Al menos una persona perdió la vida y otras tres resultaron heridas en dos nuevos ataques contra templos cristianos en Nigeria. El número de víctimas podría aumentar en las próximas horas, puesto que aún se desconoce el alcance del segundo ataque, registrado esta mañana en la localidad de Jos, capital del estado de Plateau, en el centro de Nigeria. 

El comisario de la Policía provincial de Plateau, Emmanuel Ayeni, confirmó la explosión en el templo de la Iglesia Elegida de Dios, que fue atribuido a un terrorista suicida. 

Por otra parte, cuatro hombres armados irrumpieron hoy en la iglesia de Biu, en el Estado de Borno (norte) durante la misa dominical, matando al menos a una persona e hiriendo a otras tres, informó la Policía provincial de Borno. 

"El ataque se produjo en la mañana de hoy cuando cuatro jóvenes abrieron fuego en el interior del templo", explicó a los periodistas el comisario de la Policía estatal de Borno, Bala Hassan. 

El ministro de seguridad interna de Kenia murió el domingo junto con otras cinco personas en un accidente de helicóptero cerca de Nairobi, la capital, informó el vicepresidente.

El ministro George Saitoti y su asistente están entre los muertos por el accidente del helicóptero de la Policía, que se estrelló en las afueras de la capital, dijo el vicepresidente Kalonzo Musyoka.

Un reportero de The Associated Press vio los restos calcinados de las víctimas esparcidos en un bosque cerca de Nairobi.

El primer ministro Raila Odinga dijo en la sitio del accidente que la muerte de Saitoti es "una gran tragedia que le ha ocurrido a nuestro país en momentos en que estamos preparándonos para realizar elecciones pacíficas".

No fue clara de inmediato la causa del accidente. La Policía acordonó el lugar y dijo que estaba investigando.

Saitoti, un economista y matemático que estudió en Estados Unidos, era una de las figuras más conocidas de la política en Kenia. Durante más de una década fue vicepresidente en el gobierno del presidente Daniel arap Moi.

La transición hacia la economía “verde” en las próximas dos décadas podría crear entre 15 y 60 millones de empleos nuevos, según un informe elaborado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

“El actual modelo de desarrollo ha demostrado ser ineficiente e inestable, no sólo para el medio ambiente sino que para las economías y las sociedades”, declaró el jefe de la Organización Internacional del Trabajo, Juan Somavía, citado por el PNUMA.

Somavía destacó también la necesidad de “introducir de manera urgente el modelo de desarrollo sostenible y promover una política concordada que se centre en las personas y en el planeta”.

La transición hacia una economía “verde” afectará a al menos 1.500 millones de personas, indicaron expertos al señalar que el mayor impacto se producirá en silvicultura, agricultura, pesca, energía, transporte y reciclaje de residuos.

Sudáfrica planea construir 29 reactores nucleares, anunció hoy la ministra sudafricana de Energía, Dipuo Peters. “Sudáfrica es la mayor consumidora de electricidad en la región. Para cubrir esta demanda, planeamos construir 29 unidades generadoras”, afirmó Peters al intervenir este martes en una sesión plenaria del foro internacional Atomexpo 2012 en Moscú.

La ministra agregó que la energía generada por las nuevas plantas nutrirá la red regional. “Es muy importante para nosotros garantizar su estabilidad”, dijo.

Sudáfrica apuesta por el fomento de la energía nuclear mientras países como Japón, Alemania e Italia renuncian a la construcción de nuevos reactores y deciden acelerar el cierre de los ya existentes tras el accidente de marzo de 2012 en la central nuclear japonesa de Fukushima.

En la actualidad, Sudáfrica dispone de una sola planta nuclear de dos reactores, Koeberg, situada a unos 30 km al norte de la Ciudad del Cabo. Sin embargo, el plan nacional del desarrollo energético prevé incrementar la capacidad generadora de la industria atómica a 9,6 gigavatios para el año 2030.

Milicias rivales fuertemente armadas se enfrentan en las inmediaciones del aeropuerto internacional de Trípoli después de que combatientes del grupo Al Aufiya (Los leales) irrumpieran esta mañana en las instalaciones aeroportuarias con carros y vehículos dotados de armamento pesado en protesta por el secuestro, este domingo, de uno de sus jefes. Los disparos pueden escucharse desde el edificio de la terminal, indicó un testigo a la agencia Reuters. "Hay una situación de confusión total en el aeropuerto, todo el mundo intenta huir. Varios vehículos dotados de armamento y carros se han desplegado sobre la pista y bloquean el tráfico [aéreo]", explicó a la agencia France Presse una fuente aeroportuaria. Tras varias horas de combates, las autoridades tomaron el control del recinto, según la agencia France Presse.

La milicia Al Aufiya fue uno de los grupos armados que combatieron el año pasado contra el régimen del coronel Muamar el Gadafi y procede de la localidad de Tarhuna, situada a 80 kilómetros al sureste de Trípoli. Fuentes del Consejo Nacional de Transición libio, en el Gobierno desde la caída de Gadafi, detallaron que el citado jefe de los Aufiya, el coronel Abu Ogeila al Hebeishi, fue secuestrado a última hora del domingo por rebeldes sin identificar mientras viajaba de Tarhuna a Trípoli.