Irán quiere aumentar sus relaciones con Líbano, en especial en materia de defensa, y ayudar al fortalecimiento de las Fuerzas Armadas libanesas, según dijo el ministro de Defensa iraní, general Ahmad Vahidi, informó hoy la página web de su departamento.

Con motivo de la visita que realiza a Irán el ministro de Defensa del Líbano, Fayez Ghosn, Vahidi indicó que "fortalecer el Ejército libanés forma parte de la estrategia política de la República Islámica iraní, pues Líbano debe tener un Ejército fuerte para defender sus intereses en la región".

Irán ha manifestado reiteradamente su apoyo al grupo radical armado chiíta libanés Hizbulá y, recientemente, el líder supremo iraní, ayatolá Ali Jamenei, admitió la intervención directa de Irán con esa organización en la lucha contra Israel.

Sin embargo, hasta ahora, Irán no había manifestado su apoyo a las Fuerzas Armadas libanesas.

Vahidi insistió en que Irán pretende apoyar la cohesión en Líbano, país al que considera fundamental para mantener la estabilidad y la seguridad de la zona de Oriente Medio.

La compañía pública israelí Israel Aerospace Industries (IAI) prevé suministrar a Azerbaiyán vehículos aéreos no tripulados (UAV) y armamento de alta precisión por unos 1.600 millones de dólares, informó una fuente del Ministerio israelí de Defensa.

Según la fuente citada por agencias internacionales, entre los armas que recibirá Bakú figuran sistemas antiaéreos y antimisiles, cuyos modelos y número no se precisan.

Últimamente, la ex república soviética ha experimentado un empeoramiento de sus relaciones con Irán, su vecino del sur.

Así, Teherán exigió recientemente a Bakú impedir al servicio de inteligencia israelí Mossad que use su territorio nacional para realizar operaciones contra la República Islámica.

Irán acusó asimismo a Azerbaiyán de colaborar con los terroristas responsables de los atentados contra los científicos nucleares iraníes. Según afirma Teherán, Bakú permitió a los asesinos, vinculados presuntamente con el Mossad, cruzar la frontera entre ambos países.

RIA Novosti

Corea del Sur y EEUU dieron hoy comienzo a uno de sus mayores ejercicios militares anuales en territorio surcoreano a pesar de las amenazas de Corea del Norte, que declaró que su pueblo y su Ejército están "preparados para una guerra" contra los aliados.

Unos 200.000 soldados surcoreanos y 2.900 estadounidenses participarán hasta el 9 de marzo en un ejercicio de simulación "de naturaleza defensiva", el "Key Resolve", que se llevará a cabo en las bases del Ejército de EEUU en Corea del Sur, informó a Efe un portavoz del Mando de las Fuerzas Conjuntas de ambos países (CFC).

A través de sus medios estatales Pyongyang calificó hoy las maniobras de los aliados como "una violación imperdonable a la soberanía y la dignidad" de Corea del Norte, que "se encuentra en el período de luto" correspondiente a los 100 días posteriores a la muerte, el 17 de diciembre, de su líder Kim Jong-il.

El gobierno de Mahmud Ahmadineyad dice que se prepara ante posibles agresiones de Estados Unidos o Israel.

Irán planea crear un ejército cibernético para contrarrestar posibles amenazas de EE.UU. y otros países, en especial a sus instalaciones nucleares, informó hoy la televisión oficial en español, HispanTV.

Según el director de la Organización de Defensa Pasiva de Irán, general Gholam Reza Jalali, “EE.UU. está reduciendo el tamaño de su Ejército para tener una infraestructura de defensa cibernética más grande, por lo que países como Irán tienen que instalar y modernizar su defensa cibernética e incluso formar un Ejército cibernético”.

Jalali explicó que Irán ha sido uno de los países objeto de ataques cibernéticos en los últimos dos años, aunque aseguró que los centros atacados no resultaron afectados y, de momento, Irán es en gran medida inmune de este tipo de embates.

Al menos 20 personas han muerto y 13 han resultado heridas en un atentado con coche bomba contra el Palacio Republicano de la ciudad de Al Mukala, en el sureste de Yemen, poco después de que en la capital, Saná, prestara juramento el nuevo presidente del país, Abdo Rabo Mansur Hadi.

Una fuente de seguridad informó de que un terrorista suicida hizo estallar el vehículo contra la entrada del edificio gubernamental, que sirve de sede al jefe de Estado en sus visitas a Al Mukala, capital de la provincia de Hadramut.

Entre las víctimas mortales figuran tanto miembros de la Guardia Republicana, encargados de la protección del palacio, como viandantes. En el momento del atentado, perpetrado con una camioneta cargada con explosivos, no había ningún responsable regional o personalidad política en el edificio.

La provincia de Hadramut es conocida por la importante presencia de seguidores de la red terrorista de Al Qaeda, que han tomado el control temporalmente de ciudades meridionales.

Por ello, la fuente no descartó que detrás del atentado esté la organización terrorista, que desde 2009 ha perpetrado decenas de ataques contra objetivos gubernamentales, militares y turísticos en esta provincia.

La lucha contra Al Qaeda es una de las prioridades del nuevo presidente, quien en su discurso de investidura ante el Parlamento en Saná consideró este asunto "un deber nacional y religiosopara lograr el retorno de los desplazados".

La actividad de la organización terrorista y grupos afines se ha recrudecido desde que estalló hace más de un año la revuelta contra el régimen de Alí Abdalá Saleh, cuya salida definitiva del poder se produjo hoy con la toma de posesión de Hadi.

Elmundo.es