Video presentado por la República de Corea del Sur a los veteranos de la guerra de Corea colombianos, quienes dieron hasta la vida por la libertad y la paz de ese país hermano. El video fue proyectado el 22 de octubre de 2012 a bordo del buque coreano ROKS "Dae Cheong", durante visita oficial a la Base Naval ARC "Málaga".

Prensa ARC

DesmovilizadoComo invitados especiales al partido de fútbol entre las selecciones de Colombia y Camerún, estuvieron ayer 150 desmovilizados, quienes decidieron reintegrarse a la vida civil, después de varios años de estar internados en las selvas.

Antes del evento deportivo, seis de ellos fueron llevados a la Segunda Brigada del Ejército, donde agradecieron la nueva oportunidad que les brindó el Gobierno Nacional, a través de la Agencia Colombiana para la Reintegración, con la coordinación del programa de Atención Humanitaria al Desmovilizado del Ministerio de la Defensa Nacional.

Los exguerrilleros de las Farc y el Eln contaron las difíciles condiciones que atraviesan los subversivos ante la permanente ofensiva de las Fuerzas Militares, así como la nueva vida que hoy día tienen luego de tomar la decisión de abandonar estos grupos ilegales.Desmovilizarse verdad que vale la pena, comentó uno de ellos.

El Coronel Osvaldo Peña Bermeo, Comandante de Segunda Brigada del Ejército, señaló que en la actualidad 25 mil exguerrilleros se desmovilizaron, de los cuales 1.440 se encuentran residiendo en el departamento del Atlántico.

Estas personas decidieron reiniciar sus vidas, reencontrase con sus familias y salir de la selva, dijo el Coronel Peña.

La fotografía, su afición. Entre los seis desmovilizados que llegaron a la Segunda Brigada estaba Juan Carlos Romero, de 33 años, quien desde que era niño se dejó encantar por las maravillas de las imágenes, como él mismo afirma.

Ayer fue uno de sus días más alegre de su vida, ya que estuvo de invitado especial entre los fotógrafos que cubrieron el evento deportivo, y hasta logró tomar varias fotografías.

Tropas del Ejército NacionalLa ofensiva militar para debilitar a las Farc no cesa desde que se confirmaron los diálogos de paz con la guerrilla y el Gobierno reitera así no estar interesado, por ahora, en explorar un cese el fuego.

Durante las últimas seis semanas dio de baja a más de 60 guerrilleros, entre los que se cuentan dos jefes de frente y varios mandos medios.

Las operaciones militares presionaron, además, la desmovilización de casi 50 insurgentes, algunos con mando como ocurrió este martes en Algeciras, Huila, donde luego de una operación de la Fuerza Aérea y del Ejército fueron capturados cuatro insurgentes y seis más se rindieron a las tropas.

Este miércoles, desde Neiva, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón , resaltó que los diez insurgentes pertenecían a la columna móvil Teófilo Forero, especie de unidad élite de las Farc ejecutora de atentados como el del club El Nogal, en Bogotá.

Uno de los detenidos es alias Hermides, segundo de la compañía Ayiber González y “hombre de extrema confianza” de alias el Paisa, jefe de la columna. También fue capturado alias Limonada, jefe de milicias en Huila. Con ellos, la cifra de guerrilleros de Farc desmovilizados este año ascendió a 776.

El operativo se suma a bombardeos a campamentos, como el que terminó el 5 de septiembre en la muerte de José Epimenio Molina, alias Danilo, jefe del frente 33. Con más de 30 años en las Farc, era hombre de confianza de alias Timochenko.

Este panorama cambia las coordenadas de las conversaciones. Mientras desde el Caguán las Farc planearon el secuestro de un avión de Aires y ordenaron copar un edificio en Neiva para secuestrar personalidades políticas, hoy la insurgencia debió retomar el terrorismo y las emboscadas fugaces a pequeñas unidades militares.

Se observan algunos de los 187 fusiles encontrados hace un mes en Quindío.En la mañana del viernes pasado hombres de la Unidad Especial de Investigaciones de la Dijín encontraron en una pequeña vivienda cerca de Tuluá, Valle, 116 fusiles de asalto, 15 lanzagranadas, 222 granadas de mano y 30.000 balas. Una fuente reclutada meses antes suministró la información. Y no era la primera vez: el 11 de septiembre, ese mismo grupo de la Dijín, interceptó un vehículo cerca de Montenegro, Quindío, en cuyo interior había 187 fusiles, 91 granadas y 20.000 balas. Y el 24 de mayo se encontraron otros 150 fusiles, enterrados cerca de una finca en San Martín, Meta.

Se trata de más de 300 armas largas tan solo en los tres más recientes decomisos este año. Si bien, encontrarla no es extraño, semejante cantidad llama la atención. En lo que va de 2012, el total de fusiles decomisados llega a casi 1.200. Y se han hallado cerca de 2.000 granadas. En todo 2011 se incautaron 670 fusiles.

¿A qué se debe esta lluvia de material bélico y para quién es? 

Con unas pocas excepciones todas las armas que han sido encontradas son de fabricación china y fueron producidas por la empresa estatal North Industries Beijing Corporation (Norinco). La mitad son fusiles Norinco CQ 5.56, copia del R-15 estadounidense. Los otros son Type 56, una de las versiones chinas del AK-47 ruso. Lo grave es que se trata de apenas parte de un lote de 12.000 fusiles provenientes de China que ingresaron al país a finales de 2007 y comienzos de 2008. Cinco mil llegaron al puerto de Turbo, en el Urabá antioqueño, y el resto ingresó por Buenaventura. Las autoridades no han logrado establecer cómo semejante arsenal salió de una empresa estatal china y terminó en Colombia. Lo que sí tienen claro, gracias a los decomisos, es que los destinatarios eran varias bandas criminales que en ese momento estaban en pleno crecimiento. 

Juan Manuel CorsoEl expresidente del Senado, Juan Manuel Corzo Román, presentó una polémica propuesta a la Fiscalía General de la Nación, alrededor de los diálogos de paz entre el Gobierno Nacional y las Farc.

Corzo indicó que en reunión del Partido Conservador con el fiscal Eduardo Montealegre le propuso que para llegar a establecer la paz en Colombia, los actores armados que estuvieron durante años en el conflicto y que representaron al Estado, es decir los militares, “tengan los mismos beneficios que los guerrilleros que se van a incorporar si se llega a dar la paz".

Por eso, conminó a que el ente investigador defina los delitos que podrían recibir beneficios o subrogados penales a la hora de llegar a la paz.

"Es necesario qué clase de delitos y cuáles no tendrían beneficios, como por ejemplo, los de desaparición forzada y los que no se cometieron en esa guerra irregular pues no tendrían beneficios", explicó

En ese sentido, consideró que todos los delitos que se cometieron en la guerra irregular “deben tener algunos beneficios".

elespectador.com