De 1.200 hombres armados que las Farc tenían hace 10 años en la región Caribe, hoy esta organización está reducida a solo 428. Y aunque el bloque ‘Martín Caballero’ ha intentado recuperar áreas estratégicas, el esfuerzo de contención del Ejército sobre la Sierra Nevada y Serranía del Perijá lo ha neutralizado.

La ejecución del Plan de Choque y el Plan Escudo, le han permitido a las Fuerzas Militares evitar que esta agrupación insurgente retome la fuerza del pasado y vuelva a causar pena y dolor entre la población civil.

Para el comandante de la Primera División del Ejército, brigadier general Jorge Eliécer Suárez Ortiz, las estadísticas no mienten, están ahí, sobre el papel, como muestra fehaciente que el sistema rival (Farc) está diezmado.

El ‘Bloque Martín Caballero’ lo conforman la compañía Efraín Guzmán y las cuadrillas 19, 41, 59 y 37.

ANÁLISIS. El oficial Suárez Ortiz relató que “desde el año 2002 a la fecha han combatido a las Farc a lo largo y ancho de la Serranía de San Lucas y Los Montes de María, aniquilando el frente 35 que era el que tenia azotada la zona de Ovejas, Colosó y San Jacinto e impedían la libre movilización de los turistas cuando venían a disfrutar de las playas de Cartagena, Barranquilla y Santa Marta.

En la Sala de Guerra del ‘Batallón de Ingenieros Nº5 Coronel Francisco José de Caldas’, adscrito a la Quinta Brigada, se llevó a cabo la clausura del segundo curso de formación de auditores en control interno que realiza el Ejército Nacional, en convenio con el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA.

El evento contó con la presencia del Señor Brigadier General Gustavo Rincón Rivera, Jefe de control Interno del Ejército, el Señor Coronel William Augusto Galindo, Jefe de Estado Mayor de la Segunda División, el Teniente Coronel Carlos Arturo Rojas, Delegado Inspección General del Ejército, el ingeniero Giovanni Niño, instructor del SENA y personal militar y civil del cantón.

Tras cumplirse la entrega de diplomas al personal capacitado, el Señor Brigadier General Rincón, recalcó la importancia de esta formación “en la institución se venía trabajando el control de calidad, el control interno y el SISTEDA de forma paralela, lo cual no debería ser así y para esto se sacó una cartilla del Sistema Integrado de Gestión que une a los 3 sistemas y le facilita al Ejército Nacional que cumpla con su misión”.

Con el fin de conocer las capacidades de las Fábricas y Maestranzas del Ejército (FAMAE), el Comandante del Ejército Nacional de Colombia, General Sergio Mantilla S., se reunió con el Director de FAMAE, GDB Juan Vidal G. en las instalaciones de Talagante, el jueves 8 de marzo.

En el marco de su visita oficial a Chile, el General Mantilla, acompañado del Comandante de Industrias Militares e Ingeniería, GDD José Pedro Valdivieso, y una delegación del Ejército de Colombia, conoció las Plantas de Armamento Menor y Pólvora, además del Centro de Mantenimiento Industrial de FAMAE Talagante, observó todos los procesos y proyectos de configuración de vehículos acorazados para el Ejército de Chile. Previamente, el GDB Vidal expuso las principales misiones que hoy cumplen las Fábricas.

Ya el martes 6 de marzo, el General Mantilla tuvo la oportunidad de conocer las capacidades del Centro de Mantenimiento Industrial FAMAE Pozo Almonte en su visita a la 2da Brigada Acorazada “Cazadores” del Ejército.

El General Sergio Mantilla Sanmiguel, Comandante del Ejército Nacional, recibió la Cruz de la Victoria, máxima distinción entregada por el Ejército de Chile.

La condecoración fue entregada en el marco de una ceremonia llevada a cabo en el recinto de la Escuela Militar, y la distinción fue impuesta por el Comandante en Jefe de la institución castrense chilena, general Juan Miguel Fuente-Alba Poblete.

Durante el acto el acto de entrega, el General Fuente-Alba se refirió al significado de la condecoración. "Me honro en conceder al General Mantilla, a nombre del Ejército de Chile, con la condecoración 'Cruz de la Victoria', como testimonio de valoración a sus cualidades profesionales y personales y como un reconocimiento de nuestro afecto y respeto al Ejército Nacional de Colombia", afirmó.

Durante una visita al batallón de sanidad “Soldado José María Hernandez”, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón anunció que a partir del mes de abril, se mantendrá la prima de orden público para los soldados y policías que resulten heridos en combate.

“En abril cuando salga el decreto de salarios para todo el Gobierno de cada año, en ese incremento de sueldos viene un artículo que ordena que para aquellas personas que tienen la prima de orden público y han sido heridos se les mantenga esa prima”, informó Pinzón. 

El Ministro aseguró que con ésta decisión se satisface una de las necesidades más sentidas de los hombres heridos en combate. “Esos muchachos que quedan heridos son los que están entregando todo por Colombia y lo mínimo que merecen es que por lo menos garanticemos los recursos que reciben regularmente”, dijo el alto funcionario.