Un soldado estadounidense en la frontera entre Estados Unidos y México.
Un soldado estadounidense en la frontera entre Estados Unidos y México.

www.fuerzasmilitares.org (04MAR2019).- Un veterano estadounidense es acusado de lograr alianzas con grupos de alta peligrosidad en Latinoamérica y entregar sobornos a altos funcionarios mexicanos.

Una indagatoria que sigue los pasos del narcotráfico en San Diego, California (en EE.UU.), dio a conocer el viernes que el exmilitar de la Infantería de Marina Ángel Domínguez Ramírez llegó a ser presunto capo de la cocaína utilizando su entrenamiento militar, forjando alianzas y entregando sobornos, informó el periódico estadounidense Los Angeles Times.

Ángel Domínguez Ramírez, de nacionalidad estadounidense y mexicana, fue acusado por la Fiscalía de San Diego de ser el pilar de una red, que movilizaba sustancias narcóticas obtenidas desde varios países latinoamericanos como Perú o Ecuador, y las ingresaba a California y Texas, puntos de distribución hacia diferentes zonas del territorio estadounidense.

Domínguez, supuestamente conocido como “Zeta 39”, pasó a formar una nueva organización llamada El Seguimiento 39.

La organización obtuvo cocaína de Perú, Venezuela, Ecuador, transportando los narcóticos a través de América Central y Chiapas, México, según los fiscales. 

La organización también usó una tubería inversa para mover las ganancias de drogas desde EE.UU. hacia el sur.

De acuerdo con la acusación federal, Domínguez Ramírez se reunió a finales de 2016 con el agente Reyes Arzate, cuando este era director de la División Antidrogas de la Policía Federal mexicana y recibía la información más sensible sobre las investigaciones de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos contra las grandes bandas criminales.

A cambio de esos detalles, Domínguez Ramírez se comprometió a entregarle datos para capturar o eliminar a los que eran los líderes del cartel del Golfo en su bastión, Tamaulipas. Quería que en ese estado hubiera socios menos violentos, según la Fiscalía.

Varios medios estadounidenses compararon al veterano con Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, aunque se precisa que el tamaño de las operaciones era mucho menor. En el proceso se han presentado cargos contra más de 41 personas, incautado 5000 kilogramos de cocaína e ingresos por narcóticos superiores a 9 millones de dólares. 

Un Informe Anual sobre Drogas en 2015, reveló que los carteles mexicanos ocupaban casi la mayor parte del mercado ilegal de EE.UU., con una gran distancia con los carteles colombianos y dominicanos.

Por otra parte, los fiscales también revelaron que el cartel de Domínguez tenía “un nivel de corrupción sin precedentes dentro del Gobierno mexicano, los departamentos de policía locales, las agencias policiales federales y el Ejército”. 

 

Hispantv.com