Condenan a 16 años a militar por 'falso positivo'El suboficial (r.) del Ejército Luis Alejandro Toledo Sánchez aceptó su responsabilidad en la muerte de un campesino que fue presentado como abatido en combate.

Toledo está preso en el Centro de Reclusión Militar de Tolemaida (Tolima), donde venía pagando una primera condena por el delito de homicidio agravado en calidad de coautor, también por otro 'falso positivo'. 
 
La reciente condena tiene que ver con los hechos ocurridos el 29 de enero del 2008, cuando tropas del Batallón de Junín, componente de la Fuerza de Tarea Conjunta de Sucre, reportaron un combate en zona rural de Sincé.

En el enfrenamiento habría muerto un guerrillero, pero la Fiscalía estableció que en realidad se trataba del campesino Saleth de Jesús Caldera Yañez.

El ente investigador halló que a la víctima le fueron puestas municiones y armas para aparentar un porte y una agresión que nunca existió, según dijo en el proceso.
 
El suboficial ya había sido condenado por la muerte de Edwin José Payares Bravo, quien con la promesa de trabajar en una finca fue abatido y reportado como supuesto integrante de un grupo armado al margen de la ley, el primero de enero de 2008.

eltiempo.com

Ministro Juan Carlos PinzonEl ministro de Defensa colombiano, Juan Carlos Pinzón, ratificó hoy que la fuerza pública no se retirará del Cauca, al suroeste del país, y continuará ejerciéndo la presión militar sobre esa zona.

Pinzón hizo alusión así a la carta enviada por el máximo jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño Echeverry (Timoleón Jiménez) a los cabildos caucanos -en la cual anunció que si el ejercito se retiraba de ese territorio, la guerrilla lo haría también.

Tras asegurar que "los frentes 6 y 48 de ese grupo insurgente están detrás de las movilizaciones en Putumayo y Cauca, instó a las comunidades indígenas "a denunciarlos para capturarlos", refiere Prensa Latina.

Sobre el pedido de las FARC de suspender las operaciones aéreas en esa región para liberar a los dos pilotos del helicóptero de una empresa privada secuestrados el 10 de julio en Argelia, Cauca, respondió que "allá seguirán volando nuestras naves".

La situación en esa región vuelve a tensarse, en medio de los reclamos de los cabildos ancestrales de recuperar la soberanía y el control de sus territorios y la desmilitarización inmediata y total de la zona.

A principios de esta semana se inició un diálogo de alto nivel entre los cabildos nasas y autoridades gubernamentales -cuya segunda ronda está prevista para mañana-, pero un contingente de 28 mil soldados fue movilizado paralelamente hacia esa región en los últimos días.

Las tropas forman parte del Comando Conjunto Suroccidente -anunciado recientemente por el presidente Juan Manuel Santos-, y de inmediato entró en funciones para combatir a los grupos ilegales, según versión oficial.

Lo componen tropas de la Tercera División del Ejército y unidades especiales de esa agrupación y de la Fuerza Aérea y la Armada Nacional.

No sólo son más hombres si no "más medios y más recursos para seguir enfrentando en Valle, Cauca y Nariño a los grupos terroristas y organizaciones criminales", subrayó en su momento el titular de Defensa.

Agencias

Además, en Norte de Santander fueron detenidos cinco policías por presuntos vínculos con bacrim.

El Ejército detuvo a cinco integrantes de esa institución que tenían en su poder un cargamento de 603 kilos de cocaína pura, que fueron encontrados en un camión en un puesto de control en la zona de Mutatá (Antioquia).

Entre los detenidos están un teniente, un cabo y tres soldados, pertenecientes a la IV Brigada del Ejército con sede en Medellín, quienes estarían negociando la droga. En el operativo también fueron capturados cuatro miembros de la banda de los 'Urabeños'.

Según información preliminar de la Fiscalía, los militares fueron sorprendidos transportando la droga. Iban uniformados y con sus armas de dotación.

Por su parte, el Ejército señaló que la captura de los uniformados fue posible tras un trabajo de contrainteligencia que esa misma institución venía realizando desde hacía ocho días.
 

La Fiscalía confirmó la captura de un mayor, un capitán y cuatro soldados del Ejército que tenían en su poder un cargamento de 600 kilos de cocaína extraídos de laboratorios de droga de la zona de Mutatá (Antioquia).

Según las autoridades, los militares estarían negociando la droga con integrantes de bandas criminales que delinquen en ese departamento.

Este resultado se logró luego de varios meses de seguimientos e interceptaciones por parte del grupo de investigadores de la unidad de bandas criminales de la Fiscalía.

Los uniformados que portaban sus uniformes y sus armas de dotación en el momento de la captura, serán judicializados en las próximas horas por los delitos de tráfico de droga y concierto para delinquir.

elespectador.com

Luego de seis intensos meses de valor, entrega y sacrificio, 26 militares entre oficiales y suboficiales, culminaron con éxito el curso de Fuerzas Especiales N° 44, quienes a partir de la fecha recibieron con honor el diploma que los acredita como comandos de las Fuerzas Especiales, grupo élite del Ejército Nacional.

El acto protocolario se llevó a cabo en el Fuerte Militar de Tolemaida y fue presidido por el señor Brigadier General Fernando Pineda Solarte comandante de esta guarnición y los comandantes de las unidades acantonadas, así como contó con la asistencia de los familiares y amigos de los graduados.