Pablo Emilio Moncayowww.fuerzasmilitares.org (03JUN2013).- Subió al helicóptero sin esperar la libertad. Después de 12 años cautivo era difícil creer en esa palabra. Durante el vuelo trataba de reconocer en aquella selva espesa alguno de sus pasos, el último río en el que pescó, el barullo incesante de los animales. Luego lo sorprendió ver de nuevo, como si nunca hubiera estado allí, una carretera pavimentada, un edificio, el caos de lo urbano. Aquel sublime caos que lo esperaba.

En aquella época, en el 2010, todo el país sabía quién era el suboficial del Ejército Pablo Emilio Moncayo. Aparecía todos los días en los medios de comunicación y llegó a ser uno de los símbolos nacionales del secuestro. Su padre, el profesor Gustavo Moncayo, caminó mil kilómetros de Nariño a Bogotá para pedir su libertad y se presentaba a todos los eventos de víctimas y paz con las manos encadenadas: un distintivo que les dolía a todos, un acto de solidaridad con un hijo que había dejado de mandar cartas y videos que demostraran su supervivencia.

La civilización lo recibió algo deshumanizada: con un celular Sony Ericsson que no dejaba de sonar y que él ni siquiera sabía contestar. También lo criticaron por rechazarle un abrazo de bienvenida a su padre, tal vez porque las cámaras no develaban que tenía las costillas rotas y otras dolencias luego de caminar varias semanas por la selva.

Algunos se le acercaron para decirle “ojalá se hubiera muerto por allá”. Los psicólogos le decían que sufría de trastornos del sueño, pero la verdad era que por estar de consulta en consulta eran ellos los que no lo dejaban dormir. Después vino el silencio y parecía que todos lo habían olvidado… por fortuna para él, que ya estaba algo agotado de recibir visitas durante todo el día en el único mes que tuvo de descanso antes de reingresar a las Fuerzas Militares de Colombia.

“A veces extraño la selva”

Pablo Emilio Moncayo no menciona a la guerrilla, o el sufrimiento de ser secuestrado. Habla, más bien, de lo que aprendió durante ese tiempo, de ver a los animales mejor que en National

Uno de los menores recuperadosEn tres operaciones militares de la Quinta División del Ejército Nacional fueron recuperados cuatro menores de edad en zonas limítrofes de los departamentos de  Tolima y Huila. Uno de ellos, el pasado domingo en poder de las Farc,  perdió la primera falange del dedo índice luego de disparársele el arma que tenía a su cargo mientras prestaba servicio de centinela.

Según las labores de inteligencia, la columna móvil  ‘Héroes de Marquetalia’, aún tienen en su poder a ocho menores de edad, la mayoría niñas, que según información de los menores recuperados, a su corta edad son abusadas sexualmente, golpeadas y obligadas a abortar.

“Es triste dar a conocer este tipo de noticias que evidencian que aun los niños siguen siendo reclutados por las Farc. Por información suministrada, pudimos conocer que un joven de  19 años fue ahorcado por alias Teófilo, cabecilla de la Compañía Alfredo González, como sanción por indisciplina”  Indicó el Brigadier General Henry William Torres Escalante, comandante de la Quinta División del Ejército Nacional.

El primer caso se presentó en operaciones militares zonas limítrofes con el Huila,  en donde fueron recuperados una niña  de 13 años de edad quien había sido ‘bautizada’ por parte de las Farc con el alias de Paulina, y un niño de 14 años de edad a quien los subversivos le asignaron el alias de Dario.

Estos menores habían sido reclutados forzosamente y presuntamente sometidos a tratos inhumanos por parte de subversivos de la columna móvil ‘Héroes de Marquetalia’ de las Farc.

La otra menor de 14 años de edad fue recuperada en la vereda San Joaquín Alto de  Planadas Tolima cuando se capturó al cabecilla de finanzas de la compañía de explosivos Alfredo González.

Así mismo, una menor de 14 años de edad fue recuperada en medio de combates en el área rural de la vereda Pradera, jurisdicción del municipio de Neiva, en donde tropas de la

Ciudadanos capturadosEn desarrollo de operaciones militares, en la vereda San Joaquín Alto, Planadas Tolima, tropas de la Brigada Móvil número 8 adscritos a la Fuerza de Tarea Zeus de la Quinta División del Ejército Nacional, lograron la captura de alias Brayan o el Mono,  cabecilla de finanzas de la compañía de explosivos Alfredo González.

Este hombre quien llevaba siete años en la estructura, era el encargado de realizar cobros producto de extorsiones a los comerciantes y realizaba reuniones clandestinas con fines extorsivos e intimidación a la población civil de Planadas, al sur del Tolima.

Así mismo fueron capturados  dos subversivos de la misma estructura, alias Jairo, quien llevaba ocho años en las Farc y era experto en explosivos,  y alias Sonia, quien pertenecía a las Farc desde hace nueve años.

En esta operación también se decomisó un fusil AK,  tres proveedores de AK con munición para el mismo, tres pistolas Pietro Beretta 9 milímetros, cuatro proveedores con munición para las mismas, dos granadas de mano hechizas, material de intendencia, cuatro equipos de campaña y dos sintelas.

Los capturados fueron puestos a disposición de la Unidad Nacional Contra el Terrorismo de Ibagué y recibirán una condena entre 22 y 30 años por los delitos de fabricación, porte ilegal de armas de fuego, municiones y explosivos.

Prensa Quinta División

Continúan los éxitos operacionales del Ejército Nacional. Imagen de archivo.La Décimo Brigada del Ejército confirmó que en combates con la guerrilla de las Farc en La Majayura, zona rural del municipio de Maicao, murió el cabecilla del frente 59 de este grupo subversivo, Alfonso Rodríguez Sánchez, alias ‘Amury’.

Amaury es acusado del secuestro y posterior asesinato de exministra de Cultura Consuelo Araújo Noguera, en hechos registrados el 29 de septiembre de 2001 en estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Según las autoridades, este importante cabecilla dirigía las extorciones en La Guajira, además era el encargado de colocar los explosivos donde las Farc querían atentar, por ello se le acusa de ser el autor de los atentados contra la línea férrea del Cerrejón y gasoductos del departamento.

El guerrillero, al parecer, recibió curso de explosivita por parte de iraníes en la frontera de Venezuela.

elespectador.com

Foto oficial de la visita a la EMSUBSe estrechan lazos de hermandad entre suboficiales de los Ejércitos de Colombia y de los Estados Unidos.

Luego de visitar el Comando Superior, el sargento mayor del Ejército de los Estados Unidos Raymond F Chandler, acompañado por suboficiales de ambos países se trasladó hacia el Fuerte Militar de Tolemaida con la finalidad de conocer a fondo la formación integral que reciben los jóvenes que integran la Escuela de Suboficiales Sargento Inocencio Chincá.

A su llegada a esta institución castrense de educación superior fue recibido por el estado mayor de la Escuela. Posteriormente le fue expuesto por parte del sargento mayor de comando de la Emsub Álvaro Rojas la información sobre el proceso de selección, incorporación y formación que reciben los futuros cabos terceros del Ejército Nacional.

Seguidamente, en compañía del personal de suboficiales de mayor jerarquía en la Escuela visitó el bloque de aulas, alojamientos y demás instalaciones que garantizan al alumno el óptimo desarrollo en su preparación.

Al termino del recorrido se entregaron presentes entre las dos delegaciones, sellando de esta manera la fraternidad que existe.

Prensa Ejército