Entre empresarios y algunos administradores de centros comerciales de varias zonas de Bogotá por estos días hay un delicado elemento común de conversación: el intento de extorsión del que están siendo objeto por parte de la delincuencia. A través de llamadas y mensajes amenazantes se anuncian actos terroristas si no acceden a sus pretensiones económicas. Un asunto que es mantenido en secreto y del cual sólo están enterados expertos en seguridad y autoridades.

Este es sólo uno de los escenarios en seguridad en donde no hay resultados del todo satisfactorios. Otros delitos, en disminución, como el homicidio, el hurto a personas, residencias, automotores, motocicletas y entidades comerciales, así como microtráfico, según cifras de la Policía Metropolitana de Bogotá a enero de 2012, tienen las alarmas encendidas.

Fueron amenazadas por un grupo que se autodenomina 'Bloque Capital', o 'Águilas negras'.

En un comunicado, señalan que "sentencian a la pena de muerte" a las líderes que están defendiendo los derechos de las desplazadas,así como "promoviendo la recuperación de tierras".

En el panfleto que hicieron circular en Internet y en físico en varias localidades de Bogotá, mencionan a once representantes de las organizaciones de mujeres que han trabajado en los últimos años enreivindicar los derechos de género, así como la implementación de la Ley 1257 de violencia contra las mujeres.

Cárcel de La PicotaSegún lo declaró la Personería de Bogotá el hacinamiento en las carceles bogotanas alcanzó el 256 por ciento.

El ente de control destacó que pudo constatar Durante que en la Cárcel La Picota, que tiene una capacidad para 1.590 internos, hay recluidas 5.128 personas, en la Modelo hay 6.681 personas, cuando sus instalaciones deberían albergar solo 2.300, en el Buen Pastor hay 1.750 internas cuando su capacidad es de 1.158; en la Cárcel Distrital, que deben atender máximo 1.024 personas, hay 1.200.

De acuerdo con el informe de la Personería, la entrada en vigencia del Sistema Penal Acusatorio, aunado a la puesta en marcha de la Ley de Seguridad Ciudadana, aumentó la privación de la libertad de personas y, por lo tanto, el hacinamiento en los centros de reclusión de la Ciudad.

La administración local de Kennedy está instalando 110 nuevas alarmas de barrio que cuentan con un sistema de última tecnología, y que ayudarán a fortalecer la seguridad del sector.

Con una inversión cercana a los 450 millones de pesos, la localidad de Kennedy invirtió en las 110 alarmas que acompañaran las 500 que ya se instalaron en el 2010, y que ayudan a las autoridades a actuar oportunamente antes los delincuentes que se presentan el las zonas comerciales y residenciales de este lugar.

“La administración en pro de buscar la mejor seguridad para Kennedy ha instalado cerca de 500 alarmas, pero en este año tenemos 110 que vamos a instalar. Alarmas de última tecnología, que no necesitan de tanto cableado ni de teléfono” dijo Jesús Antonio Mateus, Alcalde Local de Kennedy.

Presidente de ONG asegura que está en capacidad de documentar la totalidad de las víctimas.

Gustavo Adolfo Muñoz Roa, presidente de la fundación La Nueva Esperanza, que trabaja por la defensa de las victimas del secuestro en Colombia, asegura que la ONG que dirige tiene la documentación necesaria para comprobar que son 725 los secuestrados que permanecen en poder de las Farc.

¿De dónde saca las cifras?

Las cifras salen del consolidado que desde 1995 por ley de la República se empezaron a distribuir a las organizaciones no gubernamentales  por parte de ministerio de Defensa y por parte de la unidad de derechos Humanos de la Fiscalía General de la Nación. Por otro lado, esa información también nos llegaba por parte de las familias de los secuestrados que se acercaban a la fundación a solicitar ayuda sicológica y jurídica y que manifestaban que no habían denunciado el secuestro.