El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, habla con la prensa desde Washington D.C., 13 de diciembre de 2018
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, habla con la prensa desde Washington D.C., 13 de diciembre de 2018

www.fuerzasmilitares.org (03ENE2019).- El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, reclama a Moscú la liberación inmediata del norteamericano Paul Whelan, acusado en Rusia de espionaje.

“Hemos dejado clara a los rusos nuestra expectativa de saber más sobre los cargos y llegar a entender de qué se le ha acusado, y si la detención no es apropiada exigiremos su regreso inmediato”, ha declarado este miércoles Pompeo en Brasilia (capital de Brasil).

La persona en cuestión, un veterano de guerra de la infantería de marina estadounidense, fue detenida el 28 de diciembre en Rusia por supuestas actividades de espionaje en el país euroasiático.

Pompeo ha añadido que Washington espera obtener acceso consular a Whelan, tal como manifestó ya el lunes un portavoz del Departamento de Estado estadounidenses a la agencia rusa de noticias Sputnik. El portavoz agregó que el Departamento había sido notificado formalmente sobre la detención por el Ministerio de Exteriores ruso.

Según el Servicio Federal de Seguridad ruso (FSB, por sus siglas del ruso), que anunció la detención de Whelan, contra este se ha iniciado un caso por el tipo penal de “espionaje”.

La legislación rusa estipula que, de ser hallado culpable, Whelan, quien se unió a las filas del Cuerpo de Marines de EE. UU. en 1994 y fue despedido por mala conducta en 2008, podría ser condenado a una pena de entre 10 y 20 años de prisión.

Las autoridades de Moscú han denunciado un incremento reciente de las actividades de espionaje de otros países en su territorio, que incluyen vuelos de aeronaves de reconocimiento extranjeras cerca del espacio aéreo ruso.

El arresto tuvo lugar además en medio de tensiones crecientes entre Washington y Moscú, uno de cuyos últimos episodios ha sido el de la ciudadana rusa Maria Butina, detenida en julio en EE.UU. y que hace unas semanas se declaró culpable de conspiración para promover los intereses de Rusia como agente extranjero no autorizado.

Según el Kremlin, Butina, cuya liberación inmediata reclama, es “una presa política” y “todo lo que sucede a su alrededor no tiene nada que ver con la jurisprudencia ni con la justicia ni con la investigación, sino que es únicamente presión política y chantaje”, para alentar “la histeria rusofóbica”.

 

(Hispantv.com)