Seguridad ciudadana, lucha contra bandas y narcotráfico, prioridades del general José Roberto León. Luego de 33 años como policía, el general José Roberto León Riaño asume este martes la dirección de la Policía Nacional, con el reto de mantener, con su propio estilo, los resultados en la lucha contra el delito y la buena imagen de la institución.

León Riaño recibirá en la Escuela General Santander el mando sobre 167.000 uniformados que hacen parte de la Policía, y lo hará de manos del general Óscar Naranjo, el director con mayores reconocimientos y mejor imagen de la historia de esta entidad. El Presidente Juan Manuel Santos y el Ministro de Defensa encabezarán la ceremonia en la que se pondrá fin a la era del general Naranjo.

El analista en temas de seguridad Jaime Libreros dijo que el general León tiene una dura tarea para mantener el liderazgo que ganó la Policía en los cinco años y 26 días que estuvo Naranjo en el cargo. "La Policía hoy es respetada en el Ministerio de Defensa tanto como las demás fuerzas; su inteligencia es apreciada y sus aportes a los operativos contra los jefes de las organizaciones han sido fundamentales", dijo Libreros.

Más allá de los golpes a las grandes organizaciones, Libreros considera que para el nuevo director de la Policía es clave responder a las exigencias que los colombianos están haciendo frente a la seguridad ciudadana.

Este año la Corte Suprema de Justicia ha resuelto 11 procesos de violaciones contra mujeres. Las intimidaciones con las que Jhon Fernando Amaya había conseguido el silencio de la niña de 11 años que violaba ya no eran efectivas y la menor, desesperada, por primera vez en los meses que fue abusada le gritó que lo iba a denunciar. Eso firmó su sentencia.

Amaya contrató a un conocido suyo, a Javier Boquerón, quien por 100 mil pesos aceptó el encargo de matar a la niña. Sin embargo, antes de estrangularla, el asesino también la violó. Después dejó su cuerpo abandonado cerca de un caño.

El caso ocurrió hace 17 meses en la ciudad cundinamarquesa de Fusagasugá yes uno de los 11 procesos por violencia sexual contra las mujeres que ha resuelto la Corte Suprema de Justiciaen lo corrido de este año, casos que presentan todas las modalidades del abuso sexual a las mujeres.

Boquerón terminó condenado a 14 años de cárcel por el crimen, lo mismo que el hombre que lo contrató, pero llevó su caso hasta el alto tribunal alegando que había sido condenado sin pruebas.

Mientras la ciudad seguía paso a paso el caso del brutal asesinato de Rosa Elvira Cely, un nuevo hecho ocurría. El jueves pasado, una joven de 23 años fue violada y golpeada en la calle séptima con carrera 13, pasadas las 10:00 a.m. Según el reporte de la Secretaría de Salud, la mujer fue trasladada al Hospital Materno Infantil, donde un equipo de psiquiatras le practicó los exámenes respectivos. Nadie protestó.

Su drama se suma a la larga lista de agresiones sexuales que ocurren en la ciudad y que terminan reducidas a meras estadísticas.

A diferencia del caso de Rosa Cely, la mayoría de maltratos de este tipo en la capital quedan ocultos. Así lo confirman las cifras de Medicina Legal: entre enero y abril de este año se han registrado 1.052 casos de violencia sexual contra la mujer.

Para Silvana Palomino, subsecretaria de Mujer, Género y Diversidad Sexual de la Secretaría de Planeación, es esencial “revisar el trabajo que se está haciendo desde la Alcaldía, porque hasta el momento no es suficiente. Desde 2004 se inició la política de equidad de género en el Distrito, pero hay mucho camino por recorrer, por eso es tan significativa la Secretaría de la Mujer".

A las 10:00 de la mañana de este martes la partida del general Óscar Adolfo Naranjo Trujillo de la dirección de la Policía será un hecho. A esa hora, en la escuela de cadetes General Francisco de Paula, comienza la ceremonia de transmisión de mando. Frente alpresidente Juan Manuel Santos, varios de los ministros de su gabinete, los presidentes de las altas cortes y su sucesor, el general José Roberto León Riaño, Naranjo Trujillo le dice adiós a la institución a la que perteneció por 36 años. 

El general León Riaño es un hombre de vasta experiencia. "Ha tenido una carrera muy meritoria y distinguida", señaló el presidente Santos el día que lo nombró comoreemplazo de Naranjo. Al alto oficial le reconocen haber diseñado la política de vigilancia comunitaria por cuadrantes, su trabajo como director de Seguridad Ciudadana o su paso por Antinarcóticos, Antisecuestro y la Dirección de Investigación Judicial de la Policía (Dijín). 

Aunque es este martes cuando este alto oficial asume la titularidad de su nuevo cargo,León Riaño lleva varias semanas lidiando ya con asuntos propios de un director. Hace tres semanas fue él quien anunció que los resultados de los cotejos entre la voz de Sigifredo López y la persona que aparecía en un video planeando el secuestro de los diputados del Valle "no eran concluyentes", y supervisó personalmente que las pruebas grafológicas también hechas a López fueran enviadas a la Fiscalía en estricta cadena de custodia. 

El Gobernador de Antioquia denunció 'serias' amenazas por su lucha contra la corrupción.El ministro del Interior, Federico Renjifo, informó quela Unidad de Protección coordinó con Sergio Fajardo acciones para garantizar su custodia.

Andrés Villamizar, director de la Unidad de Protección, habló con Fajardo para coordinar las acciones a seguir.

La medida se toma luego de queel gobernador de Antioquia asegurara este jueves quehay amenazas 'serias' contra su vida.Dijo que se trata de grupos delincuenciales que se oponen a su lucha contra la corrupción.

"La corrupción es una empresa criminal tanto o más difícil de combatir que las bandas criminales o la guerrilla. Estamos tocando intereses muy fuertes. Ojalá las investigaciones nos digan quiénes son, porque hay unos encargados de hacer atentados, pero otros las maquinan", afirmó Fajardo en la emisora 'Caracol Radio'.