El sargento mayor del Ejército de Estados Unidos, Franklin L. Chandler recibido en el Comando del Ejército NacionalEn una ceremonia celebrada en el Comando General de la Institución, en la ciudad de Bogotá, fue condecorado con la medalla Fe en la causa el sargento mayor del Ejército de Estados Unidos, Franklin L. Chandler, junto con un personal de suboficiales que lo acompañará en una visita a nuestro país que se prolongará hasta el próximo viernes.

Durante su estadía en Colombia, el sargento mayor estadounidense y su comitiva, visitarán las instalaciones militares de nuestra Fuerza en Bogotá y Tolemaida, en donde a su vez, encontrarán una experiencia más cercana con la preparación física, técnica y táctica del cuerpo de suboficiales colombianos.

Con esta experiencia, se busca compartir conocimientos con los miembros del Ejército americano, con el fin de optimizar y mejorar las capacidades militares de ambas Instituciones, de acuerdo a las competencias que exige el cumplimiento de operaciones con excelencia y solidez.

Por último, se quiso exponer ante los visitantes extranjeros, los lineamientos y los alcances del Plan de Transformación de la Fuerza, para obtener comentarios acerca de las políticas que seguirá el Ejército colombiano en el futuro, manteniendo una doctrina que conlleve a lograr las metas y objetivos no solo de la Institución, sino de todo el país.

Prensa Ejército

Integrantes del CursoCon la presencia del coronel Javier Alonso Díaz Gómez Jefe de Estado Mayor del CENAE y Segundo Comandante del Fuerte Militar de Tolemaida, se clausuró el Curso Básico de Asalto Aéreo n. 31.

Estos 98 alumnos entre oficiales, suboficiales y soldados del Ejército Nacional, durante dos semanas recibieron un entrenamiento de soga rápida, spies y rapell con y sin armamento; conocimiento en asalto aéreo, natación, helipuertos y acondicionamiento de aeronaves, necesarios para apoyar este tipo de operaciones militares.

De esta manera, los oficiales y suboficiales se certificaron como maestros en Rapell, mientras que los Soldados se certificaron como ejecutantes de una operación de Asalto Aéreo.

Finalmente, El Coronel Javier Alonso Díaz, destacó la valentía y decisión de estos hombres, y los invito para poner en práctica los conocimientos adquiridos en el teatro de operaciones con el fin de neutralizar las acciones terroristas por parte de los grupos armados ilegales.

Prensa Ejército

Tropas del Ejército Nacional''En la Institución crecí no solo como persona sino como profesional, encontré como hacerme útil y servirle a la sociedad''.

El cabo segundo Carlos Andrés Montoya Hurtado desde muy pequeño soñó con ser militar: 'Yo me los encontraba con sus brigadas de salud, ayudaban a los campesinos en diferentes tareas, como hacer carreteras y algunas veces hasta hacer casas para la gente del campo. Cuando los veía realizando esas tareas, los veía como héroes'. Años después esos juegos infantiles se hicieron realidad, y poco después de culminar sus estudios de bachillerato en el año 2004, ingresó a la Escuela de Soldados Profesionales, para luego hacer curso extraordinario como suboficial, gracias a su excelente desempeño.

Cuando veía cumplida una de sus metas el Jueves Santo de 2010 su vida cambió. Luego de un hostigamiento a su compañía por parte de las Farc, una granada de mortero cayó en sus pies, el bombazo me sorprendió y sentí cómo todo quedó oscuro, sentía la sangre en mi rostro. En ese momento la vida pasa como una película, se recuerdan incluso a personas de nuestro pasado, concluye.

Después de ser atendido en el área, y trasladado al hospital, el cabo Montoya tuvo que iniciar una nueva vida. Comenzar de cero y reconstruir todo lo que en un segundo casi se le va para siempre; aprendió a leer y escribir en el sistema Braille, aprendió a caminar solo y a defenderse por sí mismo con su nuevo estilo de vida.

Tiempo después, este héroe de Colombia brinda instrucción a los soldados en arme y desarme del fusil, también de insignias militares, dicta conferencias en el Batallón de Instrucción y Entrenamiento de la Cuarta Brigada y cada ocho días visita los enfermos y víctimas de Artefactos Explosivos Improvisados, A.EI. Quiero ser un ejemplo de que sí

Tropas del Ejército Nacional de ColombiaEl Congreso de la República buscará ponerle ‘tatequieto’ a cualquier posibilidad de que los ‘falsos positivos’ puedan pasar a la Justicia Penal Militar.

Dentro de la ley estatutaria que reglamenta la reforma constitucional de fuero militar, se busca establecer de manera concreta en que consiste el delito de ‘falsos positivos’.

La idea es adicionar un artículo que establezca qué es una ejecución extrajudicial para que quede claro que debe ir a la Justicia Ordinaria y no a la Justicia Penal Militar, toda vez que no se trata nunca de actos del servicio.

Además, se busca concretar que los responsables de estos delitos paguen penas que irán de los 30 a 50 años. Igualmente, pagarán multas superiores a los $5.000 millones

“Se precisa que ese delito de ejecución extrajudicial al igual que la violencia sexual se remite al Código Penal para establecer en qué consiste; el delito sería homicidio agravado”, señaló el ponente del proyecto, el senador Juan Manuel Galán.

La iniciativa será votada la próxima semana en el Senado de la República y en la Cámara de Representantes en sesiones conjuntas de la comisión primera.

elespectador.com

 
 

General Juan Pablo AmayaEl uniformado señaló que 'patearon a los heridos para ver si estaban vivos y los remataron'. “Todo fue muy rápido, empezaron a lanzar granadas y a disparar. Algunos compañeros murieron instantáneamente. Los que quedamos vivos nos hicimos los muertos, pero a algunos heridos los patearon para ver si estaban vivos y los remataron porque gritaban de dolor”.

Así narró lo que vivió, a su ingreso al hospital San Juan de Dios de Pamplona (Norte de Santander), uno de los cinco soldados campesinos heridos en el ataque del Eln en zona rural de Chitagá, donde murieron 10 militares, cinco resultaron heridos y otro más fue plagiado.

El cruento ataque ocurrió a las 2 de la madrugada del miércoles, en el sitio El Cagüey, de la vereda Presidente, en Chitagá (Norte de Santander).

El general Juan Pablo Amaya, comandante de la Segunda División, aseguró que hasta el lugar llegó sigilosamente un reducto del frente Héroes y Mártires del Eln, que al parecer se habría desplazado desde Arauca para atacar a los uniformados que suministran seguridad a los ingenieros militares que en la zona adelantan trabajos de recuperación de vías.

“Fue un ataque sorpresivo, contundente, letal; con granadas de mortero, cilindros bomba y ametrallamiento”, agregó el oficial.

Luego, los subversivos rastrearon el lugar y mataron a los soldados heridos que aún permanecían con vida. Los que pudieron aguantar las patadas sin quejarse lograron salir con vida del lugar.

Los subversivos secuestraron al cabo tercero Fabián Huertas y huyeron con una ametralladora, un radio, 16 fusiles 5-56, 25 granadas de mano, un GPS, 12 chalecos multipropósitos y más de 60 proveedores, pertenecientes a los uniformados.