Imprimir
Categoría: Armada Nacional
El nuevo comandante se comprometió a continuar el desarrollo de operaciones ofensivas que permitan garantizar la seguridad y bienestar de la región.
El nuevo comandante se comprometió a continuar el desarrollo de operaciones ofensivas que permitan garantizar la seguridad y bienestar de la región.

www.fuerzasmilitares.com (27ENE2021).- El nuevo comandante se comprometió a continuar el desarrollo de operaciones ofensivas que permitan garantizar la seguridad y bienestar de la región.

En ceremonia militar presidida por el Contralmirante Juan Ricardo Rozo Obregón, comandante de la Fuerza Naval del Caribe, se realizó el relevo del Comando de la Brigada de Infantería de Marina No.1, ubicada en el municipio de Corozal, Sucre.

Autoridades civiles, militares y eclesiásticas asistieron a la solemne ceremonia, en la que el Coronel de Infantería de Fernando Álvarez Martínez, hizo entrega del comando al Coronel de Infantería de Marina Evert Andrés Mejía Giraldo.

El Coronel de Infantería de Marina Fernando Álvarez Martínez, quien durante 18 meses estuvo al mando de esta unidad operativa menor desplegada en los más de 14 mil kilómetros cuadrados de jurisdicción terrestre y más de mil novecientos kilómetros de responsabilidad fluvial, expresó su satisfacción y orgullo por los importantes resultados operacionales alcanzados y el permanente apoyo al desarrollo de las comunidades, que sin duda alguna redundaron en el bienestar de sus habitantes.

Durante su liderazgo, la Brigada de Infantería de Marina No.1 a través de sus diez unidades tácticas, desarrolló importantes operaciones en la lucha contra el narcotráfico, alcanzando la incautación de más de cuatro toneladas de clorhidrato de cocaína y más de una tonelada de marihuana. Así mismo, se logró afectar de manera significativa a los diferentes Grupos Armados Organizados con la captura de 325 miembros entre ellos nueve cabecillas y la captura de 336 personas relacionadas con delitos de narcotráfico.

De igual manera, se logró incautar 212 armas de fuego, más de 25 mil municiones de diferentes calibres, 317 equipos de comunicación, más de 100 kilogramos de explosivos, más de dos mil galones de gasolina, 187 millones de pesos de contrabando, más de 460 mil kilogramos de insumos sólidos y cerca de 139 mil galones de insumos líquidos para el procesamiento de sustancias ilícitas. Así mismo, se destruyeron 402 infraestructuras ilegales y se recuperaron más de cuatro mil semovientes. A través de la Compañía de Desminado Humanitario, fueron entregados más de 13 mil metros cuadrados de áreas libres de mina antipersonal, garantizando de esta manera el retorno seguro de los pobladores a sus lugares de orígenes.

En la ofensiva en contra de la minería ilegal, se incautaron más de nueve toneladas de minerales, se capturaron más de 133 personas por este delito y se destruyeron un total de 277 dragas artesanales que extraían minerales del río Cauca, dejando graves afectaciones medioambientales.

Entre tanto, en el esfuerzo no armado y en el marco de la operación San Roque liderada por el Gobierno Nacional, se logró beneficiar a cerca de dos millones personas durante el desarrollo de 972 campañas de Acción Integral en las que se entregaron cerca de 500 mil ayudas humanitarias y cerca de 500 mil litros de agua.

El nuevo comandante se comprometió a seguir velando por la seguridad, así como por el bienestar, progreso y desarrollo de toda la región, donde se ejecutan operaciones terrestres, fluviales, conjuntas, coordinadas e interagenciales, que permiten garantizar la tranquilidad de los pobladores, así como contrarrestar los diferentes tipos factores de inestabilidad en el marco de la Acción Unificada del Estado.

 

(armada.mil.co)