Al menos siete guerrilleros, integrantes del frente de Guerra Occidental del ELN, fueron abatidos en desarrollo de una operación del Ejército en zona rural del departamento de Chocó, confirmaron fuentes oficiales.

Tropas de la Fuerza Conjunta de Acción Decisiva (Fucad) con apoyo de la Fuerza Aérea, ubicaron y bombardearon un campamento en zona rural del municipio de Lloró,que estaba al mando de los cabecilla de esa estructura conocidos como alias ‘Marta la Abuela’ y ‘Richard’, responsables de los paros armados en la vía que comunica a Quibdó con la ciudad de Medellín.

Como resultado de la acción militar se reportaron siete bajas, una captura y la incautación de 6 fusiles, una pistola, un revolver, equipos de comunicación y de intendencia.

Pese a que terminó acostumbrándose a lucir el camuflado, portar un fusil y cargar sobre su cuello cadenas de balas, tanto que tiene fotos así, sonriente, el soldado Wílmar Gallo Alcaraz ha padecido una especie de tortura. A sus 19 años ha sufrido como un condenado porque tiene el convencimiento de que una persona con creencias cristianas como él —es miembro de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia (IPUC)— no debe portar armas ni utilizar la guerra como método para alcanzar la paz.

El alivió le llegó el pasado miércoles con el fallo de la Corte Constitucional. “Aunque no exista regulación legal se podrá invocar la objeción de conciencia como una causal para no prestar el servicio militar obligatorio, siempre que las convicciones o creencias que den lugar a negarse a la prestación del servicio militar sean profundas, fijas y sinceras”, sostuvo el alto tribunal. A principios de 2011, cuando fue requerido por el Ejército en Santafé de Antioquia (Antioquia), de donde es oriundo, Wílmar Gallo supo que debía reclamar sus derechos.

Para la primera cita llevó un documento en el que certificaba que comenzaba a cursar el grado décimo justo ese día, en la Institución Arturo Velásquez Ortiz de Santafé de Antioquia, y otro que indicaba que pertenecía a la IPUC. Sin embargo —cuenta Wílmar—, le dijeron que el servicio militar era obligatorio y que su creencia no lo excluía. “Y que si no me presentaba quedaba como remiso”. Así que ingresó al Batallón de Infantería Nº 32, Coronel Pedro Justo Berrío, de la Cuarta Brigada del Ejército, el 12 de febrero de 2011, pero encargó a su hermano Wílfer que instaurara una acción de tutela.

Cerca de 50 uniformadas participaron éste jueves en la primera consulta para la Fuerza Pública, de la Política Nacional de Equidad de Género para las Mujeres, con el fin de recoger propuestas que aporten a la construcción de esta nueva iniciativa del gobierno nacional.

“Lo que se pretende es la construcción de una política pública para la mujer que tenga una mirada de participación de todas los sectores y regiones y por esa razón fuimos invitados como Fuerza Pública para que desde el enfoque de la mujer uniformada podamos aportar a esa construcción", señaló la Coronel Nohora Rodríguez, delegada del Ministro de Defensa para temas de género y derechos sexuales.

El evento organizado por la Alta Consejería para la Equidad de la Mujer, el Ministerio de Defensa y la Organización de Naciones Unidas, contó con la participación de mujeres oficiales, suboficiales y patrulleras de las diferentes fuerzas, quienes a través de la discusión de diferentes temáticas, presentaron sus recomendaciones para la Política Nacional de Equidad de Género para las Mujeres.

En el marco de la Cumbre de Ministros de Defensa, Interior, Justicia y Ministros de Relaciones Exteriores de la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur, la Segunda Brigada apoya el plan de seguridad y control, desplegado por la Armada Nacional, para la realización de este importante evento en Cartagena de Indias.

Para esta tarea, se ha implementado todo un dispositivo con tropas de inteligencia, antiexplosivos y contraterrorismo urbano, quienes trabajan en coordinación con la Fuerza Naval del Caribe y agentes de Policía Judicial de la Dijín y la Dipol.

Los hombres de la Brigada prestan apoyo a la seguridad de los puntos donde se concentran las distintas delegaciones de los 12 países que hacen parte de la Unión de Naciones Suramericanas. 

El Director del CENAE y Comandante de la guarnición, el Brigadier General Fernando Pineda Solarte, en compañía del jefe de Educación y Doctrina el Brigadier General Ricardo Melo Quijano, dieron la bienvenida al Presidente de la Junta Interamericana de Defensa, el Teniente General Guy Thibault y su comitiva para mostrar la preparación y el entrenamiento militar de los integrantes de la Institución.

A su llegada al Aeropuerto ‘Gustavo Rojas Pinilla’, la Brigada N°25 de Aviación de Ejército, realizó la demostración de los diferentes helicópteros que se emplean durante las ofensivas militares.

Posteriormente, con la presentación del video institucional del Fuerte Militar y el de ‘Fe en la causa’ inició la presentación de las unidades acantonadas en la guarnición militar.