Poco antes del medio día en la base naval de Bocagrande, se dio inicio a la ceremonia deinauguración del buque 'ARC 20 de Julio', el más grande y complejo que se haya construido en la historia de Colombia.

Esta patrullera que cuenta con los más altos estándares de seguridad, flexibilidad operacional y conceptos de maquinaria no asistida, le ha permitido a Colombia entrar en el reducido grupo de países con capacidad de construir sus propios buques para el mar.

“De este selecto grupo solo hacen parte países desarrollados, lo que evidencia el progreso del país en la industria naval”, informó el presidente de Cotecmar, contralmirante Roberto Sachica.

Además, este es el primer buque oceánico construido con mano de obra y tecnología colombiana que tendrá entre sus misiones luchar contra el narcotráfico, tareas de soberanía, búsqueda y rescate, atención de desastres, entre otras.

La ceremonia es presidida por el presidente de la República Juan Manuel Santos, contó con la presencia de el Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón Bueno; el alcalde Mayor de Cartagena, Campo Elías Terán; el comandante de la Armada Nacional, Almirante Roberto García Márquez , autoridades militares, civiles y eclesiásticas.

eluniversal.com.co

La fabricación de buques en Colombia parecía ser una utopía, pero con el ARC 20 de Julio, el más grande fabricado en el país, quedó demostrado que hay mano de obra calificada y tecnología de punta para construir embarcaciones con misiones complejas, como combatir el narcotráfico.

La Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Naval (Cotecmar) fue la encargada de diseñar y hacer de este buque una realidad. Su construcción inició en Cartagena en el 2009, finalizó en diciembre de 2011 y llegará a aguas del Pacífico colombiano a finales de este mes.

"Colombia entra en un selecto grupo de países que tienen la tecnología y el conocimiento para construir este tipo de unidades. Colombia tiene la capacidad tecnológica para ir creciendo en este tipo de buques", manifestó el presidente de Cotecmar, contralmirante Roberto Sáchica.

Este buque tuvo un costo de 133 mil millones de pesos, generó 969 empleos directos y más de 1.500 indirectos. La embarcación pesa 1.800 toneladas y mide 80,6 metros. Tiene tres pisos hacia abajo y cuatro hacia arriba. Además, cuenta con una capacidad para 64 personas como personal permanente a bordo y 36 cupos para diferentes situaciones.

"Tener un equipo completo de esas características nos va a facilitar mucho el trabajo que vamos a desarrollar en el mar", agregó el contralmirante Sáchica.

El ARC 20 de Julio tiene 80,60 metros de eslora (largo) y es el primero de ese tamaño fabricado en Colombia. Aunque el diseño es europeo, la ingeniería de detalle -más de 65% de toda la empleada en el barco-, es netamente colombiana, más concretamente de los ingenieros de Cotecmar, el astillero de la Armada Nacional en Cartagena donde fue fabricada la nave.

Los barcos como ese ni la capacidad para construirlos se desarrollan de un día para otro. Un oficial muy conocedor del proyecto, quien pidió no ser nombrado, afirma que la construcción del ARC 20 de Julio resultó luego de 30 años de preparación de la Armada bajo distintos comandantes, incluyendo las carreras instauradas en la Escuela Naval Almirante Padilla y las especializaciones de grupos de oficiales en el exterior, y que finalmente “se alinearon los astros” en el gobierno de Álvaro Uribe para culminar el proceso que desembocó en la fabricación del ARC 20 de Julio, pasando por las patrulleras de 40 pies de eslora y las “nodrizas” fluviales, de las que hay tres generaciones hasta ahora controlando los ríos del país.

En un período de 20 años la Armada Nacional espera contar con seis de estas Patrulleras de Zona Económica Exclusiva.

El buque más grande y complejo que se haya construido en la historia de Colombia, el “ARC 20 de Julio”, se incorpora a la Armada Nacional, como un ejemplo del desarrollo tecnológico y de la industrial naval del país.

La Patrullera de zona Económica Exclusiva que fue construida en los astilleros de la Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Naval -Cotecmar-, en Cartagena, con los más altos estándares de seguridad, flexibilidad operacional y conceptos de maquinaria no asistida. Este avance le ha permitido a Colombia entrar en el reducido grupo de países con capacidad de construir sus propios buques para el mar, lo que evidencia el progreso del país en la industria naval.

En su primera misión el buque oceánico ARC “20 de Julio”, será asignado a la Fuerza de Tarea contra el Narcotráfico en Tumaco, donde realizará operaciones de interdicción marítima con el fin de neutralizar las redes de apoyo al terrorismo, relacionadas con el tráfico de estupefacientes en el Pacífico colombiano.

Luego de que la Armada Nacional inaugurara hace algunos meses la Oficina de Reclutamiento y Control Reserva Naval de San Andrés, Providencia y Santa Catalina; dos jóvenes isleños ingresarán, el próximo 16 de enero, a la Escuela Naval de Cadetes “Almirante Padilla”, en Cartagena.

Con el fin de ofrecer a la juventud de San Andrés y Providencia la oportunidad de vincularse a nuestra institución como Oficial, (Naval, Mercante o de Infantería de Marina), Suboficial,  Infante de Marina Regular o  Infante de Marina Profesional, la Armada Nacional inauguró en San Andrés la Oficina de Reclutamiento y Control Reserva Naval.

La Armada Nacional, desde el mismo momento de la inauguración de esta oficina hace nueve meses, inicio un trabajo ininterrumpido y mancomunado con la juventud en el departamento Archipiélago, con el cual hoy finalmente se logró que: dos jóvenes de la isla, luego de superar exitosamente el proceso de incorporación y selección, ingresen a la Escuela Naval de Cadetes “Almirante Padilla”, para que inicien un proceso de formación que les permita convertirse en oficiales.

La joven Tara Botero Ríos de 19 años de edad, egresada del colegio Sagrada Familia, ingresara al programa de formación como Cadete Naval Femenina; por su parte, el joven Juan Pablo Montealegre Ruiz de 17 años de edad, egresado del colegio Bolivariano, ingresara como cadete mercante.