Douglas Hernández, editor de www.fuerzasmilitares.org visitando el stand de General Dynamics en Expodefensa IIIEn el marco de la EXPODEFENSA III, nos acercamos al stand de la prestigiosa empresa General Dynamics Land Systems, para preguntar sobre un rumor que estaba siendo propagado en Internet por el corresponsal colombiano de un medio español especializado en seguridad y defensa, concretamente referido a que el LAV III ya había sido seleccionado por el Ejército Nacional como el nuevo vehículo de transporte blindado de personal.

Nos atendió el señor Clinton D. Cossette (en la foto), ciudadano canadiense representante comercial de General Dynamics Land Systems, especialista en Latinoamérica. Su respuesta fue contundente: para todo tipo de licitaciones, la empresa firma convenios de confidencialidad que garanticen no interferir con los procesos internos que adelanten las autoridades. En ese sentido, de la manera más amable, nos dijo que no podía dar declaraciones al respecto, excepto que el Gobierno Colombiano no había tomado ninguna decisión hasta el momento.

En www.fuerzasmilitares.org pensamos que la actitud de los corresponsales colombianos de medios españoles de seguridad y defensa, debería ser revisada por las autoridades. No es posible que estén lanzando bulos a las redes sociales, generando distorsiones en procesos licitatorios y contractuales que deberían gozar de la mayor reserva y estabilidad, no solo por los montos de dinero involucrados, sino, y más importante, por el carácter estratégico del material a adquirir, por lo que están en juego asuntos relativos a la seguridad y defensa nacional.

Más concretamente, esos corresponsales suelen citar de manera difusa “fuentes confiables del sector”, lo que bajo presunción de buena fe permitiría suponer que hay alguien que los informa. Siendo así, es procedente una investigación para determinar quién está violando los acuerdos de confidencialidad, y de ser un funcionario del Mindefensa, aplicarle todo el peso de la ley, y si es un empleado de alguna de las empresas participantes de la licitación, aplicarle entonces las multas y sanciones que hayan sido pactadas.

En cuanto a los corresponsales en cuestión, hay que invitarles a hacer uso del sentido común. No es buena idea violar la confidencialidad de asuntos que deben gozar de la mayor reserva. La búsqueda de pretendidas primicias, impulsados por afán de protagonismo, no puede ser excusa para violentar asuntos referidos a la seguridad y defensa de la nación.

Daniel Cárdenas, corresponsal en Bogotá de www.fuerzasmilitares.org prueba el puesto de tiro del Chiron.www.fuerzasmilitares.org.- Al llegar a Expodefensa III nos encontramos con una serie de elementos y personal de las Fuerzas Armadas Colombianas, distribuidos por la zona externa a los pabellones, era lo esperado. Pero al ingresar en uno de los pabellones dimos con un lanzador de misiles antiaéreos que se parecía al Mistral Atlas, lo curioso es que la empresa nos era desconocida: LIGNex1, y en el stand había un grupo de asiáticos. Solicitamos a una de las modelos que nos anunciara con alguien que hablara español, y nos enviaron al señor Jesse Yang, quien nos contó que la empresa es de Corea del Sur, que trabaja con alta tecnología para la defensa, que tienen varios modelos de armas antiaéreas y que sus sistemas están en uso en las Fuerzas Armadas de su país.

Luego se nos unieron varios representantes de la empresa, de mayor edad y que suponemos eran expertos en el sistema porque tomaron lápiz y papel y empezaron a explicarnos sobre los sistemas antiaéreos que estaban ofreciendo a Colombia.

El puesto de tiro (parecido al Mistral Atlas) que estaba en exhibición, recibe el nombre comercial de Chiron, o también P-SAM. Es del tipo Short-Range Last Minute Defense, usa una cabeza buscadora infra-roja con alta resistencia a las contramedidas, es de tipo Fire an Forget, tiene un alcance máximo de 8 kilómetros y una efectividad de 10/10. Los puestos de tiro reciben información sobre los blancos de un radar de vigilancia que tiene un alcance de 40 kilómetros, la información llega a través de radio y/o de una unidad de visualización de pieza.

Hay una versión de más largo alcance llamada M-SAM. Este sistema consta de tres vehículos: un Puesto de Comando Móvil, un Radar de Medio Alcance (80 km), y una Unidad de Lanzamiento de Misiles (8 misiles listos para el disparo), todos perfectamente integrados. El M-SAM tiene un alcance máximo horizontal de 40 kilómetros y vertical de 17 kilómetros. Hay que destacar que este misil posee una tecnología conocida como “Side Jet”, pequeños cohetes laterales que pueden cambiar instantáneamente la orientación del misil respondiendo a las maniobras evasivas del blanco.

El Sargento Aurenide José Dos Santos del Exército Brasileiro en compañía de Douglas Hernández, editor de fuerzasmilitares.orgEn el marco de la Feria Internacional de Defensa y Seguridad "Expodefensa III", realizada en Corferias de Bogota, entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre de 2012, tuvimos la oportunidad de conocer al Sargento Aurenide José Dos Santos, miembro del Exército Brasileiro.

En la distancia nos llamó la atención su uniforme camuflado, distinto al estándar usado por nuestras Fuerzas Militares. Por ello nos acercamos al lugar donde él estaba con el fn de conocer quién era y por qué estaba junto a los vehículos de la Caballería Colombiana allí expuestos. Al llegar a su lado nos percatamos de las insignias que lo identificaban como un militar de Brasil. Lo saludamos y nos presentamos como representantes del portal militar más antiguo y mejor posicionado de Colombia, solicitándole -de ser posible- una breve entrevista. A lo que él muy amablemente accedió.

Nuestra primera pregunta fue la más básica, ¿por qué quiso hacer carrera militar?, a lo que contestó que se dió cuenta de su vocación mientras prestaba el Servicio Militar Obligatorio, decidiéndose a ingresar a la Escola de Sargentos das Armas (que viene a ser como nuestra Escuela de Suboficiales "Sargento Inocencio Chincá"). En el momento de su incorporación el curso duraba apenas un año, mientras que hoy en día su duración es de 1 año y medio. A los seis meses de formación tuvo la oportunidad de escoger su especialidad, decidiéndose por la Caballería.

Al egresar como 3º Sargento, fue destinado al 5 RCMec (Regimento de Cavalaria Mecanizado), ubicado en la población de Quarai (RS) al sur del Brasil, en la frontera con Uruguay. Luego de este primer destino, el Sargento Aurende fue enviado por 4 años como instructor a la Escola de Sargentos das Armas, donde se especializó en táctica de Blindados.

Imagen de archivoEl Consejo de Estado instó al Ejército a fortalecer y ser más estricto en los controles y exámenes para el ingreso y admisión de los soldados regulares.

El alto tribunal consideró que la Institución debe ser más riguroso en la práctica de exámenes físicos y psicológicos a los aspirantes a soldados profesionales.

Y es que para el tribunal advierte el Ejército está fallando en la escogencia de sus hombres, pues no se entiende que hombres en dudosas condiciones psíquicas sean acogidos en las filas del Ejército y menos para manejar armas y tener contacto con la comunidad.

La decisión se tomó luego de revisar el caso de dos soldados adscritos a la Brigada Móvil Número II que salieron de su puesto de control y guardia para ir a consumir bebidas alcohólicas.

Bajo los efectos del alcohol los uniformados y engrasaron a una humilde vivienda y encañonaron con su arma de dotación al padre de familia y procedieron a ultrajar sexualmente a una menor y a la madre de la niña.

Por estos hechos el Consejo de Estado condeno a la Nación a pagar a las victimas 565 millones de pesos, al considerar que los hechos ocurridos no fueron aislados, pues se trataba de soldados en servicio activo.

Imagen de archivo, situación fingida.En segunda instancia la Procuraduría General de la Nación confirmó la destitución e inhabilidad de nueve miembros del Ejército Nacional vinculados al Batallón de Infantería “Patriotas”, en honda Tolima. Según el ente de control los uniformados torturaron a 21 soldados que prestaban servicio militar obligatorio en el Centro de Instrucción y Entrenamiento de la Sexta Brigada, ubicado en Honda (Tolima).

Los hechos fueron denunciados por la revista Semana en noviembre de 2009. La investigación reveló que en dicho destacamentos uniformados de alto rango torturaron a varios soldados recién llegado a la brigada. Los hechos ocurrieron el 25 de enero de 2006 y el informe de dicho medio de comunicación advierte que los uniformados “fueron golpeados con puños, patadas, palos y machetes.

Además, fueron sometidos a pruebas de asfixia y ahogamientos. Por si fuera poco, todos recibieron quemaduras en diferentes partes del cuerpo, en algunos casos con lesiones de por vida, tal como lo confirmó en su dictamen el Instituto de Medicina Legal. Y para mayor humillación, algunos de ellos fueron obligados a comer excrementos de animales. En ese día de violencia se llegó al extremo indignante de violaciones y vejámenes sexuales con los soldados”.

Por este motivo, el Ministerio Público confirmó la sanción de destitución e inhabilidad por 20 años para los cabos José Rafael Tarazona Villamizar, Sergio Andrés Muriel Quiroga y Jairo Alonso Lora Fuentes, comandantes de los pelotones. También fueron destituidos e inhabilitados por diez años el subteniente Javier Arturo Pachón Reina; los cabos Hugo Alberto Mestra Agudelo, Edwin Alberto Ávila Mesa, Jhon Lennyn Ramírez Cruz; y del soldado profesional Álvaro Yeisson Acosta Sánchez. A su vez cabo, el cabo Juan Pablo Rodríguez Bermúdez, recibió la destitución e inhabilidad por 15 años.

La Prrocuraduría señaló que “las pruebas demostraron que en el desarrollo de la práctica se debía superar la simulación de un retén y posterior secuestro por parte de un grupo guerrillero, a los soldados se les cubrió los ojos y se les amarró las manos en la espalda.