Ofensiva sostenida del Ejercito
Ofensiva sostenida del Ejercito

www.fuerzasmilitares.org (29NOV2018).- Durante los 100 días de la implementación del Plan Diamante se logró la neutralización de 31 cabecillas de grupos armados organizados en todo el país.La preparación y entrenamiento de los hombres y mujeres del Ejército Nacional han sido esenciales para tener una Fuerza más capacitada, que se adapta y enfrenta cualquier amenaza actual y emergente en todo el territorio colombiano.

Esta ofensiva sostenida ha sido reforzada con el Plan Diamante, directriz del Gobierno nacional que ha permitido a los soldados colombianos propinar importantes golpes a los grupos armados organizados que delinquen en algunas zonas del país, para continuar con el desarrollo de las operaciones conjuntas, coordinadas, interinstitucionales y combinadas. 
Durante los 100 días de la implementación del Plan Diamante, la reducción de actos cometidos por los grupos armados organizados que persisten en su accionar delictivo fue considerable, con la neutralización de 31 cabecillas de grupos armados organizados, y con resultados extraordinarios en las poblaciones mayormente afectadas con estas acciones, lo que ha hecho irreversible el terreno ya ganado por parte del Ejército Nacional. 
Es así como las operaciones militares, realizadas durante estos 100 días, enfocadas a contrarrestar la amenaza de los grupos armados organizados residuales (GAO-r) a lo largo y ancho del país está representada en la captura de 308 de sus integrantes, 69 presentaciones voluntarias y 20 muertes en desarrollo de operaciones militares, de manera adicional a la afectación a sus finanzas, con la incautación de insumos para el narcotráfico, armamento, intendencia, comunicaciones y explosivos.
Los esfuerzos de las tropas dieron como principales resultados en contra del GAO-r la captura de alias Gemelo, segundo cabecilla del GAO-r E-29, en Nariño; de alias Porrón, cabecilla de milicias del GAO-r E-1, en Guaviare; de alias Tartaja, cabecilla de la comisión de finanzas del GAO-r E-62, en Caquetá; de alias Jairo 1, cabecilla del GAO-r C-15, en Caquetá, y de alias Yepes, Calucho, Camilo y Caníbal, cabecillas del GAO-r E-36, en Antioquia. Así mismo, murieron en desarrollo de operaciones militares alias Carvajal, cabecilla del GAO-r E-3, en Cauca, y alias Humberto Mora, segundo cabecilla GAO-r E-62, en Caquetá. 
De igual forma, se fortalecieron las maniobras de combate enfocadas a la disminución de las pretensiones terroristas y políticas del GAO Eln, con lo cual se continúa protegiendo a la población civil, las propias tropas y la infraestructura del Estado. Así, el Plan Diamante dejó un total de 195 capturas de integrantes de este GAO, 142 presentaciones voluntarias y una muerte en desarrollo de operaciones militares. Las capturas de alias Pichón, Fabián, Brayan, Pirulay y Piquiña, en Antioquia, Norte de Santander, Nariño y Arauca, además de la muerte de alias el Gurre, en Cauca, fueron claves para reducir el accionar delictivo del GAO Eln en estas regiones.
Por la permanente arremetida operacional desarrollada en el Plan Diamante también se logró una reducción considerable de la banda criminal más grande del país: el GAO Clan del Golfo. Este grupo armado organizado, además de los GAO Los Pelusos y Los Puntilleros, ha sido el más golpeado con el accionar de las tropas, las cuales lograron en los últimos 100 días la captura de 607 miembros, 27 presentaciones voluntarias y 11 muertes en desarrollo de operaciones militares. 
Entre los resultados contra el GAO Clan del Golfo está la captura de los cabecillas alias Pelusa y alias Simón, en Antioquia; alias Ernesto, en Chocó; alias Pablo, en el sur de Córdoba, y la muerte de alias Mordisco, que era el cabecilla de la Subestructura Carlos Vásquez de este GAO, en Antioquia. La Estructura Libertadores del Vichada, del GAO Los Puntilleros, se vio afectada con la captura de alias Wilmar y alias Danielito, cabecilla rural y segundo cabecilla, respectivamente. 
La lucha contra el narcotráfico, por otra parte, también dio resultados positivos con la neutralización de 1235 infraestructuras utilizadas para el procesamiento de estupefacientes, la incautación de 3 toneladas de cocaína, así como de 3719 kilos de clorhidrato de cocaína, 15.526 kilos de marihuana, 3182 kilos de pasta base de coca y 3159 kilos de cocaína en proceso. Así mismo, 96.645 galones de insumos líquidos y 164.021 kilos de insumos sólidos fueron incautados, y se erradicaron 11.095 hectáreas de cultivos ilícitos, lo que contribuye a la disminución de la capacidad delictiva y financiera de las estructuras dedicadas al narcotráfico y grupos armados organizados. 
Con la implementación del Plan Diamante, la ofensiva operacional de las tropas del Ejército Nacional ha logrado el debilitamiento de la amenaza persistente, objetivo final del soldado que día a día trabaja por la seguridad de los colombianos en cada rincón del país. Cada uno de ellos ratifica su compromiso con la defensa de la soberanía, independencia e integridad territorial.
 
(ejercito.mil.co)