El Ministro acompañó a las tropas en un patrullaje por el río OrinocoEl ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón y el Comandante de la Armada Nacional, Almirante Roberto García, anunciaron en Puerto Carreño, Vichada, la activación de la Quinta Brigada de Infantería de Marina que operará en el oriente del país.

“Es una decisión fundamental aquí en Puerto Carreño y lo que implica es que aumenta la coordinación entre las unidades militares y de policía en ésta área y tiene como micisión fundamental, bloquear el narcotráfico que sigue siendo una maldición para el país y hacer esfuerzos muy importantes para empezar a bloquear la minería ilegal”, señaló Pinzón.

La nueva unidad estará compuesta por los batallones de Infantería de Marina, 40, 50 y 51, quienes reforzarán la ofensiva de la Fuerza de Tarea Conjunta “Ares”,  contra las diferentes modalidades de delitos además de la protección del medio ambiente afectado por el narcotráfico y la minería ilegal.

El titular de la defensa anunció una inversión cercana a los 4.000 millones de pesos para la infraestructura de la nueva Brigada mientras el Comando de la Armada designará  al finalizar el año, a un oficial de insignia para comandar las operaciones de esa Fuerza en ésta región del país.

Prensa Mindefensa

El Ministerio quiere fortalecer el Cuerpo de GuardacostasOnce nuevos sistemas de radares para blindar las costas colombianas, anunció hoy el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, durante la inauguración de la nueva estación de Guardacostas de Coveñas.

“El país quedará blindado en los próximos años, las costas colombianas quedarán blindadas con la adquisición de once sistemas de radar que vigilarán las costas y las embarcaciones en altamar”, informó Pinzón.

El Ministro explicó que con estas nuevas capacidades de vigilancia y control, se podrá combatir mejor no sólo el narcotráfico, sino también el contrabando y el tráfico de armas, entre otros delitos.

“Esto permitirá que en los próximos dos años las costas colombianas queden bajo un sistema de radar que permita ubicar en altamar y sobre las costas, cualquier comportamiento irregular”, señaló el alto funcionario.

Y agregó: “esto también sirve para mejorar la navegación civil, porque al tener buenos sistemas de radares, funciona igual que con el control aéreo, permite identificar las rutas de navegación y qué buques están navegando”.

Semisumergible capturado por la Armada Nacional En el caño Marimonda, al noreste del Golfo de Urabá, en un taller artesanal, la Armada Nacional incautó un semisumergible, con capacidad para transportar seis toneladas de alcaloide. En la operación conjunta con el Ejército Nacional y la Fuerza Aérea Colombiana, se desmantelaron también cuatro estructuras campamentarías al servicio del narcotráfico.

Hasta la zona llegaron las tropas del Batallón Fluvial de Infantería de Marina No. 20, apoyadas en tierra por la Brigada 17 del Ejército y personal del CTI y desde el aire por aeronaves de la Fuerza Aérea Colombiana.

En el complejo se encontraron cuatro estructuras divididas en un área de construcción donde fue hallado el semisumergible de 20 metros de largo, otra zona de alojamiento para 25 personas aproximadamente, un área de bodega donde se encontraron canecas con resina, rollos de fibra, costales de plomo y herramientas; además de otro sector de almacenamiento de víveres y cocina.

La estructura ilegal contaba con puestos elevados de observación por lo que al momento del arribo de las tropas, los sujetos atacaron al personal, incineraron el artefacto y los insumos y emprendieron la huida.

El semisumergible que estaba listo para ser cargado con seis toneladas de alcaloide, pertenecía a la banda criminal “Los Urabeños” y a las Farc, en una alianza criminal para enviar drogas al mercado negro internacional.

radiosantafe.com

La Aviación Naval Colombiana, con más de 25 años de historia y más de 100 pilotos, cuenta por primera vez entre sus filas con una mujer con esta especialidad. Se trata de la Teniente de Corbeta Lenys Lozano Castrillón, que a sus 25 años forma parte del curso No. 21 de pilotos navales. Ella junto a sus compañeros varones, recibió instrucción de vuelo básico como piloto de ala fija.

Desde el año 2003, 12 han sido las mujeres que han aspirado a ser piloto naval. Hoy, la Teniente de Corbeta Lozano Castrillón hace realidad este sueño, después de aprobar exigentes pruebas físicas, psicológicas y de conocimiento.

La Teniente de Corbeta Lenys Lozano Castrillón nacida en Tumaco, se graduó el 3 de diciembre del año 2008, de la Escuela Naval “Almirante Padilla”, como Oficial de Superficie en la especialidad de Oceanografía.

Durante su carrera se ha desempeñado como Oficial Jefe de la División de Guerra Antisubmarina de la Fragata ARC “Almirante Padilla”. Asimismo como Jefe de Control de Actividades Ilícitas y Jefe de Caninos Antinarcóticos, en la Estación de Guardacostas de Cartagena.

Lozano, quien recibió la instrucción de vuelo básico en un avión monomotor T-41 en la Escuela Militar de Aviación “Marco Fidel Suarez”, adelantará su fase de entrenamiento especializado en operaciones aeronavales, en la Escuela de Aviación Naval en Soledad, Atlántico, requisito para iniciar su desempeño como copiloto y una vez cumplidas 500 horas de vuelo, podrá continuar su proyección como comandante de aeronave.

Un semisumergible y una lancha rápida tipo “go fast” al servicio del narcotráfico, fueron incautados por unidades de la Armada Nacional en un zona selvática, a 64 km al sur de Buenaventura, en cercanías a la desembocadura del río Cajambre.

Según las autoridades, enterrado en la espesa vegetación fue hallado un semisumergible de aproximadamente 7.5 metros de largo y 1.5 metros de ancho, con capacidad para transportar más de cinco toneladas de cocaína.

Así mismo, a dos kilómetros del lugar donde fue hallado este artefacto ilegal, las unidades ubicaron una lancha rápida, con capacidad para transportar hasta 10 toneladas de alcaloides.

“El Pacífico colombiano ha sido identificado como la región más utilizada por las organizaciones narcotraficantes, para la creación de talleres artesanales donde se fabrican estos artefactos ilegales, por sus áreas pantanosas con constantes lluvias, mareas bajas que permiten la producción y acopio de la droga y mareas altas, que facilitan la salida de las embarcaciones”, señalaron fuentes de la fuerza naval colombiana.