La historia de África, en muchos de sus capítulos, está ligada a la violencia extrema, a la presencia de largas y sangrientas dictaduras y a la existencia de grupos extremos armados que han arrasado con poblaciones enteras o han reclutado a la fuerza a sus habitantes. Un video lo delata Hace solo unos días, pocas personas tenían idea de quién es Joseph Kony.

Como tantas atrocidades que se cometen en África, las de este criminal ugandés habían pasado mayormente desapercibidas en los medios de comunicación del resto del mundo. Todo cambió en cosa de días, luego de la aparición de un video en YouTube que ya tiene más de 80 millones de visitas.

Kony debe ser, ahora mismo, uno de los hombres más buscados (y repudiados) del mundo. A Kony se lo acusa de dirigir un grupo armado, el Ejército de Resistencia del Señor, mezcla de secta y milicia temida por la crueldad de sus acciones. Por más de 20 años, él y sus hombres implantaron el terror en las comunidades ugandesas y en el sur de Sudán. Su marca distintiva era la extrema violencia para sus víctimas. También se lo acusa de secuestrar a niños y niñas para usarlos como combatientes y esclavos sexuales, nada menos que 50.000, según Unicef.

Sentimientos de rabia, indignación, incredulidad y cierta humillación se mezclan entre los italianos, después de la trágica operación de rescate en Nigeria en la que murieron un rehén británico y otro italiano. Los ingenieros Cristopher Mc Manus y Franco Lamolinara fueron secuestrados en mayo de 2011 en la localidad de Birnin Kebbi, en el noroeste del país africano.

El Gobierno italiano dice que no fue informado por el británico de esa acción militar. Así lo refleja, mostrando también malestar, el comunicado hecho público por el primer ministro, Mario Monti. La operación militar se realizó «autónomamente por las autoridades nigerianas, con el apoyo británico, informando a las autoridades italianas solamente con la acción en marcha». Confirmando la irritación del Gobierno italiano, y como reflejo de la tensión entre Roma y Londres, el presidente de la República, Giorgio Napolitano, manifestó que «es inexplicable el comportamiento del Gobierno inglés» y que «es necesaria una aclaración».

Los niños que huyeron de Kony hablan de un líder rodeado de un aura de espiritualidad y misticismo.

Un grupo de activistas estadounidenses se ha propuesto un reto hasta ahora inédito: capturar a un hombre acusado de crímenes de guerra gracias al impulso de las redes sociales.Los carteles de "Se Busca" que colocaban los alguaciles en los postes de los pueblos del Oeste estadounidense recobran una nueva dimensión con la campaña que ha puesto en marcha la organización estadounidense Invisible Children (Niños invisibles).

El objetivo: detener a Joseph Kony, acusado de crímenes de guerra en Uganda, y llevarlo ante la Corte Penal Internacional. El medio: la difusión de un video de 30 minutos de duración que ya ha generado más de 40 millones de visitas en YouTube.Loshashtags#stopkony y #kony2012 fueron algunos de los destacadostrending topicsen Twitter este miércoles cuando se lanzó la campaña, y un número de famosos, incluyendo a P. Diddy, Ellen de Generes o Rihanna, tuitearon enlaces al video.

Al menos 150 personas han muerto y varios centenares estarían heridas tras una serie de explosiones en un depósito de municiones de Brazzaville, la capital del Congo, según ha informado una fuente diplomática europea.

"Hemos registrado al menos 150 muertos en los hospitales militares yunos 1.500 heridos de diversa consideración", asegura. Según esta fuente, también habría numerosos heridos en los hospitales civiles de la capital.

El corresponal de AFP en la zona ha podido ver varios cádaveres, algunos de menores de edad, en una clínica cercana a la zona de la explosión. Las explosiones, cinco y de gran intensidad, comenzaron a las 8.00 de la mañana hora local (7.00 GHMT) y se repitieron de forma espaciada hasta las 10.45.

El movimiento islamista Hermanos Musulmanes, que actualmente es la principal fuerza política en Egipto, creó un partido en la vecina Libia, informó la víspera el portavoz de la formación, Mohamed Gaair citado por agencias internacionales.

Según Gaair, la creación del Partido Justicia y Desarrollo, que defenderá la construcción de una sociedad basada en los valores religiosos, fue anunciada el sábado en un congreso del movimiento que reunió a más de 1.400 personas.

El nuevo partido tendrá al frente a Mohamed Sawan, un gerente de hotel natural de Misurata que fue preso político durante el régimen del ex  libio, Muamar Gadafi.