El Ejército Nacional contrarresta el accionar terroristaEn el departamento de Putumayo las Farc atentaron contra la base Alameda de Ecopetrol, según informaron las autoridades instaladas en esta zona del sur del país.

En los últimos quince días este grupo insurgente ha atentado, en más de cuarenta oportunidades, contra la infraestructura petrolera del departamento.

Mientras tanto en Boyacá, el ELN perpetró ataques contra la Policía en municipio de Pisba. Por estos hechos un uniformado resultó herido, pero no ha podido ser trasladado del lugar.

En Pisba, municipio de la provincia de La Libertad, hay más de 60 hombres de la Policíabajo el mando del teniente Pablo Andrés Agredo. El ataque causó mucho pánico entre la población civil, ya que desde hace varios años, no ocurría un ataque de esta magnitud enPisba.

Puente de BoyacáAl término de la ceremonia de Independencia Nacional, aproximadamente 200 personas intentaron tomarse el Puente de Boyacá, como forma de protesta por las condiciones laborales de los soldados del Ejército Nacional.

Inmediatamente integrantes de la Brigada Trece del Ejército y de la Fuerza Pública reaccionaron para evitar que los manifestantes ingresaran a la zona donde se encontraba el Presidente de la República, Juan Manuel Santos.

Los manifestantes, quienes sostenían pancartas y lanzaron arengas durante toda la ceremonia, fueron interceptados después por la vía principal. Se presentaron algunos enfrentamientos entre ellos y la Fuerza Pública.

La protesta se originó por las malas condiciones, según los militares retirados, por que sus pensiones son muy bajas y no les permiten suplir sus necesidades básicas.

"En el 2003 a los soldados profesionales nos desmejoraron el sueldo en un 20 por ciento. Yo duré 20 añosen el Ejército, me echaron porque no pedí la baja, y perdí subsidio de igualdad. El soldado tiene inconformismo, está aguantando hambre", dijo Luis Silva El manifestante señaló que la intención nunca fue violenta.

Comandante de las Fuerzas Militares, general Alejandro Navas.“Tiene que quedar claro que el Ejército y las Fuerzas Armadas nunca han sido invasores. Estamos cumpliendo una orden constitucional, tenemos que responder por la seguridad de Colombia y por la de ese sector de la patria”, así respondió el general Alejandro Navas, ante el fallo de la Corte Suprema de Justicia que ordena, al Ministerio de Defensa, retirar dos bases militares ubicadas en territorio indígena de los pueblos Jiw y Nukaven, en los departamentos de Meta y Guaviare.

Según el comandante de las Fuerzas Militares, acatarán la decisión del Alto Tribunal, perono se saldrán del territorio sin antes “dar la pelea jurídica”.

“Allá hay una clara amenaza a la seguridad nacional. En esa zona delinquen varios frentes de las Farc y bandas criminales (…) No sabemos a ciencia cierta quienes están detrás de esta demanda y a quién beneficia, de lo que sí estamos seguros es que afectará a la población”, advirtió el general Navas al señalar que presentarán ante la Corte, un recurso que les permita conservar las unidades militares, que por años, han mantenido la ofensiva contra los grupos ilegales que se disputan este corredor estratégico.

Esteban SantosA partir del 21 de agosto, Estaban Santos, el hijo menor del presidente Juan Manuel Santos, será un soldado más de Colombia. 

Se levantará todos los días a las 4:30 a.m., dormirá en las mesetas y montañas del Tolima y tendrá que marchar 26 kilómetros en plena selva del Amazonas con un equipo de 25 kilos en su espalda.

Esas serán algunas de las pruebas a las que se enfrentará como soldado bachiller de la Escuela de Lanceros de Tolemaida, donde Esteban Santos, de 18 años, definió su ingreso para cumplir con el servicio militar obligatorio. En su caso, es una decisión voluntaria, pues por su edad podría estar exento.

En los pasillos del Ministerio de Defensa dicen que "hijo de tigre sale pintado". Esteban heredó el amor por las Fuerzas Militares de su padre, que fue cadete de la Armada Nacional. Pero el menor de la familia presidencial cambió el mar por la tierra.

PResidente Santos y General Navas.“No hay razón para realizar cambios en la cúpula militar y en el Ministerio de Defensa. La razón es muy sencilla, ahí están los resultados y no se puede frenar la continuidad con la que se está trabajando”, señaló el presidente Juan Manuel Santos, al tiempo que señaló que los avances en temas de seguridad han sido muy importantes.

Desde Rionegro (Antioquia), el jefe de Estado, destacó los avances que se han obtenido en materia de seguridad durante estos dos años de Gobierno.

“En términos generales, el avance de estos años ha sido un avance muy importante”, expresó el Mandatario durante la sexta jornada de Presentación de Logros, que tuvo como tema el sector Defensa.

El Jefe de Estado agregó que es importante que los colombianos entiendan “cómo sí hemos avanzado y hemos avanzado muchísimo y no podemos cambiar de rumbo”.

De igual manera, hizo un llamado a los integrantes de la Fuerza Pública a perseverar y a no cambiar el rumbo.

“Perseverar, porque lo que muchos quieren es que podamos desviar el rumbo”, dijo el Presidente Santos, quien a renglón seguido manifestó que entre los que quieren esto se encuentran las Farc.

“Inclusive lo que quieren las propias Farc es eso; están desesperados para que nosotros cambiemos la estrategia y no sigamos metiéndonos en sus madrigueras, sacándolos de donde han estado por más de cuatro décadas; en esos sitios han dominado eso picos de las montañas por 40, 45 años”, señaló el Mandatario.

Finalmente, el Jefe de Estado hizo alusión a la situación que se enfrenta en el departamento del Cauca, donde los grupos armados al margen de la ley están desesperados porque no pueden sacar sus cultivos de marihuana.

“Allá en el Cauca están desesperados, porque la cosecha de marihuana no puede salir porque tenemos cortados los corredores de movilidad”, concluyó.

El principal crítico de Santos en esta materia ha sido su antecesor, Álvaro Uribe Vélez. De hecho, en los últimos días, Uribe ha dicho que este gobierno “quebró el huevito” de la seguridad que él mismo dejó fecundado.