Camilo Torres, alias Fritanga y Andrés Fernando Arroyabe, alias La Máquina.Este martes en horas de la madrugada, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, realizó un sorpresivo traslado de Camilo Torres alias, ‘Fritanga’ y del cabecilla de los ‘combos’ de Medellín, alias ‘La Máquina’, que se encontraban recluidos en lacárcel La Picota de Bogotá.

Fuentes del Inpec informaron que el traslado a la cárcel de Girón Santander, se realizópor motivos de seguridad y ante la posibilidad de un plan de fuga de estos dos narcotraficantes.

Según las primeras investigaciones, estos dos delincuentes contaban con beneficios en La Picota, por lo que el director del Inpec habría tomado la decisión de aislarlos en el centro carcelario de Santander.

Así mismo, se informó que alias ‘Sebastián’ continúa bajo la custodia de la Policía.

Armas BlancasEl Congreso de la República de nuevo dará trámite a la ley que busca castigar el porte de armas blancas en el país.Teniendo en cuenta que muchos delitos son cometidos con esas armas, en la Cámara de Representantes fue impulsada de nuevo dicha iniciativa.

El representante Wilson Gómez, autor del proyecto, explicó que su proyecto penaliza el porte de armas blancas con cárcel de 3 a 5 años.

“En los últimos días se está volviendo a hablar del daño causado por las armas blancas con las que se cometen el 33% de homicidios sólo en Bogotá”, argumentó Gómez.

General Riaño examina las armas capturadas a alías SebastianLa dimensión de la guerra mafiosa que se está librando en Antioquia quedó en evidencia ayer con el hallazgo de seis caletas repletas de sofisticadas armas, en plena área metropolitana de Medellín.

El arsenal estaba en la finca La Caballeriza o El Kiosko, ubicada en la vereda El Totumo, en el municipio de Girardota, en donde el miércoles laPolicía capturó a Ericson Vargas, 'Sebastián', el jefe de turno de la poderosa 'Oficina de Envigado'.

El director de la Policía Nacional, general José Roberto León Riaño, quien estuvo al frente de la operación, le dijo a EL TIEMPO que encontraron en el sitio 33 armas de fuego, entre ellas dos fusiles de alta precisión.

"Hay uno belga con proveedor circular, y otro austriaco con alcance de un kilómetro y visión nocturna", explicó. Además, en la rústica propiedad se hallaron canecas con fusiles 5.56, una subametralladora con silenciador, granadas IM26 y lanzagranadas.

Alrededor de 9.000 habitantes de la calle han probado alucinógenos en el último año. Sólo 87 se han rehabilitado.Aunque el Distrito ha invertido en este año $2.000 millones para sacar de la adicción a los habitantes de la calle de la ciudad, sólo ha logrado rehabilitar al 33% de los 253 que han ingresado a los programas de desintoxicación voluntaria que brinda la Secretaría de Integración Social.

La cifra es considerablemente baja. En especial si se tiene en cuenta que los censos oficiales estiman que en Bogotá un 94% de los 9.614 habitantes de la calle que tiene la ciudad han admitido consumir algún tipo de droga.

Así se lo confirmó a El Espectador la secretaria de Integración Social, Teresa Muñoz, en momentos en que en el país se desarrolla un polémico debate por cuenta de la propuesta del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, quien ve la necesidad de crear en la ciudad Centros de Atención Médica para Adictos a las Drogas (Camad). Lugares que atenderían a pacientes crónicos no sólo de la calle, sino a jóvenes y adultos de estratos bajos, en los cuales se suministrarían, de manera controlada, drogas lícitas contra la ansiedad como ansiolíticos, morfina o metadona, e incluso sustancias alucinógenas, según explicó ayer el secretario de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo.

General Francisco PatiñoCuando faltan nueve días para que se cumpla el primer año de la muerte del grafitero Diego Felipe Becerra, hoy el patrullero de la Policía Wílmer Alarcón, quien disparó contra el joven, rendirá versión libre en el complejo judicial de Paloquemao, para explicar detalles de la escena del crimen.

Mientras tanto, Miriam Pachón, abogada de la familia de Diego Felipe Becerra, habló con El Espectador respecto a las pruebas sobre la presunta participación del excomandante de la Policía Metropolitana y actual director de la Policía de Tránsito, general Francisco Patiño, en el posible encubrimiento de la muerte del joven. El general prefirió no pronunciarse al respecto para no interferir con la investigación de la Fiscalía.

¿Qué avances hay en el caso respecto a la presunta participación del general Patiño?

La Fiscalía ya tiene en sus manos las pruebas de dos testigos que cuentan que el día que el conductor Jorge Narváez fue a instaurar la denuncia del robo en su bus, el general Patiño lo convenció para alterar la fecha y acusar a Diego Felipe de ser el responsable del hecho.

¿Cómo sucede esto?

Los testigos dicen que el general Patiño llegó a la inspección de Policía, hizo salir de allí a las personas que estaban y después de hablar con el señor Narváez, éste accedió a poner la denuncia.

¿Cuáles serían los delitos en los que habría incurrido el general?

Fraude procesal en concurso con encubrimiento y falsedad ideológica.

¿Dónde instauró la denuncia el conductor del bus?

En una inspección de Policía del 20 de Julio. Pero lo que nos llama la atención es que la denuncia después aparece adulterada como si la hubiera puesto en la URI de Usaquén. Nosotros nos preguntamos: ¿quiénes cometen ese fraude? ¿Por qué lo inducen a poner una fecha que no es?

¿Ustedes cómo saben que la denuncia se instauró primero en el 20 de Julio?

Porque el señor Narváez habló conmigo y con Liliana Lizarazo, la madre de Diego, ante la Fiscalía en un proceso que había en su contra por calumnia y él admitió que mintió y le ofreció disculpas a ella.

elespectador.com