La denuncia la hizo la propia víctima, un eritreo de 16 años, que había regresado al centro de tránsito de Gashora, al sur de esta capital
La denuncia la hizo la propia víctima, un eritreo de 16 años, que había regresado al centro de tránsito de Gashora, al sur de esta capital

 

www.fuerzasmilitares.org (28ABR2020).- Un comandante de la Policía de Ruanda fue acusado hoy de agredir sexualmente a un niño refugiado.

La denuncia la hizo la propia víctima, un eritreo de 16 años, que había regresado al centro de tránsito de Gashora, al sur de esta capital, después de un toque de queda relacionado con el nuevo coronavirus el pasado 13 de abril.

Un líder de refugiados que habló con el adolescente después señaló que fue detenido junto con otros tres menores, otro eritreo y dos sudaneses, entre las 18:30 y las 22:30, hora local.

(El comandante de la Policía) le ordenó que se quitara la ropa. El niño hizo lo que le dijeron, ya que pensó que lo iban a registrar, pero luego se le pidió que se quitara los pantalones, lo cual rechazó, contó.

Según el líder, que habló en condición de anonimato, el comandante abofeteó al pequeño y lo golpeó en todo el cuerpo con un palo. Luego procedió a sacar su arma y amenazarlo con ella, pero logró escapar.

Tras conocerse la denuncia, el portavoz de la agencia de la ONU para los refugiados, Elise Villechalane, señaló que su oficina está ‘profundamente preocupada’ por el caso.

Nuestros equipos de protección están presentes en el centro y se han tomado las medidas adecuadas para proporcionar a la presunta víctima todo el apoyo necesario, incluida la asistencia legal y psicosocial, comentó.

No obstante, la Policía de Ruanda acusó a los refugiados de mentir, diciendo que no estaban contentos con las restricciones relacionadas con el coronavirus y que el niño estaba borracho.

Los resultados preliminares muestran que el demandante aprovechó la ocasión para tratar de evitar el castigo por violar el toque de queda y, en cambio, planteó otras quejas sobre el menú de alimentos, los servicios médicos y la presencia policial en el campamento, dijo la organización en Twitter.

El jueves pasado, los refugiados en Gashora realizaron una protesta presentando siete demandas, incluida una investigación adecuada, el retiro del comandante del centro y la presencia de un miembro de Naciones Unidas en todo momento por su seguridad.

Contactado por medios de prensa, el gobierno de Ruanda no respondió a las solicitudes de comentarios, pero confirmó que se está llevando a cabo una investigación.

 

(wanafrica.com)