Una reservada y minuciosa negociación se está llevando aproximadamente desde marzo del año pasado entre Chile y Colombia en el ámbito militar. Las conversaciones incluyen dar y recibir mutuamente capacitación en áreas castrenses, y también el interés de Bogotá por una eventual adquisición de tanques Leopard 1V, que Chile tiene en su poder desde 1999.

El diálogo se da en el marco del Acuerdo de Cooperación en Defensa -el mismo que existe con otros países de la región- y del creciente intercambio comercial y político de ambas naciones. Este último tuvo un hito importante en 2009 con la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio, aumentando las inversiones chilenas en ese país.

El embajador colombiano en Chile, Santiago Figueroa , destacó el alto nivel de las relaciones bilaterales, aunque declinó referirse al tema militar, limitándose a señalar que "es algo que se está viendo de Ejército a Ejército".

Sin embargo, La Segunda supo que las conversaciones apuntan a que Colombia solicitó la posibilidad de obtener asistencia militar en el ámbito de las «fuerzas acorazadas» (tanques), debido a la experiencia que tiene el Ejército chileno en la materia. Es decir, capacitación en organización, manejo de equipamiento y empleos de este material.

Durante ceremonia militar realizada en la escuela de Infantería del Ejército Nacional, en Bogotá, el comandante general de las Fuerzas Militares, general Alejandro Navas, el comandante del Ejército Nacional, general Sergio Mantilla, el general (R) Hernán José Rodríguez, comandante División Córdoba Unidad simbólica de la Infantería del Ejército, el general Rafael Samudio, ex ministro de Defensa, ofrecieron ofrenda floral en conmemoración a los 187 años de la escuela de Infantería del Ejército Nacional.

Cabo Primero Leandro Silva - CGFM

En ceremonia especial realizada en el campo de paradas Batalla de Boyacá, de la Escuela Militar de Cadetes General 'José María Córdova', 308 Alféreces juraron defender a su Ejército y a su Patria; entre ellos se destacan 52 mujeres que por primera vez en la historia del Ejército ascendieron como oficiales de arma.

Cabo Primero Leandro Silva - CGFM

Tras cuatro años de consagración al estudio de la carrera militar y las extenuantes jornadas de entrenamiento físico, hoy 308 Alféreces, integrantes del curso "Brigadier General Gabriel Puyana Garcia", recibieron de manos del Presidente Juan Manuel Santos y el Comandante del Ejército, General Sergio Mantilla Sanmiguel, la primera estrella sobre sus hombros.

En ceremonia especial llevada a cabo hoy en el campo de paradas Batalla de Boyacá, de la Escuela Militar de Cadetes General José María Córdova, estos 308 Alféreces juraron defender a su Ejercito y a su Patria; entre ellos se destacan 48 mujeres que al igual que los hombres, por primera vez en la historia del Ejército, recibieron la formación militar que los capacita como oficiales de las armas, íntegros y consagrados al servicio patrio.

La ceremonia estuvo presidida por el señor presidente de la República, Juan Manuel Santos, el señor ministro de Defensa Nacional, Juan Carlos Pinzón y los altos mandos militares.

Prensa Ejército Nacional

Presidida por el señor Mayor General Sergio Mantilla Sanmiguel, Comandante del Ejército Nacional, se llevó a cabo la ceremonia de reconocimiento de la Quinta División en la que se posesionó como Comandante de esta Unidad Operativa Mayor el señor Brigadier General Henry William Torres Escalante, quien sucedió en el cargo al señor Brigadier General Juan Pablo rodríguez Barragán.

La ceremonia, que tuvo lugar en la Plaza de Armas del Grupo Mecanizado ‘Rincón Quiñones’, en el Cantón Norte, contó con la presencia de reconocidas autoridades militares, gubernamentales y todo el personal que integra la Quinta División.

Allí, el señor General Torres Escalante exaltó que con orgullo acepta el compromiso de trabajar arduamente y sin cansancio, con FE EN La CAUSA, por entregar a la zona céntrica del país paz y prosperidad, y obtener el logro de las metas y objetivos trazados dentro del Plan de Consolidación del Gobierno Nacional. No obstante, hizo un llamado a la población civil para que continúe apoyando la labor de los soldados colombianos, pues ésta constituye en gran parte el derrotero contra el enemigo.“Aceptar este reto profesional, por designio del Gobierno Nacional y el Alto Mando Militar, Constituye el más alto honor y la más grande responsabilidad que este humilde soldado haya enfrentado a lo largo de su carrera militar; lo cual me llena de optimismo y de fe para dar de mí mismo todo lo que esté a mi alcance, con el propósito de no ser inferior a las expectativas y exigencias inherentes a esta misión que demanda de la mayor voluntad de servicio, efectividad y contundencia para de esta manera poder garantizar la seguridad y la convivencia pacífica de todos los conciudadanos de la zona céntrica del país”.

El señor Brigadier General viene de ser Comandante de la Novena Brigada, en el departamento del Huila, donde se destacó por sus golpes contundentes y certeros a las estructuras guerrilleras que allí delinquen, logrando diezmar el accionar terrorista de estos grupos delincuenciales que otrora mantenían azotada esta zona del país.La ceremonia se hizo propicia para que el señor Comandante del Ejército condecorara a los generales entrante y saliente, por quinta y sexta vez respectivamente, con la medalla de Servicios Distinguidos en Orden Público.

Prensa Quinta División