Corea del Norte y Estados Unidos anunciaron el 29 de febrero un acuerdo por el que el país asiático recibirá 240.000 toneladas de comida a cambio de la firma de una moratoria nuclear.

El régimen de Pyongyang, cuya población padece una escasez crónica de alimentos, se comprometió a detener los ensayos nucleares, el enriquecimiento de uranio y el lanzamiento de misiles de largo alcance. Además, permitirá que observadores internacionales accedan a sus instalaciones.

Este acuerdo, alcanzado dos meses después de que Kim Jong-un asumiera el poder en Pyongyang, es solo un primer paso para que Corea del Norte coopere con la comunidad internacional en materia nuclear y los analistas advierten que anteriormente otros acuerdos con Corea del Norte se frustraron.

Su importancia reside, sin embargo, en que el hermético régimen de Pyongyang, del que se considera que tiene armas nucleares, es uno de los pocos países con armas nucleares que lleva a cabo un programa nuclear fuera del control exterior.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió a Corea del Norte que "no logrará nada con sus amenazas y provocaciones". La advertencia se produce mientras el gobierno de Pyongyang se prepara para lanzar el mes entrante un misil de largo alcance que, dice, pondrá un satélite en órbita.

Ambos líderes expresaron que Corea del Norte se arriesga a más sanciones y aislamiento si no cancela sus planes.Durante una conferencia de prensa en Seúl, la capital surcoreana, con su homólogo Lee Myung Bak, Obama dijo que “Corea del Norte conoce sus obligaciones y debe tomar medidas irreversibles para cumplirlas”.

Obama visitó la zona desmilitarizada que divide a Corea del Norte y Corea del Sur y se reunió con las tropas estadounidenses que se encuentran allí.

El mandatario afirmó que Washington y Seúl están "absolutamente unidas" y que el "mal comportamiento" de Corea del Norte no será recompensado.

Se espera que el próximo lunes Obama asista a una cumbre sobre seguridad nuclear en Seúl.

El pasado 21 de marzo fue firmado este acuerdo para la compra del que sera el sexto submarino de esta clase que llegaría para la armada israeli (Heyl Ha'Yam), este submarino tendrá un costo de 350 millones de dolares según lo afirmo el ministro de defensa, Ehud Barack en Berlin durante la firma del acuerdo.

La armada israelí cuenta actualmente con  submarinos de esta clase que han sido comprados a Alemania desde el año 99, en el año 2005 comenzó la construcción del cuarto y quinto submarino que están próximos a ser terminados y entregados a la armada israelita, estos submarinos son impulsados por tres motores diésel de fabricación alemana, tiene una autonomía de hasta 8.000Mn, miden 57 metros de largo y pueden sumergirse hasta 200 metros, lleva 35 tripulante y tiene capacidad de desembarcar 10 comandos en zona de guerra, tiene capacidad para cargar una combinación de hasta 16 torpedos, misiles y minas, puede llevar el misil de crucero popeye turbo que tiene capacidad para llevar una cabeza nuclear y tiene una autonomía de hasta 1.500Km entre otra variedad de armas.

India, Brasil, Argentina, Corea del sur, Turquía y Sudáfrica también han comprado a Alemania esta clase de submarinos.

Daniel Cárdenas-Prensa Fuerzasmilitares.org.

Rusia entregará a la India en diciembre el portaviones modernizado "Vikramaditya" (antiguo portaviones soviético "Almirante Gorshkov"),  informaron hoy fuentes del Ministerio de Defensa de la India citadas por la agencia Press Trust of India.

"La ceremonia de entrega se celebrará el 4 de diciembre", comunicó esta agencia.

El contrato de modernización del portaviones "Almirante Gorshkov", vendido a la India, fue firmado en 2004 y fue uno de los más importantes en la historia de la cooperación técnico-militar entre los dos países. Incorporado a la Armada india, el buque recibió el nombre de "Vikramaditya".

Las mismas fuentes comentaron que la ceremonia de puesta en servicio del submarino nuclear "Nerpa", entregado en leasing a la India y rebautizado como "Chakra", tendrá lugar el 5 de abril en la base naval de Visakhpatnam.

Japón derribará el satélite que Corea del Norte lanzará en abril mediante un misil de largo alcance, si la trayectoria del cohete pasa por su territorio, declaró el ministro de Defensa del país nipón, Naoki Tanaka.

“Estoy estudiando la posibilidad de ordenar a las fuerzas de defensa abrir fuego si surge una situación impredecible que pueda amenazar a la seguridad de nuestro país. En este caso, se tomarán las medidas correspondientes”, aseguró el titular de Defensa en una reunión parlamentaria.

Tanaka precisó que se trata de un posible empleo de sistemas de misiles tierra-aire  Patriot y buques dotados con sistemas de combate Aegis.

Anteriormente, el ministro nipón habló de la posibilidad de interceptar el satélite norcoreano como hizo en 2009 cuando un proyectil de Pyongyang sobrevoló territorio nipón.

La semana pasada, Pyongyang anunció los planes de poner en órbita un nuevo satélite el próximo mes de abril, en conmemoración del centenario desde el día de cumpleaños del primer dirigente del país, Kim Il-Sung.