Tropas del Ejército de KeniaEl ejército de Kenia informó este viernes que logró ocupar el puerto de Kismayo, situado al sur de  Somalia, que constituía el último bastión de insurgentes islámicos que mantienen ingobernable a ese país del cuerno de África.

Un portavoz militar keniano entregó la información en Nairobi. "Kismayo cayó con un mínimo de resistencia", declaró Cyrus Oguna.

No obstante, testigos afirman que aún  se registran intensos combates en el exterior de la ciudad. Las operaciones militares fueron apoyadas por cazas que bombardearon las posiciones rebeldes.

Las tropas kenianas desplegadas en Somalia forman parte de las Fuerzas de Paz de la Misión de la Unión Africana en Somalia (Amisom), desplegadas en octubre del año pasado.

La acción fue dirigida contra la milicia de Al Shabab, que hasta principios de este año dominaba el sur del país.

Somalia se mantiene sumida en caos político desde la década de 1990. Distintos grupos armados han tomado posesión de extensas zonas, en las que llevan a cabo secuestros de extranjeros y locales, tanto en tierra como en las rutas navieras que cruzan frente a sus costas.

emol.com

Un grupo de militares islámicos en el norte de MalíLos ministros de Defensa y de Relaciones Exteriores de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) se reunió en Abidján el pasado lunes para discutir el despliegue de una fuerza arama en el norte de Mali. La zona está ocupada por grupos islamistas cercanos a Al Qaida del Magreb Islámico que han impuesto la «sharía» (ley islámica) en todo el territorio.

Esta reunión sobre la crisis en Malí está diseñada para preparar la futura demanda de resolución de la ONU. «Hemos expresado estas propuestas para llevar a cabo una misión que ayudar a Malí y el pueblo maliense a reconquistar el norte del territorio ocupado», aseguró el generalSoumaila Bakayoko, jefe del Estado Mayor del ejército de Costa de Marfil.

El pasado viernes, el presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, y jefe de la CEDEAO, visitó Abuja donde se reunió con su homólogo nigeriano, Goodluck Jonathan y el jefe de Estado de Benin y líder de la Unión Africana, Thomas Boni Yayi, para tratar de «armonizar posiciones» sobre el conflicto maliense. La CEDEAO, que ha estado preparando durante varios meses el despliegue de 3.300 soldados en la zona, revisa ahora de sus proyectos iniciales para proporcionar a Bamako seguridad para instaurar un régimen de transición.

Matanza de elefantes en ÁfricaSin dar tregua durante los últimos 30 años de su vida a los cazadores furtivos, Paul Onyango nunca había visto algo similar. 22 elefantes muertos, entre ellos varias crías, se apiñaban en medio de un páramo de la sábana africana. Todos había sido ejecutados de un balazo en la cabeza.

En el lugar de la matanza no había huellas de los furtivos. No había trazos en el suelo de que los cazadores hubiesen estado siguiendo la manada. Solo quedaban rastros de cómo se había llevado a cabo la retirada de los colmillos en los elefantes, de una forma ajena a la habitual, ya que los furtivos no se habían llevado ni un trozo de carne de los animales para alimentarse después del atroz acto.

Varios días después, a principios de abril, en el Parque Nacional de Garamba, en Congo, varios guardias vieron un helicóptero militar ugandés sobrevolando en un vuelo no autorizado, pero tras ser detectado por los guardabosques dio la vuelta. Ahora los responsables del parque, los científicos que trabajan en la zona y las autoridades congoleñas están completamente seguros de que el ejército ugandés fue el responsable de la matanza de los 22 elefantes desde un helicóptero. Los autores se habrían embolsado más de un millón de dólares (más de 796.000 euros) tras la venta del marfil.

"Los tiros que tenían los elefantes eran de profesionales", comenta Onyango, jefe de los guardabosques de Garamba. "No tuvieron reparos en disparar a los más pequeños. No lo entiendo. Parecen que querían arrasar con todo lo que estaba a su paso".

Joseph KonyLa Unión Africana (UA) asumió el control de una fuerza regional, de unos 2.500 hombres, que persigue al jefe de la rebelión ugandesa del Ejército de Resistencia del Señor (LRA), Joseph Kony, en los bosques de Africa Central, anunció el miércoles un comandante de esta fuerza.

"La UA está a cargo de las operaciones contra el LRA", declaró a la AFP el comandante ugandés Dick Olum.

El ejército ugandés -que cuenta con el apoyo de un centenar de miembros de las tropas especiales estadounidenses- entregó el mando de unos 2.000 hombres a la Unión Africana el martes en su base de Nzara, en Sudán del Sur, indicó Olum.

Olum precisó que 500 soldados sursudaneses adicionales están bajo el mando de la UA a la espera de ser desplegados junto a 150 soldados centroafricanos que también pasaron bajo mando de la UA. Otros 200 militares se integrarán a la fuerza.

El ejército congoleño no envió su cuota de tropas, agregó.

La Unión Africana (UA) anunció en marzo que crearía una fuerza coordinada regional que desplegará 5.000 soldados con el objetivo de capturar a los integrantes de la LRA, pero el proyecto se atrasó por falta de financiamiento y de logística.

"No creo que formemos una fuerza de 5.000 hombres, pero al menos estamos arriba del 50%", declaró Olum. Sólo Estados Unidos y la Unión Europea "hicieron algo hasta ahora" para respaldar esta fuerza, subrayó.

Un centenar de soldados de las fuerzas especiales de Estados Unidos apoyan la búsqueda desde finales de 2011, especialmente con servicios de inteligencia y de logística.

Ka-62Rusia creará un centro de mantenimiento de helicópteros militares y civiles rusos en Johannesburgo (Sudáfrica), informó hoy a RIA Novosti el director general de la empresa Helicópteros de Rusia, Dmitri Petrov, tras firmar el respectivo contrato con la compañía Denel Aviation de ese país africano.

“Es un contrato de cinco años. Estipula acondicionar en el transcurso de un año un centro de mantenimiento de helicópteros rusos, tanto de la década del 60 del siglo pasado como los modernos, que son más de 500 en total en esta región”, dijo.

El funcionamiento de tal centro contribuirá a vender más helicópteros rusos en el mercado africano, dijo. También informó  que unos expertos de Denel estudiarán en Novosibirsk, Siberia, el mantenimiento de aparatos rusos, incluidos los más modernos, como el Ansat y el Ka-62.

La cooperación técnico-militar con los países africanos situados al sur del Sahara se estancó tras el desmoronamiento de la Unión Soviética. Rusia perdió los mercados en Libia y otros Estados de África del Norte.

Pero últimamente Moscú hace mucho para avivar la cooperación con la región africana. Por algo en la Feria de Armamento que se celebra actualmente en Pretoria están presentes el director del Servicio Federal ruso de Cooperación Técnico-Militar, Alexandr Fomin, y el director general de la empresa rusa de exportación de armamento Rosoboronexport, Anatoli Isaikin.