Super Aviones
Comparación de los aviones que han llegado a Chile para ayudar.

www.fuerzasmilitares.org (29ENE2017).-  Nuevos refuerzos para combatir los incendios se esperan en las próximas horas. Esto, porque un nuevo avión de gran escala se sumará a las aeronaves que han intentado pelear la emergencia en Chile: el Antonov 225. Así lo confirmó ayer la Presidenta de la República. Se trata del avión más grande del mundo, y que ya había visitado Chile.

En esa ocasión llega cargando cuatro helicópteros especializados en el combate al fuego. Además, Conaf confirmó que arrendará un nuevo helicóptero de combate, el Sikorsky S-64 SkyCrane, uno de los con mayor capacidad de lanzamiento de agua a nivel mundial. Según Conaf esta maquina “tiene capacidad de 10.000 litros y una de sus mayores ventajas es que puede succionar en cualquier tipo de fuente de agua, aunque tenga poca profundidad”, señaló el director de la institución, Aarón Cavieres.

Ambas naves se suman al SuperTanker, que desde el miércoles se encuentra combatiendo los incendios; a la areonave rusa Ilyushin Il 76, cuyo arribo se espera entre hoy en la noche y mañana en la madrugada; y al avión gestionado por la familia Saieh, Nicolás Ibañez y Juan Carlos Yarur, al alero de Desafío Levantemos Chile (Ver página 14).

El Antonov no combatirá directamente el fuego, sino que traerá cuatro helicópteros que lo harán. El avión viene además con un equipo compuesto por 36 personas, entre los que figura personal de mantención y pilotos, según informó la empresa Helicóptero Exprés.

En cambio, el avión ruso Ilyusin Il sí combate el fuego directamente, con una capacidad de 40.000 litros, mientras que el SuperTanker, que ya ha estado operando, tiene una capacidad de 70.000 litros.

Michel De L’Herbe explicó a La Tercera las similitudes y diferencias. “En general uno puede considerar que los aviones sobre los 10.000 litros de capacidad se denominan airtankes”, señaló el experto, quien agregó que la mayor diferencia está en la experiencia con ambas aeonaves. “El SuperTanker es un avión de una operación nueva, que está más bien en una fase de prueba y donde no existe gran literatura respecto del nivel de eficiencia que puede tener en operaciones forestales”, aseguró de L’Herbe.

Una opinión distinta tiene Tito Muñoz, presidente del Instituto Chileno de Dirección Aeronáutica (DGAC): “El SuperTanker tiene más garantías por su envergadura, lo que le permite cargar más agua y tener un alcance muy superior, haciendo que pueda volar por más tiempo sin necesidad de cargar combustible”.

Agregó que el avión ruso – que forma parte del contingente del Ministerio para la Defensa Civil y Emergencias de dicho país-, puede aterrizar en pistas más cortas que la del aeropuerto de Santiago: “Es un tercio más pequeño y puede lanzar su carga de una sola vez, de manera más concentrada. Si bien tiene menos capacidad de carga, es mucho más maniobrable para realizar operaciones en lugares más complejos y puede despegar en pistas de mil metros, ósea, puede hacerlo desde Chillán o Concepción”.

Según Muñoz la tripulación de ambos aviones está compuesta por un piloto, un copiloto y un ingeniero de vuelo que maneja el lanzamiento de líquidos. Por su parte, se espera que el Antonov llegue a Chile el martes en la madrugada, cargado con tres helicópteros de 1.600 litros y uno de 2.700.

Una nueva jornada

Ayer el SuperTanker volvió a recorrer distintos incendios y concentró sus labores en la Región del Biobío. Fue la jornada con mayor número de operaciones, logrando cuatro descargas.

Partió en San Nicolás, cerca de Chillán; sobrevoló la cárcel El Manzano, en Concepción; y después acudió a Vilumaco.“Estamos batiendo récords mundiales con las operaciones en Chile, por la cantidad de combustible que hemos ocupado, la cantidad de millas recorridas (cerca de 2 mil millas) y por el agua que ha sido descargada”, Dieter Linneberg, representante de Supertanker en Chile.

 

(latercera.com)