Mohamed Mursi y Hicham QandilEl primer ministro de Egipto, Hicham Qandil, anunció hoy oficialmente la formación definitiva del nuevo gobierno egipcio, informó la televisión estatal egipcia.

Según la fuente, los ministros Momtaz al Said (de Finanzas) y Mohamed Kamel Amr (de Relaciones Exteriores) conservarán sus cargos en el nuevo gabinete ministerial, al igual que el mariscal de campo Mohamed Hussein Tantawi, jefe del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, como ministro de Defensa.

El gabinete ministerial de Qandil es el primer gobierno formado tras más de un mes después de la investidura del presidente Mohamed Mursi.

El 24 de julio, Mursi encargó formar el nuevo gobierno a Hicham Qandil quien a su vez declaró que estaría constituido por profesionales independientemente de sus convicciones políticas y partido al que pertenecen.

Hicham Qandil, poco conocido en los círculos políticos de su país,  se muestra como un hombre religioso. Cuando fue presentado a la prensa como ministro de Irrigación declaró que se dejó crecer la barba “conforme la sunna” (la tradición del profeta Mahoma).

RIA Novosti

Enfrentamientos en la capital yemeníUn funcionario de la embajada de Italia, encargado de la seguridad de la embajada de su país en Yemen, fue secuestrado por hombres armados no identificados en la capital yemení Saná, informó la policía local.

"El funcionario se encontraba no lejos de la embajada, cuando varios hombres por la fuerza, lo obligaron a subir a un auto", dijo la policía que confirmó que el secuestrado es un ciudadano italiano. Medios internacionales señalaron que el plagio se produjo en una zona llamada Hadda, en el noroeste de Saná pero que se desconocían las causas de la acción.

El Ministerio de Exteriores de Italia que confirmó el secuestro reveló que su centro de crisis entró de inmediato en contacto con sus "canales locales" pero que se mantendrá "un riguroso secreto" sobre el caso para facilitar una "solución positiva de la situación".

Yemén por más de un año es escenario de duros enfrentamiento armados entre militantes de Al-Qaeda y las fuerzas del gobierno yemení. Los grupos extremistas mantienen bajo su control varias ciudades en el sur de la provincia de Abian y otros pueblos.

Al Qaeda, en la Península Arábiga, es uno de los grupos radicales más fuertes  en la región y en el mundo. En mayo, asumió la responsabilidad de un gran ataque terrorista en Saná en el que murieron unas 100 personas, entonces un  terrorista suicida se inmoló durante un ensayo de desfile militar para conmemorar el 22 aniversario de la unificación de Yemen.

RIA Novosti

Los islamistas establecieron en Gao un orden muy severo de vidaAl menos 28 personas resultaron contagiadas de cólera, dos de ellas murieron, en la ciudad de Gao, en el norte de Malí, actualmente controlado por los grupos islamistas “Militantes de Al Qaeda” y  “Tawhid wal Jihad" ("Monoteísmo y Jihad"), informaron organizaciones médicas y humanitarias locales.

Las 28 personas contagiadas por el brote de cólera que se desató en los dos últimos días, fueron atendidas por cooperantes de organizaciones humanitarias en Gao. En tanto los militantes islamistas, según declaraciones de un lugareño, prohibieron a la población tomar agua del río Níger para evitar la propagación de la enfermedad.

A inicios de esta semana, la Agencia France-Presse informó que los islamistas colocaron minas en los accesos a Gao y no permitían a los residentes abandonar la ciudad situada a orillas del río Níger.

A finales de junio, el grupo extremista, salafista suni Tawhid wal-Jihad,  tomó el control de la ciudad más grande en el norte de Mali, Gao, tras expulsar del poder a militantes del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad, MPLA, de las tribus Tuareg.

Los islamistas establecieron en Gao un orden muy severo de vida, entre otras cosas, se prohibió a todos los residentes fumar. Las personas que desobedecen la orden son azotadas por los militantes islamistas.

RIA Novosti

Mohamed MorsiLa política exterior de Egipto será más abierta durante el gobierno del presidente Mohamed Morsi, declaró el embajador del país árabe en Rusia, Alaa El-Hadidi.

“Estoy seguro que la política exterior de Egipto será más abierta en comparación con la que llevó a cabo el gobierno anterior”, dijo el embajador egipcio, destacando que antes las autoridades egipcias estuvieron “orientadas hacia determinadas fuerzas” en el mundo.

Añadió que actualmente se percibe la importancia de que los gobiernos lleven a cabo una política abierta con respecto a todas las fuerzas en el ámbito internacional y que en esta ocasión su país no tenderá hacia una en especial; desarrollará las relaciones con todos los países y no solo con los que el gobierno anterior se relacionaba.

Destacó que Egipto continuará considerando a Rusia como un país importante en lo que respecta a la política exterior del país árabe.

“En la actualidad existen relaciones de cooperación entre Rusia y Egipto en algunos sectores (…) No obstante, creo que podríamos desarrollar las relaciones en otras áreas”, apuntaló el diplomático egipcio.

Benjamín NetanyahuEl primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y el presidente del país hebreo, Shimon Peres, remitieron sendas cartas al nuevo líder egipcio Mohamed Morsi en las que piden mantener el tratado de paz del año 1979 que define las relaciones entre los dos países desde hace ya más de tres décadas, informó este lunes la prensa israelí.

Dichas cartas son el primer acto de comunicación de los líderes israelíes con el nuevo mandatario egipcio quien prometió en su discurso de investidura, el sábado pasado, respetar los compromisos internacionales del mayor estado árabe del mundo.

“El tratado de paz conviene a ambos países y contribuye a la estabilidad en la región”, escribió Netanyahu en su carta remitida el jueves pasado, según “Jerusalem Post”.

Premio Nobel de la Paz, presidente Shimon Peres, también afirmó en su carta confiar en que, con Mursi como presidente, Egipto siga cooperando con Israel.

“La paz salvó incontables vidas en Egipto e Israel. Nuestros compromisos con las próximas generaciones siempre serán actuales. A diferencia de una guerra, la paz es la victoria para todos”, dice la carta del presidente israelí.