dicho escenario, "las fuerzas norteamericanas probablemente aniquilarían a los chinos", según Business Insider. Sin embargo, el medio destacó que EEUU necesitaría que todo ese poder de fuego siguiera disponible para lograr derrotar a los otros buques del grupo naval del Liaoning.

En teoría, EEUU probablemente lograría destruir a la flota china aunque perdiese algunos Hornets durante el proceso. Sin embargo, la flota estadounidense luego  tendría que retirarse, ya que los aviones y misiles chinos de las islas Spratly y Paracelso podrían atacarla en prácticamente cualquier parte del mar de China Meridional.

"El grupo naval [del portaviones USS Carl Vinson] simplemente no tiene el poder de fuego para intentar contrarrestar los ataques de las islas y los arrecifes militarizados de China", apuntó el medio.

Según Business Insider, si de hecho hay armas desplegadas en dicha islas y arrecifes, "no hay ningún lugar en el mar de China Meridional por donde el portaviones de EEUU pueda pasar sin ser forzado a defenderse".

"Si una batalla de este tamaño tuviera lugar, seguramente sería el comienzo de una guerra a larga escala", concluyó el medio.

 

(mndo.sputniknews.com)