Los ministros del Interior, Germán Vargas Lleras; de Comercio Exterior, Sergio Díaz-Granados, y de las Nuevas Tecnologías, Diego Molano, radicaron este martes en el Congreso de la República con mensaje de urgencia el proyecto de ley que implementa el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.

El jefe de la cartera política señaló que el objetivo del mensaje de urgencia es que la ley entre en vigencia antes que inicie la Cumbre de las Américas que se cumplirá a mediados de abril en Cartagena.

La decisión del Gobierno de acelerar la entrega del proyecto este martes al Congreso se da a raíz de la última conversación entre los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Colombia, Juan Manuel Santos.

El Gobierno Nacional quiere contar con el proyecto para adelantar a la mayor brevedad la entrada en vigencia del TLC, luego de que se cumpla la visita oficial de Obama, al concluir la cumbre de las Américas.

elpais.com.co

La polémica por la estancia del artículo sobre el fuero militar en el cuerpo del proyecto de reforma a la Justicia volvió a enfrentar ayer al Gobierno y a la bancada del Partido de la U, debido a que el Ejecutivo insiste en que este tema sea retirado para mantenerlo en el acto legislativo de la Justicia Penal Militar, en lo que los miembros del Partido de coalición no estuvieron de acuerdo y lo condicionaron.

El tema generó discrepancias en la U, luego de que el senador Armando Benedetti salió de una reunión en Palacio y dijo que el artículo se retiraba porque rompía la consecutividad de la reforma a la Justicia y además porque era violatorio de la normatividad internacional.

No obstante, el presidente del Partido de la U, Juan Lozano, salió al paso a los argumentos de Benedetti y dijo que aún no se había tomado una decisión.

En este sentido, Lozano aseguró que “el proyecto que se radicó el viernes es importante, pero no satisface plenamente a la U, por eso considera que debe ser mejorado para darle plenas garantías a la Fuerza Pública para que sean eficaces, para enfrentar el terrorismo, para enfrentar a las Farc, el narcotráfico y al mismo tiempo velar por el respeto pleno de los Derechos Humanos”.

Presidente Santos dijo que el ataque fue "un golpe de oportunidad que las Farc tuvieron". Santos viajó a la zona y presidió una reunión copn las autoridades de Arauca luego de que un suboficial y diez soldados del Ejército murieron el sábado en una emboscada perpetrada por las Farc,en el ataque con más muertos que han sufrido las Fuerzas Militares en lo corrido del año.

"Infortunadamente en esta ocasión eso sucedió. La falta de rigor, la falta de seguir con los procedimientos al pie de la letra le dio una oportunidad al enemigo, y esa oportunidad fue lo que desencadenó este triste resultado.Es un golpe de oportunidad que las Farc tuvo, por esta falta de seguir con el rigor necesario los procedimientos", dijo el Primer Mandatario.

Agregó que "por ejemplo, no debe quedarse ningún pelotón en un mismo sitio durmiendo más de dos noches, aquí llevaban cerca de cinco noches,solamente para mencionar un ejemplo específico", indicó el Presidente.

Los presidentes Juan Manuel Santos y Evo Morales acordaron que el Ministerio de Defensa y la Policía colombiana brindarán asesoria a Bolivia en materia de fortalecimiento de políticas de seguridad ciudadana.

"Hablamos sobre un tema que nos interesa trabajar en forma conjunta con Bolivia, el general Óscar Naranjo realizará una visita a Bolivia para ofrecer lo que esté a nuestro modesto alcance en materia de seguridad a Bolivia, mostrar y compartir las experiencias que hemos tenido en materia de seguridad y lucha contra el narcotráfico", dijo Santos.

A su vez, el Presidente de Bolivia, Evo Morales, destacó la reducción de la inseguridad ciudadana en Colombia, gracias a la acción de las autoridades.

El director de la Agencia de Defensa Jurídica del Estado, Fernando Carrillo, reveló que la cuantía de demandas contra el Estado es cuatro veces el presupuesto nacional y dos veces el Producto Interno Bruto y estaría tasadas en mil 200 billones de pesos.

"Las cuantías en términos de las demandas son realmente absurdas y son astronómicas, si uno divide los mil 200 billones que constituyen las pretensiones contenidas en las demandas contra el Estado a cada colombiano le corresponderían 22 o 23 millones de pesos, sólo para arrancar de ahí uno puede ver la magnitud de los que está en juego", señaló.

Carrillo agregó que "el Estado no puede seguir siendo un Estado de papel o de juguete" y anunció que se adelantarán los procesos pertinentes para evitar que se pierdan estas demandas.

El funcionario aseguró que ahondará en las causas del problema, para comenzar a entender quienes son los protagonistas de estas demandas y que "el caldo de cultivo es la debilidad del Estado" al momento de defenderse.