Al menos 20 personas han muerto y 13 han resultado heridas en un atentado con coche bomba contra el Palacio Republicano de la ciudad de Al Mukala, en el sureste de Yemen, poco después de que en la capital, Saná, prestara juramento el nuevo presidente del país, Abdo Rabo Mansur Hadi.

Una fuente de seguridad informó de que un terrorista suicida hizo estallar el vehículo contra la entrada del edificio gubernamental, que sirve de sede al jefe de Estado en sus visitas a Al Mukala, capital de la provincia de Hadramut.

Entre las víctimas mortales figuran tanto miembros de la Guardia Republicana, encargados de la protección del palacio, como viandantes. En el momento del atentado, perpetrado con una camioneta cargada con explosivos, no había ningún responsable regional o personalidad política en el edificio.

La provincia de Hadramut es conocida por la importante presencia de seguidores de la red terrorista de Al Qaeda, que han tomado el control temporalmente de ciudades meridionales.

Por ello, la fuente no descartó que detrás del atentado esté la organización terrorista, que desde 2009 ha perpetrado decenas de ataques contra objetivos gubernamentales, militares y turísticos en esta provincia.

La lucha contra Al Qaeda es una de las prioridades del nuevo presidente, quien en su discurso de investidura ante el Parlamento en Saná consideró este asunto "un deber nacional y religiosopara lograr el retorno de los desplazados".

La actividad de la organización terrorista y grupos afines se ha recrudecido desde que estalló hace más de un año la revuelta contra el régimen de Alí Abdalá Saleh, cuya salida definitiva del poder se produjo hoy con la toma de posesión de Hadi.

Elmundo.es

Las noticias desde Siria no dejan lugar a dudas: el régimen de los Asad ha decidido resistir, aunque en el intento se lleve por delante barrios, pueblos o ciudades, con decenas de miles de muertos.

Fracasadas las amenazas, las sanciones y la presión diplomática, Anne-Marie Slaughter, profesora de Princeton y directora de Planificación del Departamento de Estado de enero de 2009 a febrero de 2011, no ve otra salida que meses de conflicto con un número creciente de víctimas.

Nadie está dispuesto a repetir una intervención externa como en Libia, salvo que la soliciten Turquía y la Liga Árabe, pero, si continúa la destrucción de casas y la muerte de civiles, tarde o temprano la potencia regional musulmana y la organización regional más importante, revitalizada por la llamada primavera árabe tras 65 años de siesta, exigirán una intervención exterior.

Se sabe que muchos soldados sirios, en su mayoría suníes, a las órdenes de oficiales de la minoría alauí, no desertan por miedo a ser fusilados o a represalias brutales contra sus familiares. Si el establecimiento de santuarios o refugios en Turquía, Jordania o Líbano permite reducir ese miedo, probablemente se organizarán esta primavera.Si la Liga Árabe no la pide, no habrá intervención militar externa y las potencias occidentales concentrarán sus esfuerzos en socavar el apoyo que el dictador todavía tiene en el Ejército por otras vías.

El ministro de Defensa de la India, A.K. Anthony, declaró hoy que los helicópteros rusos Mi-17-V5, incorporados oficialmente este viernes a las Fuerzas Armadas de su país, harán incrementar las posibilidades del Ejército de la India.

"Estos helicópteros polivalentes harán incrementar las posibilidades de nuestro Ejército para llevar a cabo operaciones militares, de salvamento y otras", dijo el ministro en un acto celebrado en la base aérea de Palam, situada cerca de la capital india.

El contrato para la compra de 80 helicópteros Mi-17-V5 fue suscrito en 2008 y los suministros comenzaron en otoño pasado.  Rusia ya entregó para la fecha 21 aparatos. Según informa la prensa local, el importe del contrato asciende a US$1.340 millones.

También se comenta que los Mi-17-V5 han merecido ya tantos elogios en la India que este país planea comprar una partida adicional de 59 helicópteros. Una fuente de RIA Novosti vinculada al complejo militar industrial de Rusia comentó que las negociaciones ya avanzan.

El Mi-17-V5 es la modificación moderna del helicóptero Mi-8MT. Está destinado para transportar cargamento y personal en la cabina o cargamento de grandes dimensiones en anclajes exteriores.

RIA Novosti

El submarino "Nerpa" que Rusia entregó a la India según un contrato de alquiler con opción de venta (leasing), arribará a este país entre el 30 y 31 de marzo, informó hoy una fuente del ministerio de Defensa de la India.

“Esperamos el arribo de este submarino a la India el 30-31 de marzo”, según la fuente, la cual aseguró que el sumergible está en camino y llegará próximamente al puerto de Visakhapatnam.

El “Nerpa” es conducido por una tripulación india que se preparó en el Centro de Preparación, cerca de la ciudad de San Petersburgo, y que cuenta con el apoyo de especialistas de la Marina de Guerra rusos.

La Armada india recibió el submarino ruso en arrendamiento por un plazo de 10 años y un valor superior a los 900 millones de dólares.

A finales de diciembre del año pasado, Rusia y la India firmaron la documentación técnica concerniente a la culminación de las pruebas a las que fue sometido el sumergible, único requisito que quedaba pendiente para entregar el “Nerpa” al país asiático.

Inicialmente, Moscú planeaba realizar este traspaso en 2008, pero lo tuvo que postergar debido a un accidente que ocurrió a bordo del submarino en noviembre de ese año, causando una veintena de muertos. Una vez reparado, la nave se incorporó en diciembre de 2009 a la Armada rusa.

El “Nerpa” (K-152, proyecto 971, clase Schuka-B, o Akula en clasificación de la OTAN) pertenece a los sumergibles de tercera generación y su puesta de quilla tuvo lugar en 1991.

Desplaza 8.140/12.770 toneladas, alcanza los 30 nudos de velocidad máxima y puede sumergirse a 600 metros. Tiene una autonomía de 100 días y una tripulación de 73 efectivos. Está equipado con cuatro lanzatorpedos de 533 milímetros y otros tantos de 650 mm.

RIA Novosti

Irán y Omán realizarán ejercicios navales conjuntos después del próximo 21 de marzo, día en que la República Islámica celebra el Año Nuevo persa, anunció la víspera el comandante de la Armada iraní, contraalmirante Habibollah Sayyari.

Según Sayyari, citado por la cadena local Press TV, las maniobras tendrán por objetivo ensayar una actuación conjunta para llevar a cabo operaciones de búsqueda y rescate, y se celebrarán en virtud de un acuerdo firmado anteriormente entre ambos países.

Los ejercicios anteriores de las dos Armadas tuvieron lugar en febrero de 2011 y contaron con la participación de cuatro buques de guerra, dos cazas y un helicóptero por parte de Omán y cuatro navíos iraníes.

La cadena iraní también confirmó las informaciones de que dos buques de guerra de Irán cruzaron el canal de Suez rumbo a Siria el pasado viernes.

Ambas embarcaciones, un destructor y un buque de apoyo, atracaron en el puerto sirio de Tartus para participar en maniobras navales conjuntas acordadas entre Irán y Siria hace un año.

RIA Novosti